Un par de días después del último concierto de la gira “The End” de Black Sabbath en su Birmingham natal, su guitarrista Tony Iommi ha realizado unas declaraciones en la emisora de radio del Reino Unido Planet Rock en las que se refiere así al futuro de la banda:

Voy a añorar estar en el escenario, ello ha sido lo que he hecho toda mi vida, y estar con la banda tocando en el escenario me gusta. Estoy seguro que esto no termina así, estoy seguro de que podríamos hacer algún concierto independiente alguna vez en alguna parte. No hemos hablado de nada en realidad, ya se verá que pasa, pero estoy seguro de que algo podremos hacer en algún lugar adecuado.

La banda decidió hacer esta gira “final” debido a que Iommi, que fue diagnosticado de cáncer a finales de 2011, ya no podía plantearse hacer largos viajes durante prolongados periodos de tiempo. Tony se ha encontrado, por suerte, con una rápida y total remisión de su enfermedad, y ahora que ha terminado el tour parece que se encuentra ante un nuevo comienzo más que ante un final:

Simplemente es el momento de dejar de vagar por el mundo, toca estar en casa y parar un poco… pero seguiré escribiendo cosas. Es bueno tomarse un tiempo de descanso,  y realmente pensar en qué hacer. Me han ofrecido un buen montón de cosas, es muy emocionante. Podría hacer un montón de cosas diferentes, cosas que nunca habría pensado, para ser honesto. Todo lo que necesito es meditarlo y no precipitarme en nada.