leyenda
50
Escrito por: Guede
Sello: Napalm Records
Producción: Karl Daniel Liden

Apenas dos años después del lanzamiento del excelente Trails & Passes, tenemos de vuelta a Greenleaf, una de las joyas de la corona de la escena rockera sueca actual.. Y lo hace por todo lo alto, con un disco fantástico, superior si cabe a su antecesor. Recordar que Greenleaf hasta hace bien poco tan sólo era un proyecto paralelo de varios componentes de la banda Dozer. Para la publicación del citado Trails & Passes se apostó por la consolidación de la banda, con la acertadísima incorporación del cantante Arvid Jonsson. Hasta entonces las tareas vocales fueron llevadas a cabo por ilustres nombres como Peder Bergstand (Lowrider) y también por Oskar Celderman (Truckfighters).

Asimismo mencionar el cambio reciente de compañía discográfica, pasando de la cómoda y familiar Small Stone Records a otra mucho más grande como es el caso de Napalm Records. Con todos estos alicientes, las expectativas ante este nuevo trabajo, no podían ser más que altas. ¿Y qué nos presentan con esta nueva entrega? En primer lugar, la banda ha tratado de buscar un sonido más directo, más crudo y más primitivo que el disco anterior, como si de una grabación en vivo se tratase. Esto, unido a unas composiciones mucho más dinámicas y versátiles ha dado un resultado excelente.2

A pesar de que a Greenleaf se les mete en el saco de bandas stoner o de rock pesado, su abanico estilístico va mucho más allá, desenvolviéndose muy hábilmente en el terreno del retro-rock o el hard rock más convencional. Todo ello lo encontramos en este soberbio trabajo. Auténticos trallazos con riffs gordos como en las iniciales A million fireflies y Funeral Pyre; temas más desenfadados cercanos a bandas como los Queens of the stone age como es el caso de de Golden Thrones; influencias del rock 70’s en Carry Out the ribbons o coqueteos con la psicodélica en Howl y su inquietante riff de guitarra omnipresente durante todo el tema.

Un disco sobresaliente en todos los aspectos. Hasta una cosa que podría parecer secundaria como es el orden del tracklist lo vuelven a acertar de pleno, incorporando a mitad del disco el tema más largo, Levitate, divido en dos partes diferenciadas, para dar un poco de respiro después de un inicio de disco tan arrollador. La banda está en un estado de gracia absoluto, tocando a plenitud de sus facultades, que es lo que se debe auto-exigir una banda de estas características: tocar fuerte, duro y rápido. Nadie destaca por encima de los demás, creando un ensamblaje casi perfecto entre todos los instrumentos. Hay tanta riqueza de detalles en cada canción que a cada escucha se descubren cosas nuevas. Incluso es encomiable la labor del cantante Arvid Jonsson, que en cierto modo se “sacrifica” para que su voz quede insertada junto a los demás instrumentos. Aunque eso sí, también tiene sus momentos estelares para desarrollar todo su potencial.

Se presenta un futuro muy prometedor para la banda. Ellos han puesto todo de su parte entregando un auténtico discazo, que a buen seguro no pasará desapercibido. Ahora tan sólo les falta una pizca de suerte y que su popularidad siga en aumento.



635_Greenleaf_RGB[1]1. A million Fireflies
2. Funeral Pyre
3. Howl
4. Golden Throne
5. Carry Out the Ribbons
6. Levitate and Bow (Pt. 1 & 2)
7. You’re Gonna Be My Ruin
8.Tyrants Tongue
9. Pilgrims