En El Exorcista, film de 1973, cuando el padre Damien Karras le dice a la niña poseída que rompa sus cuerdas y se libere del poder maligno, Regan le contesta: “that’s much too vulgar a display of power“. Pantera editaban su sexto disco hace ahora 25 años, y querían para su título esa frase. También querían una portada impactante, para lo que la banda pidió a la discográfica “algo vulgar, como un tío siendo golpeado”, lo cual consiguieron con la icónica fotografía tomada por Brad Guice, quien también tomó la instantánea de la portada de su anterior Cowboys from Hell.

¿Sexto disco? Es un hecho que no se puede discutir. Para muchos, incluidos la propia banda, Vulgar Display of Power supuso el nacimiento de los Pantera universales, un sonido y una actitud que sólo podían intuirse a pinceladas en Cowboys from Hell (1990), especialmente en los últimos temas compuestos para el mismo (Domination, Primal Concrete Sledge), los cuales fueron brújula de esta posterior composición que los consagró.

El cuarteto de Texas sacudió a propios y extraños con su nuevo y desafiante descaro, un sonido más pesado,  y una actitud asesina sin tiempo a concesiones en todo el recorrido del disco, exceptuando la sección melódica de This Love, que en realidad sirve de apoyo para desatar la furia de su final. Un trabajo sobre el que Pantera empezarían a construir la leyenda que sigue creciendo hasta nuestros días. Canciones como “Walk”, “Mouth for War” o “Fucking Hostile” son un referente por encima de todo tipo de etiquetas y subgéneros, que dejan a Vulgar Display of Power en una cima casi inalcanzable, reservada para los discos más influyentes de la historia del metal y el rock duro. Un disco rudo, pesado, agresivo… y al mismo tiempo adictivo, divertido y con el tono gamberro que tan solo unos yankees sureños pueden conseguir. Un disco rotundo, que te permite ser rotundo en calificativos, con unos protagonistas, Rex, Dime, Vinnie y Phil, mil veces imitados, jamás igualados.

Si alguien te golpea en la cara, pon la otra mejilla“. En el caso de Pantera, muchos fueron los que después del puñetazo de 1992 pusieron la otra mejilla en 1994, aunque en lugar de otra bofetada los de Texas vinieron con un taladro, llamado Far Beyond Driven.


Personal:

Phil Anselmo – Voz
Dimebag Darrell (R.I.P.) – Guitarra
Rex Brown – Bajo
Vinnie Paul – Batería

Terry Date – Productor e ingeniero
Aaron “Ajax” Maclarin – Ingeniero
Brian Broin – Representante
Bob Delfrin y Larry Freemantle – Diseño
Brad Guice – Fotografía