Por Rafa Diablorock


Chimaira vio como se publicaba un día como hoy de hace diez años su primer disco de resurrección. La banda de Cleveland volvía a contar desde 2006 con su batería Andols Herrick, que les había abandonado en su anterior trabajo, Chimaira (2005), para el que contaron con Kevin Talley, gran batería pero sin ese toque de personalidad de Andols. Recuerdo que el regreso del rubio fue un acontecimiento para todos los fans, ya que su característica pegada era un de los sellos de identidad de la banda de groove metal. Sin embargo este Resurrection fue un retorno agridulce, ya que si bien contaba con temas a la altura de lo que se esperaba en cuanto a calidad y contundencia, la producción de Jason Suecof aportó un enfoque más ácido que el acostumbrado, por lo que la ausencia de Ben Schigel (productor presente en el resto de trabajos de la banda) se notó y se echó en falta. A ello debemos sumar una predominancia de temas rápidos, que dejaban poco espacio a los característicos tiempos marcados de la banda, quizá tendiendo la mano al metalcore furioso que empezaba a ponerse muy de moda en esa época.

Dicho lo cual, estamos ante un disco de Chimaira, cuya trayectoria discográfica tiene el denominador común de la contundencia, el tonelaje riffero y el dolor de cuello; y esta no fue una excepción. El núcleo duro de la banda -que trajo sus mayores logros-, formado por el líder Mark Hunter, el citado Andols a los parches y Rob Arnold a las seis cuerdas (en mi opinión uno de los mejores guitarristas aparecidos en este milenio) supo traer en este Resurrection nuevos grandes temas al, ya por aquel entonces, nutrido repertorio de la banda. Destacan el empuje de Worthless, la contundencia de No Reason To Live, el ritmo vicioso de The Flame o la afiladísima Kingdom of Heartache. Con todo, el gran valor de este disco es sin embargo Six, una delicatessen metalera y uno de los temas más ambiciosos y exuberantes de la carrera del sexteto. Six, en sus casi 10 minutos, recoge todo el arsenal de recursos del combo americano, resultando un festín metalero que comprende elementos clásicos y modernos de manera magistral.

Pese a que, en mi opinión, la “resurrección” real de los Chimaira más genuinos llegó con su posterior Infection (2009), este Resurrection viene a recordarnos en su diez cumpleaños lo grandes que eran Chimaira y lo mucho que se echa de menos su estilo y personalidad.


1. «Resurrection» 4:37
2. «Pleasure in Pain» 3:04
3. «Worthless» 3:44
4. «Six» 9:44
5. «No Reason to Live» 3:44
6. «Killing the Beast» 3:47
7. «The Flame» 5:23
8. «End It All» 4:22
9. «Black Heart» 4:34
10. «Needle» 3:08
11. «Empire» 5:39
N.º Título Duración
12. «Kingdom of Heartache» 4:11
13. «Paralyzed»


Publicación 6 de Marzo del 2007
Duración 51:35 (Edición Original)
Discográfica Ferret Music/Nuclear Blast
Productor: Jason Suecof