leyenda30

Crítica por Serart.

Sello: Columbia / Sony


Es toda una sorpresa que a estas alturas un disco de Depeche Mode pueda causar la sensación que está destilando Spirit, continuación del irregular Delta Machine, que aunque dejaba buenas sensaciones no se acercaba ni por asomo a las mejores obras de los de Essex. El espíritu de la agrupación se observa desde dos partes contradictorias y antagónicas, la perteneciente a la época Vince Clarke, que desde su marcha dividió a los fans tildando a la banda de un sucedáneo de su propio sonido navegando a la deriva, y la perteneciente al giro con Martin Gore y Dave Gahan a los mandos. Esta nueva época ha dejado piezas de mayor o menor calado pero que encuentra su equilibrio en obras notables como el álbum al que dedicamos esta crítica, el cual se mueve entre el New Wave de la primera época y el rock industrial de la segunda, con momentos realmente sobresalientes.

Muchos dirán lo típico de “es el mejor disco desde…”, pero me gusta entender los discos de Depeche Mode como piezas individuales, dada la eclecticidad de su carrera musical. Y no puedo negarlo, el aire opresivo y oscuro que desprenden todas las canciones de su nueva obra me ha enganchado sobremanera, encontrándonos piezas como Going Backwards o The Worst Crime que suenan a gloria bendita, son canciones magnéticas e inspiradas, fruto de la corriente estilística que son, de base, los propios Depeche Mode. Si a ello le unimos unas letras reivindicativas que se te quedan grabadas en la memoria con el onírico timbre de Gahan no podemos estar más satisfechos. La prueba de ello es el single de presentación, Where´s The Revolution, una crítica al pasotismo de la juventud actual, un canto de guerra contra la situación político-social que estamos viviendo a día de hoy, pieza industrial que incita a pararte a pensar que está pasando para que el mundo esté tan despedazado.

También hay hueco para momentos evocadores de su época dorada pre-ULTRA como Scrum, donde los sintetizadores y teclados juegan un papel primordial, haciendo de la composición una pieza espacial y poderosa dentro del aura misteriosa que desprende. You Move sigue la misma senda, una composición que podría haber salido de los mismísimos NIN época With Teeth, con un estribillo gótico y marciano. Y aunque los fans puedan sufrir cierta insatisfacción con temas más calmados como Cover Me, no hay que quitarle mérito al conjunto en su totalidad, ya que si de algo puede presumir Spirit es de su eclecticidad, todas las piezas que lo forman tienen un punto especial que las hace relucir, y después de tanto tiempo es un soplo de aire fresco dentro de la discografía de la banda encontrarse con un álbum tan bueno como este. Eternal es un break corto de duración, más una apertura de la cara B del disco que una canción en sí misma, dando paso a Poison Heart, pomposa, sorprendente y divertida, menos retorcida que lo escuchado hasta el momento pero sucia en los breaks. Hay mucha inspiración en este blues industrial, una capacidad compositiva que a mi entender se había perdido hacía tiempo. So Much Love está más cerca de su época industrial, y aún así suena de maravilla, como Poorman, con una letra dedicada a todos los “asquerosos” que están ahí arriba controlando el cotarro desde sus acomodadas corporaciones.

El álbum cierra con No More, un blues electrónico y seductor, y Fail, más alegre de lo habitual y construída en base a las mejores bases de Martin Gore. A día de hoy es todo un acontecimiento que Depeche Mode se hayan sacado de la manga un disco de este calibre, y se agradece después de una serie de trabajos que no han dado la talla desde el break que supuso su disco del 97. Así que estamos de enhorabuena, a sabiendas de que su directo alcanza cotas majestuosas podemos celebrar con un buen aplauso el retorno de a una de las bandas más influyentes que se mantienen en activo.


01. Going Backwards
02. Where’s The Revolution
03. The Worst Crime
04. Scum
05. You Move
06. Cover Me
07. Eternal
08. Poison Heart
09. So Much Love
10. Poorman
11. No More (This Is The Last Time)
12. Fail