Documento creado con las aportaciones de todos los que formamos Diablorock, tanto los que escriben como los que leen, a modo de despedida a Chris Cornell. Una especie de libro de condolencias que se nos ha ocurrido elaborar, ¡porque algo había que hacer! Queda como una señal más de lo muy importante que el músico fue, es y será para todos nosotros. El que quiera aportar algo puede añadirlo en los comentarios al final de la publicación. Un abrazo a tod@s.


Redactores y colaboradores:

John Custer:
Es realmente duro ver como pasan las horas de este ya maldito 18 de Mayo que se está haciendo demasiado largo. Es muy difícil despedir a tu artista favorito, alguien que siempre te ha acompañado. Después de 25 años buscando noticias de Chris en sus múltiples proyectos, siempre esperando nuevos discos, canciones, giras…va a ser duro asumir que eso se ha terminado. Sus discos gloriosos como Superunknown, Down On The Upside, Euphoria Morning, o incluso sus traspiés como Scream. Seguramente salgan discos póstumos, canciones inéditas… pero hoy, en Detroit, todo ha terminado. La música sigue, y tenemos su maravillosa discografía para recordarlo, pero cuesta mucho asumir que no lo vamos a volver a ver en directo nunca más. Hace pocos días se cumplió un año de su última visita a España, con el tremendo concierto que ofreció en el Liceo barcelonés, en un estado de forma pletórico, y cuesta ver que eso ya es historia, algo que nunca se podrá volver a repetir. Descansa en paz Chris. Tus amigos en la distancia te vamos a echar mucho de menos.

David Mat:
Justo hace un par de días, mientras estaba luchando con algunos de mis habituales demonios interiores, sonó en mi cabeza tu “Seasons”, me llevó envuelto en un halo de serenidad hasta tu Seattle lluviosa y logró aplacar mi ansiedad. Y es que tu voz es capaz tanto de escarbar el alma humana y revolucionarla, como de asentarla y dejar que fluya con ella. De liberarla o atraparla en una jaula oxidada. Saluda al cielo de mi parte, y prepara una jam com Kurt, Layne, Mike y Andrew.

Beto Lagarda:
10.25h; Un nudo en el estómago, toda mi piel erizada y un escalofrío ha salido del fondo de mí; Tras más de 6h no he podido dejar de pensar en lo sucedido. Uno de mis artistas preferidos se ha ido sin previo aviso y deja la comunidad rock huérfana de su voz. Si ayer cumplía años la muerte del gran DIO, la voz del metal, hoy se ha apagado una de las mejores voces y uno de los mejores artistas de las últimas décadas. Te echaré de menos Chris.

Manuel González:
Imposible enumerar los recuerdos relacionados con una de las bandas más grandes de nuestros años mozos. Soundgarden aparecieron de la nada, demostrando frente a bandas como Nirvana o Pearl Jam, que su propuesta era osadamente más metálica, de ahí que los recuerde como una de mis bandas de cabecera junto a Alice in Chains… creo que como yo, muchos queríamos ser ese guaperas de voz chillona, de humilde personalidad, que enarbolaba una fórmula músical única… aquello tenía fuerza, mucha fuerza, pero a la vez era hermosamente melódico… el equilibrio perfecto, la seducción más efectiva… hoy es un día tan triste, que las palabras se pierden, y las ideas y los recuerdos se agazapan temerosas… hoy estamos de luto, y por ello haremos sonar ‘Head Down’ una vez más… descansa en paz, hermano…

Víctor H:
14 años tenía cuando escuche la primera canción de Soundgarden, “Spoonman”. Superunknown lo quemé de escucharlo. Otra voz única que se apaga. Siempre fui mas de Soundgarden o Alice in Chains que de Pearl Jam o Nirvana. D.E.P. Chris. Hoy “Holy Water” ha sonado mas fuerte que nunca. Esas notas con la voz en “Jesus Christ Pose”… inigualable.

Kashmir:
Seguramente tú que estás leyendo esto me entiendas, nos entiendas. Se ha ido inesperada y prematuramente alguien que ha sido importantísimo en nuestras vidas. Poca gente entenderá que aún a nuestra edad tengamos héroes, y que le tengamos ese afecto cuando no los conocemos físicamente, pero que han hecho mucho más por ti que la inmensa mayoría de gente que te rodea. Ese agradecimiento eterno por hacernos sentir que están a nuestro lado siempre que lo hemos necesitado es el que motiva que su pérdida duela tanto. Y ese vacío tan grande con el que nos hemos despertado hoy también se debe a que se está yendo con Cornell la última generación de verdaderos, enormes y reales talentos. Siguen saliendo grandes artistas y bandas, no seré tampoco catastrófico, pero ese punto de divinidad que tenían (y tienen) esos genios de los 90s, muy probablemente ya no tenga relevo, al menos en esa cantidad y dimensión. Cornell es, como su legendaria camiseta, los 90. Pero lo que resulta devastador es pensar que se veía una persona centrada, madura, sana y con muchos y grandes proyectos aún por venir. Creo que se atisbaba claramente en él una brillante madurez y una longevidad en la que podría hacer de su carrera lo que quisiera, gracias a sus maravillosas habilidades compositivas y esa voz, tan huracanada como elegante. Escalofriante pensar que anoche se despidió en directo cantando con Soundgarden (dentro de la titánica “Slaves & Bulldozers”) unos versos de la premonitoria “In My Time Of Dying” de Led Zeppelin, la cual Plant instó a Page a desterrar de los set lists por resultarle macabra y maldita. Cornell nos deja huérfanos, y es inevitable derramar lágrimas ante una puñalada al alma así. Lamentablemente no olvidaremos ya este día jamás, el temblor que me ha entrado en cuanto leí la fatídica noticia y que me duró bastante, o la horrible mañana que he pasado en el trabajo. Sólo nos queda hermanarnos y abrazarnos ante esta pérdida, poner sus discos, cuando el ánimo nos lo permita, y sentir lo vivo que sigue en ellos.

Unai Endemaño:
Hoy todos se acordarán de los famosos agujeros negros que dejó grabados en su Superunknown. Fue uno de los primeros cassettes que compré con mi propio dinero, cuando me pilló de chaval aquello del Grunge, y lo quemé hasta dejarlo hecho polvo. Un disco sin el que no entendería aquellos años, sobre todo sin este primer tema que lo abría, y que fue el primero que me engancho a ellos. R.i.p. Mr. Cornell, thanks for the good days.

Txiki Kilmister:
Nunca fui un gran seguidor suyo, pero he de reconocer que Badmotorfinger de Soundgarden me parece un disco fantástico que emanaba la fragancia de Black Sabbath por todos sus surcos, una pequeña joya. Que la tierra te sea leve, Chris Cornell.

Serart:
Con esta fatídica muerte perdemos a uno de los artistas más importantes de la historia de la música reciente, un hombre que parecía cercano, agradable y con una voz única e incomparable. La década de los 90 se queda lamentablemente más huérfana de lo que ya estaba, y el espíritu del rock de la época prácticamente se desvanece con la pérdida de la voz más carismática del movimiento grunge. Un mazazo a la música rock que es difícil de asimilar y de entender, hoy el mundo del arte pierde a una de sus leyendas y no sabemos cómo encajar el golpe.

Fernando Manano:
Me resultaría demasiado vano, escribir lo que supuso la voz de Chris Cornell en mi mero ámbito personal, sin puntualizar que fué un músico lleno de Soul, capaz de transportar el legado de The Beatles, Led Zeppelin y Black Sabbath, haciéndolo nuevo para el público de los ’90. Uno de los mejores compositores y performers, de una cultura y una generación, que decidió inmolarse desde el principio.

Rafa Diablorock.
Somos la suma de todo lo que la vida nos ha entregado, y como muchos de vosotros me siento afortunado de tener la música conmigo, es parte de mi yo. Si tuviese que explicar lo que soy gracias a la música, y lo que Chris Cornell tiene en eso que ver, me resultaría imposible. A veces, algunos artistas muy especiales te hacen encontrar cosas que no sabías que guardabas en tu interior, y para mí Cornell era uno de ellos. Por eso, por tantos momentos vitales inolvidables asociados a él y su música, por tanta ayuda e inspiración obtenida, lo único que me queda es decir que, aunque hoy le decimos adiós, su talento forma parte de nuestras vidas para siempre. Espero poder pronto escuchar su voz sin pasar un mal trago.

Dani Toledo:
Su música no fue tan importante para mí, pero a él le mirabas y tenía el magnetismo de los grandes. Su muerte ha sido un jarro de agua fría. 52 años y en unas condiciones perfectas, y en mitad de una gira. Es terrible. Como dije, no fue muy importante para mí, pero cuando ves a tanta gente tan dolida te das cuenta de para cuánta gente fue importante, de a cuánta gente marcó. A una generación. Y eso lo hace ser importante para todos. Le echaremos de menos.

Jaime Taboada:
Se va un artista demasiado joven. Y demasiado pronto. Pero sobre todo, para mi generación, se va alguien que fue un referente y una parte importantísima de la banda sonora de la juventud. Badmotorfinger, Superunknown, Temple Of The Dog, etc. son títulos con los que muchos de nosotros crecimos y que nunca olvidaremos. DEP, Chris. Say Hello To Heaven.


Lectores y amigos:

Vicente Prats Amador:
A veces es difícil explicar cómo es posible sentir tanto el fallecimiento de alguien a quien no conoces, pero si la música de esa persona te acompaña en tantos momentos claves de tu vida, se convierte automáticamente en una figura familiar. Para los que no concebimos vivir sin música, hoy es un día muy duro…

Steve Trumbo:
Un día de esos que no olvidaremos. Igual que recordamos qué hacíamos cuando nos enteramos de lo de Kurt siempre recordaremos lo que hacíamos cuando nos enteramos de lo de Chris. Devastador, porque se va una parte de nuestra juventud, o mejor dicho, de nuestra vida (nosotros seremos siempre jóvenes). Al igual que cuando se va algún ser querido nos vienen a la cabeza momentos compartidos con él ahora mismo nos están viniendo a la cabeza amigos, personas, situaciones… en la que Chris nos acompañó de una u otra manera, a veces de manera más intensa que las personas reales que pasaron por nuestra vida. Devastador, porque se va un genio. Para mí el mejor cantante de su generación (o de nuestra generación) que seguramente se vaya con menos reconocimiento del que debería. Una voz que llegaba a todos los registros, que transmitía, que podía desgarrar y ser cálida y acogedora a la vez, que podía arrastrarte al fondo o darte algo de esperanza. Devastador, porque no volveremos a verlo. Yo me quedo con el amargor de haberlo visto solo una vez, en aquel Sonisphere de 2012, en un concierto que fue correcto, sin más. Pero eso es lo de menos ahora porque ese comienzo con Searching With My Good Eye Closed es algo que me llevaré a la tumba, fue mágico. Creo que él era consciente del genio que llevaba dentro y esos coqueteos con el mainstream pienso que iban encaminados a obtener ese reconocimiento que nunca llegó a tener, como uno de los más grandes. De todas maneras siempre me queda la sensación de que él no acababa de creer en esa vía, no veo su alma en esas canciones, como sí las veo en sus discos con Soundgarden, el Euphoria Morning o Temple of the dog. Hasta siempre, genio.

Juan Tome Nestal:
Salir de currar y que tu amigo te diga si sabes lo de Cornell… Pegarte el subidón porque crees que va a tocar aquí cerca… Y que de repente te diga que se ha muerto… La caída ha sido tremenda y más cuando he llegado a casa y me he dado cuenta del todo… Sé que últimamente ya no era aquel joven cantante con una voz prodigiosa y que ciertos movimientos en su carrera musical habían sido un poco absurdos, pero él siempre será una de esas maravillas de la naturaleza que nos regaló tantas y tan buenas interpretaciones. Hoy sonarán muchas de ellas en mi casa como humilde homenaje. Descansa en paz Chris.

Edko Fuzz:
Muchas gracias por compartir tu talento con nosotros. Te echaré de menos, será duro saber que no estás ahí para iluminarnos una vez más. DEP

Bokor:
Se me ha hecho la mañana más larga de lo habitual, pues estaba deseando llegar a casa para pinchar su música mientras leía antiguas entrevistas y artículos sobre Soundgarden (Adso ha puesto alguna de las que pensaba sacar del baúl). Lo suyo sería reunirse con los colegas con los que crecí escuchando a esta gente y brindar por Cornell, pero ya no tenemos diecisiete años y las circunstancias hacen que sea una tarde de recogimiento, en la que las viejas revistas han sido sustituidas por casi treinta páginas de hilo en su memoria y los CD´s por MP3. Pero la emoción es la misma…

Miguel Miguélez:

Se va una parte de los que vivimos los 90. Descansa allá donde estés…

 

Borja “m b v”:
“Desde que descubrí a Soundgarden en la etapa final de mi adolescencia, Soundgarden entraron por la puerta grande de mi corazón y me conquistaron para quedarse para siempre. Desde entonces, su música me ha acompañado durante todos estos años, allá donde fuera, estuviera solo o con alguien, feliz o deprimido… la música de Soundgarden siempre estaba ahí, en mi mp3, en mi Smartphone, machacando una y otra vez los discos de estudio, las caras B, los discos de Cornell, Audioslave, Temple of the Dog… siempre. En mi móvil cambiaba cada X tiempo de música, pero Soundgarden y Chris Cornell eran intocables, siempre estaban ahí. Tengo la fortuna y satisfacción de haber visto a Chris con Soundgarden en París un 29 de mayo de 2012, meses antes de la publicación de King Animal. Estuve en segunda fila. Jamás olvidaré como al acercarme al pabellón Le Zénith escuchaba ya desde lo lejos a la banda ensayando ‘4th of July’ retumbando por los alrededores. Siempre lo dije y lo vuelvo a reafirmar ahora, fue el mejor concierto de mi vida. Ver en directo a la gente que tanto ha influido en mi vida no tiene precio, no se puede pagar con nada. A mucha gente le parecerá una locura, pero Chris Cornell para mí era como un segundo padre, es de esas personas que aunque no haya conocido personalmente, era muy cercano para mí, por todo el significado que le ha dado a mi vida. Puede parecer osado, pero si yo soy quien soy a día de hoy, en gran parte es gracias a Chris Cornell y a Soundgarden. Su música me ayudó, me revitalizó, le dio otro sentido a mi forma de ver la música y la vida en general. En definitiva, Chris, Kim, Ben y Matt, vosotros me salvasteis. Mil millones de gracias por ser la banda de mi vida y por todo lo que habéis hecho. Chris, amigo, estés donde estés, cuídate mucho y espero que nos veamos algún día en la otra vida. ¡Gracias de corazón por todo!”

Fearless:
“Fell On Black Days” fue la canción que me hizo entrar en Soundgarden. Lo tengo como uno de esos momentos que te marcan. Un puto adolescente en Bruselas, buscando su lugar, que escuchó esta canción y algo se transformó en él. Al día siguiente busqué como un enfermo a quién pertenecía. Y ahí nació todo, Badmotorfinger y Superunknown en bucle durante meses, y luego todo lo demás. Me hizo abrirme musicalmente aún más, cuando estaba muy enfrascado en el metal por entonces. Era una sensación maravillosa que estuvieras donde estuvieras esa voz cálida podía a veces calmarte, otras veces exaltarte, pero en definitiva constatar que la vida tenía sentido. Era tu alma gritándote desde fuera. Chris es un ancla para mantenerse a flote. Gracias por todo.
Popi:
Supongo que conoceréis esa sensación, aunque suene cruel. La de que te duele más la muerte de un artista de cualquier ámbito que la de una persona cercana con la que no tenías trato, te caía mal o con la que simplemente no te llevabas. A mí la música de Nirvana, Pearl Jam, Soundgarden, Alice in Chains, Mad Season, Temple Of The Dog, Screaming Trees y Blind Melon me ha acompañado desde que casi me comía los mocos y se quedó ahí. Los años 90’s son mi década, tanto musicalmente como por mi nacimiento (1991). Siento como que me han robado parte de mi infancia y mi adolescencia. Yo era un ser bastante antisocial y siempre me quedaba en casa escuchando a mi docena de grupos de cabecera una y otra vez, por la noche y por el día, encima de mi destartalada bicicleta, para dormir, mientras estudiaba… En cualquier momento. Me encantaba y encanta esa sensación de empatía que transmite la música en el aire y que te abraza, acaricia y hasta parece comprenderte. Llega a ser algo físico. No sé. No sé qué más decir. Tengo mucho que decir al respecto y poco filtro, pocas ganas y mucho pié a parafrasear… Gracias por tanto, Chris. Te echaré de menos.
Annna:
Me duele el corazón por esta terrible noticia de la que me acabo de enterar. Era el mejor cantante que nos quedaba de este género musical. Que su alma tenga mucha paz e ilumine a toda su familia. Se le deseo desde el fondo de mi alma.
Ghostface:
Aún sin poder creérmelo… en un año en que tengo muy presente a Layne Staley, y por tanto también a Chris, me entero ahora de algo así… y no puedo creerlo. Estaba en tan buena forma, activo, creando música y dando conciertos… y ya no está en este mundo. Gracias por tanto Chris, tu legado musical seguirá eternamente en este mundo y tu en nuestros corazones también. Gracias.
Mauricio:
Nunca olvidaré lo que sentí al escuchar Temple of the Dog y captar sus letras. Soundgarden luego me voló y sigue volando el cráneo. Gracias por canalizar lo que muchos sentimos de una manera tan hermosa. Say hello to heaven…


Michi – Cordura:
No puedo recordar la de veces que me he fijado en ti a la hora de hacer una canción, ese proceso tan amargo, tan injusto y a la vez tan gratificante. La de ocasiones en las que he intentado descifrar cómo habíais conseguido dar una inesperada vuelta de tuerca al sonido de Sabbath, de Zeppelin y demás totems intocables, y sonar totalmente personales. Que utilizabais, además, afinaciones raras. Cómo las armonías de Beatles enriquecieron vuestro sonido, como salpicasteis con psicodelia vuestras canciones y me hicisteis amarla. Cuánto había que aprender, y abrirse. Siempre consideré a Soundgarden la mejor banda de toda la hornada de Seattle, la MEJOR sin ningún género de dudas. Hace algo mas de dos años salía a correr por la noche intentando cuadrar canciones en mi cabeza para terminar el disco anterior, y daba vueltas a la aparente simplicidad de “ultramega OK”, para simplemente aprender cómo se hacen las cosas, con la ilusión de un niño. Siempre envidié el gran (GRAN) riff de “hands all over” y deseé componerlo de nuevo, solo que ya estaba hecho y era legítimamente vuestro. Os robé, coño, os robé la intro de batería de “like suicide” y la grabamos. He seguido toda tu trayectoria y perdonado estropicios como “Scream”. Me gusta “King Animal”, siempre lo defenderé pese a ser inferior a “Down on the Upside”. “Higher truth” me pareció bastante easy listening, quizás por ese motivo suena frecuentemente en la oficina sin que me miren raro, y con las escuchas he apreciado el buen disco que es. Cada vez que hablaba con amigos del ARF siempre estabais en la porra, “nos deben a Soundgarden” era ya una frase comodín. Siempre atento a ver si pasábais cerca, y a la espera de vuestro siguiente disco, del cual leía noticias cada vez que se publicaban. Orgulloso de comprobar a través de terceras personas que en el Liceu brillaste como un dios, y emocionado al leer crónicas de la reunión de Temple of the Dog. Los 90 cada vez quedan más atrás, y aterra comprobar el talento diezmado de Seattle. Supongo que, como le ocurría a Roy Batty, la luz que brilla con doble intensidad dura la mitad de tiempo. Y tú has brillado como nadie.

 

Javier González (Primatah):
Adiós a un pedazo de artista. Adiós a una de mis inspiraciones. Adiós a unos de los mejores, hoy es un día muy triste para mí y para el Rock. Descanse en paz la voz, R.I.P Chris Cornell.


Alberto Mota:

Conmoción es mi sentimiento, como una punzada al lado juvenil con el que fui madurando musicalmente. D.e.p junto a Cobain.


Toni:

La verdad es que estoy conmocionado. Es increíble. Se va una de las voces de mi adolescencia, juventud, madurez… No sé qué más decir. Adios Chris. Sé feliz allí dónde estés.


Sergio:

Chris hacía fácil lo difícil, transformaba la rabia, la angustia, en magia. Luego descubrimos que también era capaz de irradiar luz y contagiarte. 20 años exactos desde que lo descubrí con Soundgarden, y, entonces por suerte, ahora por desgracia, nada volverá a ser igual.