Type O Negative – Dead Again

Editado el 13 de marzo de 2007 por SPV Records / Steamhammer.
Grabado en 2006 y 2007 en los Systems Two Studios, Brooklyn, New York.
Productores: Peter Steele y Josh Silver.
Duración: 77:28

Texto por Rafa Diablorock.


Tengo un recuerdo casi fotográfico de la primera vez que escuché Dead Again, una copia MP3 promo de SPV Records, días después de entrevistar a su batería, Johnny Kelly, para otro medio en el que escribía por aquel entonces. Recuerdo que desde que pulsé play prácticamente ni pestañeé sentado en la mesa del escritorio con la vista fijada en el teclado, y una vez llegó el final de Hail and Farewell to Britain pensé muchas cosas. Pensé que no era el disco que esperaba, pensé que por suerte vendrían muchas escuchas hasta hacerme con él, pero sobre todo, y teniendo en cuenta la calma con la que se tomaban las cosas la banda de Brooklyn, pensé en lo mucho que quedaría para volver a escuchar un nuevo trabajo de mi banda preferida. ¿Cuatro años?, ¿cinco?… lo que nunca pensé es que ya no habría más. Hoy se cumplen diez años de la publicación del último disco de Type O Negative, y que podemos relacionar con “la parca” y la inmortalidad de muchas  maneras.

Dead Again fue el primer disco de la banda en SPV tras su divorcio definitivo con Roadrunner, sello con el que siempre tuvieron una “matrimonial” relación de amor-odio. El disco llegaba tras cuatro años de incertidumbre en los que el gigante verde, Peter Steele, había pasado por la cárcel, había “muerto y resucitado” en los medios, y hasta se había convertido al catolicismo. El disco llegó con una portada que para mí fue todo un regalo, ya que en ella aparecía uno de los personajes que más me han atraído desde niño, Grigori Yefímovich Rasputín, que como Johnny Kelly me explicó en la anteriormente citada entrevista:

Peter (Steele) quiso hacer algo visual con el título del disco y se le ocurrió la idea de utilizar a Rasputín, porque vio ciertos paralelismos con algunos momentos de su vida en las que uno puede considerar que estuvo muerto varias veces. Además… ¡Rasputín tiene la imagen para ser el quinto miembro de Type O Negative!

Lo cierto es que, como todo lo que se le ocurría a Peter Steele, supuso todo un acierto. En cuanto al sonido del disco, Dead Again sonaba más orgánico que sus predecesores, principalmente debido a dos factores. El primero es que la banda volvía a grabar las baterías de manera “real” (los tres discos previos llevaban baterías programadas) y la verdad es que Johnny Kelly está inconmensurable; y el segundo es que la banda presentaba temas más rocosos, que recordaban en muchos de sus aspectos a sus primeros discos, alternando doom y hardcore del mismo modo que en sus primeros años, algo que no ocurría de este modo tan claro desde Bloody Kisses (1993). En Dead Again ya no había interludios ni nexos, solo diez cortes que pueden tomarse como un paseo por toda la historia de la banda, sumando posiblemente el disco más diverso de Type O Negative estilísticamente hablando, en parte porque muchos de sus temas empezaron a componerse muchos años antes de su publicación.

De modo que podemos definir este trabajo como un paso adelante con flashbacks de todo lo que habían hecho en su pasado, aunque con un equilibrio intachable. Ahí estaban de nuevo las peculiares adaptaciones de Black Sabbath en las seis cuerdas de Kenny Hickey, quizá en su momento más relevante en la banda tanto como guitarrista como vocalista de apoyo. Tenemos bruscos cambios de ritmo a puro NYHC, estilo que ya no encontramos aislado en canciones cortas, sino en mitad de temas de complejas estructuras de ida y vuelta, como hacían en sus inicios. Aunque por supuesto Dead Again también cuenta con la “niebla verde”, ese ambiente denso y oscuro, ese famoso doom a “cámara lenta” que te arrastra de los tobillos al fango bajo el puente de Brooklyn, donde el batería parece que se ha dormido, el bajo suena como una guitarra, la guitarra envuelve como el mejor teclado y los teclados sobrecogen como un enorme órgano de catedral.

Si nos detenemos a analizar el disco tema a tema todo es oro. Abre el disco Dead Again, directo y pegadizo. Tripping a Blind Man es otra auténtica maravilla con destacados elementos clásicos y un estribillo cautivador. September Sun, para derretirse de principio a fin, y con ese guiño Lennon inicial. La gamberra Halloween in Heaven… y llegado These Three Things… hay que detenerse; el pilar central del disco es un corte de catorce minutos con lírica dedicada al aborto, una barbaridad que no soy capaz de describir con palabras, donde Peter Steele estalla en toda su genialidad. Un tema que te envuelve y te empequeñece, que sonando a un volumen adecuado te hace sentir vibrar las cuerdas del bajo en las tripas. La recta final del álbum es de un mismo nivel estratosférico, y donde los amantes de la etapa 1996-1999 de la banda encontrarán su dosis de otoño, bosque, fuego, hemorragias y escalofríos. En She Burned Me Down, Some Stupid Tomorrow, An Ode to Locksmiths y Hail and Farewell to Britain los neoyorquinos evocan, seducen, inspiran, aturden, hipnotizan… sonando de mil maneras y en realidad solo a una e inimitable: Type O Negative.

Como empecé diciendo, recuerdo la primera vez que escuché esta maravilla, tras lo cual recuerdo que me dije “esta noche esperaré a que todo esté en silencio, bajaré todo lo que pueda las luces, abriré una botella de vino, y lo volveré a escuchar como a mí me gusta“… justo lo que he pensado mientras escribía estas palabras. Y es que no hay más, Dead Again es un disco que me mata y resucita cada vez que lo escucho.



Imágenes de las ediciones estándar CD, deluxe CD y doble LP edición inglesa.


01. Dead Again
02. Tripping a Blind Man
03. The Profits of Doom
04. September Sun
05. Halloween in Heaven
06. These Three Things
07. She Burned Me Down
08. Some Stupid Tomorrow
09. An Ode to Locksmiths
10. Hail and Farewell to Britain


Foto original utilizada para la portada:

Singles:
(versiones espantosamente acortadas para sus videoclips) 



Relacionado:

Especial 20 Aniversario: Type O Negative – October Rust (1996)