leyenda30

Crítica por Candy.


Lo recuerdo como si fuese ayer, pero ya han pasado más de 15 años desde aquel “Born a Lion“. ¿Dan Kojones?, ¿es una broma?, ¿y además le gusta que le llamen aquí así?. Pues bien, suerte que no aposté mi culo a que no me gustaría, porque aquel combo de apertura bien me hubiese hecho perderlo. Los que han tenido la suerte de disfrutar de su show en directo saben muy bien cómo se las gasta este canadiense fanfarrón, y sabemos perfectamente por qué sigue haciendo lo que hace tras ocho álbumes más en estudio; Rockear! Sí señor, así de simple, y además lo hace muy bien. En los tiempos que corren es difícil subirse a un escenario y convencer al personal de que eres un cabroncete cachondo, capaz de vacilarte en cada verso y hacerlo además tocando de la forma más macarra.

Sí, es su papel, y sí, es perfectamente creíble, porque este malnacido es tremendamente honesto en cada uno de sus gestos y en cada acorde de guitarra. Pero obviamente nadie es perfecto, y puede que ninguno de sus discos de estudio lo sea, pero grabación tras grabación han ido haciendo algo muy meritorio, crear una colección de hits brutales. Quizás hubo discos no tan inspirados, o que pecaban de ser algo repetitivos, pero estamos hablando de rock n´roll en formato trío y sin mayor pretensión que hacerte pasar un buen rato y olvidar cuanta mierda tengas encima. Así que llegados a este punto, ¿que nos hacer subrayar aquí este “Wild Cat“? A parte de darnos un nuevo motivo para desmelenarnos durante 40 min, esta vez Danko Jones iba de mano y le tocaba a él repartir las cartas. El resultado es un disco completamente redondo que deja la sensación de que han hecho trampas, ¡nadie puede llevar una mano tan buena!

Nuestra cara Poker es evidente tema tras tema. Con el fabuloso tridente inicial comprobamos que no es un farol, una coreable oda al “quiero hacértelo nena” bajo un ritmo desenfrenado. En “You are my woman” el Sr. Jones se disfraza de un elegante y caballeroso Phil Lynott, pero conocemos sus verdaderas y oscuras intenciones en “Do this every night”. ¿Quién querría dejar a su hija en manos de otro hijo bastardo de Lemmy si oye “Let´s start Dancing“?. Más que manos del azar, este disco parece haberse guisado calculadamente a fuego lento. Nos encanta “Wild Cat” y sus enloquecidos guitarrazos, como el insinuante riff de “She likes it“. No podemos dejar de bailar con “Sucess in bed” y “Diamond Lady“. Incluso la forma de terminar la partida, como no, haciendo amor. No hay otro mensaje salvo este, lo hemos captado Danko, gracias. ¿Qué más quieres que te diga?. El mundo necesita la simiente del rock n´ roll, necesita amor. Sal ahora mismo de tu cueva y fecunda al mundo entero. Y no te olvides de brindar aunque sea una sola vez por el Diablo Rock.


01. I Gotta Rock
02. My Little RnR
03. Going Out Tonight
04. You Are My Woman
05. Do This Every Night
06. Let’s Start Dancing
07. Wild Cat
08. She Likes It
09. Success In Bed
10. Diamond Lady
11. Revolution (But Then We Make Love)