leyenda30

Crítica por Serart.


Ya son cinco años desde el último disco de Converge, el espectacular All We Love We Leave Behind, demasiado tiempo para no tener noticias –salvo en directo- de la mejor banda de hardcore de las últimas dos décadas. Para sorpresa de todos ha llegado a nuestras manos el primer álbum en solitario del irrepetible Jacob Bannon, vocalista de la banda, el cual se ha sacado de la chistera uno de los debuts más cuidados y trabajados del rock actual. Lo fácil hubiera sido tirar por los registros que le han elevado a ese olimpo donde las bandas de culto ocupan su privilegiado trono, pero estamos ante una de las mentes más inquietas del panorama musical norteamericano. Un músico querido y amado por la mayoría de sus coetáneos, y que con este WYW ha lijado nuestra concepción de la música que era capaz de crear, acompañado por músicos de la talla de Kurt Ballou (Converge), Mike McKenzie (The Red Chord), Chris Maggio (Trap Them) o Sean Martin (Hatebreed). Un álbum atmosférico, dimensional y etéreo, más cercano al post-pock y al sonido opresivo de bandas como Swans que al hardcore-metal que suele practicar.

Es digno de aplauso que el disco se desarrolle de una manera tan orgánica cuando se han usado tantos estilos dentro de los 64 minutos que dan forma a esta maravilla musical, pasando de la pesadez casi ISIS de la canción que da título al disco, hasta el shoegaze de Giving Up. Iron Rose es pura psicodelia caleidoscópica y explosiva, cercana al sonido de Boris, mientras que Hard Road To Heaven evoca esos pasajes intimistas de las obras instrumentales de Trent Reznor. Magia al servicio de Best Cry Of Your Life, que nos hace viajar en su instrumentación a los desarrollos primitivos de At The Drive-In. Esta colección de canciones es una auténtica enciclopedia de los gustos de Bannon, un músico majestuoso, rabioso y melancólico desde la primera a la última canción. Los desarrollos largos de Breaking Point o Fog se graban a fuego en la mente según van pasando los segundos, ya que son canciones elocuentes, que embellecen la expresión de los conceptos musicales del artista que firma esta placa. Bannon se da el gusto de escribir una pieza de sludge psicodélico como Heavy Blood o echar el resto con esos nueve minutazos de mantra místico post-rockero de Goodbye Old Friend.

Todos esperamos que Converge vuelvan pronto y nos deleiten con un disco a la altura de su legado. Mientras tanto su frontman nos ha dejado boquiabiertos con un álbum sincero, honesto, salido de sus raíces más profundas que le definen como artista. Si ya de por sí le teníamos en un pedestal por ser uno de los cantantes más influyentes y transgresores no podemos más que rendir pleitesía ante su concepción cultural sobre la música, plasmada de manera magistral en su primer largo de estudio. Uno de los discos más importantes de este 2017.


Disco 1

1.Wear Your Wounds
2.Giving Up
3.Iron Rose
4.Hard Road to Heaven
5.Best Cry of Your Life
6.Breaking Point


Disco 2

1.Shine
2.Fog
3.Heavy Blood
4.Goodbye Old Friend