En DiabloRock teníamos muchas ganas de entrevistar a los jiennenses Santo Rostro, una de las mejores bandas de Doom y Sludge surgidas en la piel de toro. Aprovechando la inminente publicación de su tercer disco, así como su actuación en el Unnamed Fest, tuvimos la ocasión de charlar un rato con Miguel Ortega, excepcional guitarrista de la banda, que cerveza en mano nos atendió en la terraza de la céntrica Sala Hangar cordobesa.


En primer lugar, muchas gracias por atendernos. Según tenemos entendido, ya tenéis grabado el tercer disco, ¿Cuándo podremos escucharlo?

Bueno, pues más o menos para Enero o Febrero como muy tarde.

¿Qué le falta? ¿La masterización?

Sí, conforme estamos hablando se está masterizando en Estados Unidos, lo hemos mandado a un estudio… “Audiosiet” creo que se llama, y nos tiene que venir masterizado en 5 o 6 días. Y una vez que esté, nos faltará retocar un poco el tema del artwork y toda la movida, y una vez que esté eso listo lo mandamos a fábrica. A principios de Febrero seguramente esté ya a la venta.

¿Para el artwork contaréis con vuestro aliado habitual?

No, para esta vuelta hemos contado con Antonio Ramírez. Se ha dado la circunstancia de que andábamos muy pillados de fechas, porque tenemos que tenerlo para Enero, y el arte tenemos que tenerlo justo ya, y por culpa nuestra, no nos ha dado tiempo a avisar a Lolo (ProcesoNegro), y como Antonio Ramirez si tenía algo listo y preparado, dijimos: ¡pues esto!

¿El sello cuál es?

Lo hemos hecho como otras veces, varios sellos que se han puesto de acuerdo, han dicho de sacarlo para adelante.. Como todavía no está hecho del todo, cuando esté lo diremos…Pero lo de siempre. Dani Macarra como siempre… Yo tengo una cosa con él ya personal…

Sí, porque Cabeza de Caballo (otra agrupación en la que está Miguel) también es de Discos Macarras…

img_8116

Sí, exacto. El fue el que desde el principio apostó por Santo Rostro, cuando nadie lo hizo. Nosotros mandamos el disco a muchos sitios y a nadie le pareció que mereciera la pena, pero Dani sí apostó por nosotros, y desde entonces… es ya como algo personal, es un amigo. Así que eso sí lo puedo garantizar, Discos Macarras está ahí metido. Hay más amigos que también queremos y nos están ayudando muchísimo, y ahí estarán.

Lo habéis grabado el los estudios La Mina, En Sevilla ¿no? ¿Qué novedades podeis contarnos tanto en la grabación como en la composición?

Sí, allí. Bueno, novedades… es el primer disco que hacemos sin el antiguo bajista, y entonces pues lo hemos grabado los tres en directo. Antonio, que antes era el cantante, lo sigue siendo (risas) pero además ahora es el bajista. Y novedades, aparte de esa…pues que ha sido muy natural, porque enseguida fuimos sacando todo. Este disco es de que te juntas en lo local de ensayo y vas sacando riffs uno con lo otro, “pues yo creo que esto tal”…como muy democrático, por así decirlo. Y yo creo que se ve reflejado en el disco. Creo que hay diferencia con los anteriores

Y en cuanto a sonido.. al estilo…

Pues… desde el primero han pasado ya 3 o 4 años, y yo ahora no estoy escuchando ninguna de la música que escuchaba entonces. Y además la producción que tiene es relativamente diferente a las anteriores. Un poco más sucia, más grave. Yo creo que va a estar bien…

¿Vais a seguir como trío o tenéis pensado incorporar a alguien?

Por ahora, como trío. Es muy cómodo, es muy sencillo, de verdad que es muy fácil… los grupos del whatsapp son muy sencillos. ¡Solo hay otros dos tíos!¿Cuando ensayamos? ¿Mañana? Sí. Sí. ¡Pues ya está! (risas). Así que por ahora así seguiremos.

Escuchamos que el segundo disco fue complicado de grabar, ¿qué fue exactamente lo que pasó?

Lo que pasó… quizás es que el primer disco nos había sorprendido un poco porque no teníamos ninguna expectativa, y nos pareció que salió muy bien para lo que esperábamos. Y para el segundo es como que tienes un listón que superar, y estás continuamente pendiente de si está todo bien. ¿Estará esto bien? ¿Mola? ¿Es suficientemente fuerte?… acabas entrando un poco en una psicosis de movidas. Luego aparte se compuso un poco raro, no como el de ahora, si no yo algo por mi cuenta… el proceso fue un poco más extraño, y no estábamos todos en la misma página, por así decirlo. Y entonces, pese a que el disco salió bien, y estamos contentos con él, pero todo nos costaba mucho, en parte porque ahora viéndolo con el tiempo nos exigimos más de la cuenta a nosotros mismos.

¿Estáis más contentos con el primero?

img_8102

Desde fuera, yo creo que no. Creo que son similares. A uno le va a gustar más el primero, a otro más el segundo, y a otros les gustará más el tercero. Viéndolo con el tiempo, lo ves con distancia, y cuando lo escuchas dices: ah, pues está muy bien. Lo que sí es verdad es que el segundo nos costó más tiempo. El primero en 5 días estaba finiquitado del todo, y el segundo estuvimos una semana entera, dos días más, y el proceso fue con muchas dudas a la hora de grabar, y eso desgasta muchísimo, y tal vez pasó factura.

¿Cómo ha ido la gira del segundo disco? Y los festivales como Cosmic Fest o Kriston Fest…

Muy bien, los bolos que nos han salido han ido muy bien, nos han tratado muy bien en todos sitios. En el KristonFest lo pasamos muy bien, hemos compartido carretera con gente muy interesante. Y como experiencia muy satisfechos. Sobretodo porque los tres que estamos ahora estamos como en la misma página, tenemos claro a qué ritmo queremos ir, qué cosas son importantes, qué cosas no se pueden dejar… estamos muy bien juntos, y eso es fundamentalmente lo que hace que vayan bien las cosas.

¿Puedes contarnos alguna anécdota que os haya pasado en gira?

Buff, La Virgen…(risas). Claro, el día que el cantante se folló al batería! (risas). ¡Tengo videos para que lo compruebes! Es que no se por donde empezar… Hay muchísimas cosas. En esta parte mejor que os hablen luego el Kuki y Antonio… porque hay algunas cosas muy buenas.

¿A quién se le ocurrió titular el segundo disco como una canción del primer disco?

Bueno, se me ocurrió a mí, da un poco igual a quien… Pero la movida es que dijimos: “Bueno, 2… Pongámosle algo más. ¿Qué ha sido para nosotros este disco?”. Y como para nosotros fue una sangría, y ya teníamos una canción que se llamaba así… nos pareció un poco descriptivo.

¿Cuáles crees que son vuestras principales influencias?

Pues… lo que se puede ver. Black Sabbath, High On Fire…en fin, qué más, ¡Electric Wizard! Sobretodo en el segundo… Sleep. Eso es un poco lo que ya se ve. Aparte, siempre me gusta decir que a mi me gusta mucho el Jazz. Me gusta mucho por ejemplo John Scofield y cosas bastante jodidas…(risas) Coltrane, Eric Dolphy… cosas que no tienen absolutamente nada que ver, en principio, pero que de alguna forma acaban entrando ahí. Medeski Martin & Wood creo que es una influencia que incide mucho en mí, aunque igual no lo parece…Ciertas cosas que directamente robas de esa peña, que las sacas de su contexto y las metes en el nuestro. De todas formas esa es la influencia mía, luego Antonio y Kuki tienen muchas influencias del grunge noventero… A Antonio le flipa Fugazi…Yo creo que de alguna forma acaba reflejándose en el tono de voz que él tiene, en las melodías que se le ocurren. Cada uno te diría una cosa.

¿Y que estuviste oyendo para este tercer disco?

Pues Medeski Martin & Wood, que son un trío que hacen jazz que es brutal… tremendísimo. Y John Scofield, que se va mucho con ellos. Ahí hay una gran influencia. Para el primero escuchaba mucho por ejemplo Robben Ford, que no tiene absolutamente nada que ver con esto…

¿En el primer disco hay influencias grunge, no?

Por decir algo, Mastodon quizás, y influencia grunge, quizás en la voz de Antonio, que desde fuera igual se nota más. Claro yo hablo de la guitarra y no lo veo, pero desde fuera igual llama más la atención. Para el nuevo por ejemplo, rollo grunge en la voz creo que poco, porque le hemos dicho mucho que grite, y Antonio como cumple bien con todo lo que se le pone por delante…

A nivel personal tuyo, que diferencia ves entre Santo Rostro y Cabeza De Caballo? ¿Sientes Santo Rostro más tuyo?

IMG_7227

En cada grupo, como digo yo, hay un dictador, y yo desde luego no soy el dictador en Cabeza de Caballo, que es el otro guitarra, el Chori…¡¡Chori Cabrón!!(risas). Y diferencias… no se, la idiosincrasia del grupo no tiene nada que ver. Cosas que a mí se me ocurrirían llevar a Santo Rostro no se me ocurrirían llevar a Cabeza De Caballo, porque hay otro tipo de nazismo allí metido. Es curioso, porque en Santo Rostro yo soy el más heavy, y luego soy el menos heavy de Cabeza De Caballo. Entonces, eso te da una idea de por donde van los tiros. No obstante, yo me llevo muy bien personalmente con los dos grupos. Y creo que hay cierto nexo de unión, en el tipo de sonido. Lo que es la producción, es la misma, además en La Mina. Eso es lo más parecido.

¿Cuál crees que ha sido vuestro mejor concierto?

Buena pregunta…(risas) Para nosotros el mejor concierto es del que más satisfechos nos quedemos, independientemente de si hemos tocado en el KristonFest con Trouble o Crowbar, que para mí por lo menos es la polla. El haber podido charlar con esa peña, decirles: “¿Me dejas la pantalla?”…Y ello claro, sin problema!! Cuanto más caché tiene la gente más humilde ves que es, y que menos estrellitas del rock son, de lo cual se aprende, que no hay que creerse una mierda. A lo mejor ese concierto, pero ese mismo fin de semana tocamos en el Barracuda con Cabeza de Caballo también, y nos vieron 4 gatos ¡pero el concierto salió de puta madre! Me deja mejor sabor de boca tocar para 4 que tocar para más gente pero que no me quede contento conmigo.

¿Y mejor concierto como espectador?

Mira, uno de los mejores, el de Grajo de ahora mismo. Llevaba mucho tiempo sin decir: “Tio, que guay, como mola…”Luego, disfruto mucho de Orthodox cuando vienen, los de Trouble y Crowbar en el Kristonfest fueron la leche…Vi al chiquillo de Frank Zappa hace tiempo, haciendo las canciones de su padre, llevaba su rollo, incluso muchos de sus músicos, y me marcó mucho. Clutch también, cuando los vi en directo, ¡se me cayeron los huevos!

Venga, y por último, tus cinco discos favoritos…

Joder. Por decir algo. De Clutch, From Beale Street To Oblivion. Ese me parece la hostia. Además la producción que tiene me parece genial. De Medeski Martin & Wood, el último, Combustication, que es tremendo. Uno de Howlin’ Wolf, el The Real Folk Blues es la puta hostia. Impressions de Coltrane también…¿Ves? Te estoy diciendo realmente lo que oigo ahora. Discos de toda la vida te diría de Sabbath… La verdad es que ahora heavy estoy oyendo bastante poco, pero bueno, te diría el de Witchtower, que es una banda de Jaén también, y donde yo toqué, pues el último. O el de Grajo, que me parece la polla. Antes de despedirme muchas gracias por todo. El apoyo que nos dais, ya que para los grupos underground de nuestro estilo, y de nuestra cultura, webs como la vuestra son una gran ayuda.

img_7970


dibujo