En la música, como en la comida, no tiene por qué siempre uno querer lo exquisito o los mejores platos, a veces apetece una buena hamburguesa grasienta y baratuna, algo rápido que nos satisfaga y llene pronto el agujero que tenemos en el estómago. Hay que ser conscientes que Puddle Of Mudd no son los Mozart del rock alternativo de este milenio, ahí están los 10 años en los que su líder Wes Scantlin intentó llegar a algo y hasta que no apareció Fred Durst como mecenas no dejó de comerse los mocos. Lideraron ese estéril movimiento llamado post grunge, y a día de hoy Wes está más por la labor de dar espantadas en conciertos y enfrentarse a la policía.
Pero a pesar de todo, no podrás negarme, sí, tú, fan del grunge y el rock alternativo, que escuchas un estribillo como el de este “Control” y se te pone como el cuello de un cantaor. Y es que nuestro temazo de hoy es una Doble Whopper con bacon y queso, y bien rica que está.