leyenda

50

Escrito por Serart.
Sello: Sargent House.

Lo de David Eugene Edwars es para analizarlo detenidamente. Un hombre que ha sido capaz de dejar un legado tan impresionante con su primera banda, 16 Horsepower, de usar su música para crear obras de teatro (o danza) o de ir metalizando su sonido hasta el punto de que revistas como Kerrang! hayan elegido algunos de sus discos como lo mejor que ha salido en el panorama Metal no puede ser fruto de la casualidad. Estamos frente a un artista que siempre mira al horizonte y nunca cierra los ojos, siempre intenta dar un paso hacia adelante. Star Treatment sólo viene a confirmar todo lo anterior. Si con The Laughing Stalk o Refractory Obdurate dejaba a todos sus fans por los suelos, es en su flamante nuevo disco donde las guitarras más metálicas y corrosivas terminan de arraigar en su sonido Folk.

Come Brave se nos presenta como un tema que continúa la senda de su anterior disco, sonido folk-metal y versos espirituales, parece que no estemos ante nada nuevo pero DEE tiene el poder de irte ganando con las escuchas, y lo termina consiguiendo. Para sorpresa de todos lo siguiente que nos encontramos es Swaying Reed, y aquí el compositor nos mete un leñazo de los buenos. Hablamos de un tema psicodélico digno de un disco de Swans o del Nick Cave más experimental, sólo que aquí la marca registrada de este reverendo nos transporta al árido desierto, rodeados de calaveras de animales muertos y escorpiones danzando alrededor tuyo mientras el sol abrasa tu piel; una de las canciones más personales y subversivas que nos han dado Wovenhand, una canción que seduce y te posee.

The Hired Hand tiene un groove western demoledor, con un juego al bajo que acompaña a esa voz distorsionada; la guitarra ejerce de muelle entre las líricas y la base rítmica, explotando en un coro que recordará a los mejores momentos de Ten Stones.  Crystal Palace es una canción onírica y espiritual, con un doble juego de voces que moldea la cadencia de las notas que desprende la guitarra de DEE, con una oscuridad de cierta influencia The Joy Division.

El disco no decae en ningún momento, Croock And Flail te envuelve en un ambiente casi oriental, es una manera salvaje de enfocar el folk en la que cada nota destila arena recalentada por el sol, al igual que The Quiver, bajando las revoluciones y acercándose a Mosaic en su minimalismo. All Your Waves es otro evocador regalo Avant-Garde, mientras que Go Ye Light suena poderosa con el frontman estampando su sermón en nuestras mentes, o Five By Five, aliñada con la mayor instrumentación que se recuerda en la banda, con cuerda, teclados y xilófonos. Finalmente tenemos Low Twelve, la más alternativa y tranquila del álbum… un broche de oro al conjunto de canciones más eclécticas y retorcidas de la discografía de Wovenhand.

Star Treatment es otro paso firme en la carrera de Wovenhand, pero en su caso no hablamos de alcanzar una meta o de superar a otros coetáneos suyos, su sonido es demoledor desde hace unos cuantos años y se han reinventado a sí mismos para seducirnos con otro disco que estará, si no como lo mejor, entre lo mejor de este 2016. Son tantos discos ya sobrepasando la excelencia que sólo podemos aplaudir y dejarnos llevar por el hombre del sombrero y la pluma, este gurú siempre nos tendrá hipnotizados.


 

wovenhand-star-treatment

 01 Come Brave
02 Swaying Reed
03 The Hired Hand
04 Crystal Palace
05 Crook And Flail
06 The Quiver
07 All Your Waves
08 Golden Blossom
09 Go Ye Light
10 Five By Five
11 Low Twelve

david-12-hi-res