Nacido en Sevilla en 1973, este aficionado a los cómics la ciencia-ficción y el terror, descubrió el surrealismo en algún momento de la pubertad, siendo eje clave en su pulsión artística: “en un sentido poético como libertario e integré todas esas inquietudes en el culto a lo imaginario”.

Antonio Ramírez, de formación autodidacta y sin una gran vinculación profesional con el mundillo artístico, aúna en sus creaciones el automatismo con el simbolismo, siempre bajo un gran impulso erótico. Forma parte del Grupo Surrealista de Madrid desde finales de los 90, con los que ha colaborado en muchas de sus acciones y publicaciones. Igualmente también participa en el movimiento surrealista internacional, aportando textos o imágenes en publicaciones como Analogon, Brumes Blondes, Hydrolith o L’Impromptu.

Su vinculación con la música se puede encontrar reflejada en la web Mentes de ácido, especializada en rock psicodélico y progresivo. Producto de mezclar su pasión por la música con el dibujo han ido surgiendo diseños de carteles de conciertos y cubiertas de discos para grupos como Orthodox, Positiva, Atavismo, Viaje a 800, Santo Rostro o Grajo. Su estilo es rápidamente reconocible, simbólico, orgánico y tremendamente sugerente.


Más información:

webmentesdeacido@gmail.com
https://www.facebook.com/antonioramirezdibujos