Formados en Vitoria-Gasteiz en 2008, Childrain son una excelente banda formada que practica un metal potente nutrido de diversas influencias. El quinteto ha acompañado de gira a Hatebreed, Atreyu, S.A. etc, y ha participado en festivales como Resurrection Fest o Kristonfest, siendo incluidos en el cartel de la próxima primera edición de Download Festival en Madrid o el festival portugués VOA Fest. La banda seguirá presentando temas de su aclamado último trabajo, “Matheria”, junto a otros más antiguos de su discografía, que consta de un EP y tres álbumes. Unai Endemaño charló con el frontman de la banda, Iñi, vocalista que nos hizo un repaso de la actualidad de la banda, así como sus preferencias y opinión respecto al estado actual de la industria musical.

Entrevista y fotos: Unai Endemaño.


Cuando vuestra madre os pregunta qué música hacéis ¿Cómo se la definís?

Iñi: Por suerte (y desgracia para ella) ya sabe qué música hacemos, ya que con la anterior banda que teníamos ensayábamos en su garaje, así que está curada de espanto. A mis padres la música no les desagrada nada, sobre todo del último álbum, pero ya mis gritos son otra cosa. Me piden que cante más melódico… habrá que hacerles un poquito de caso (risas)

¿Cómo afrontaréis vuestras actuaciones en el festival Download y VOA? ¿Les espera alguna sorpresa a los que vayan allí?

Iñi: Pues con mucha ilusión y conscientes de que son plazas estratégicas para seguir creciendo. Debido precisamente al formato de estos macrofestivales, es difícil dejar hueco a la sorpresa, no sueles ir ni con tu backline, ni con tu escenario, por lo tanto estás en unas condiciones no ventajosas, pero saldremos a reventarlo todo, como siempre.

¿A bordo de un Delorean imaginario ¿qué les diríais a aquellos chavales que andaban grabando “A Place Between Hell and Heaven” en 2009?

Iñi: Que se preocupasen más por saber cómo sonar y qué funcionaría, que en correr. Nos fue de puta madre con aquel EP, pero también hemos cometido errores, de los cuales hemos aprendido. Desde luego les diría que jamás fuesen al estudio donde se facturó el Life Show…tenemos que remezclar y remasterizar este disco, ya que creemos que tiene muy buenos temas, pésimamente grabados y mezclados… de ahí dijimos: nunca más. Y mi hermano se puso a ser lo que hoy en día le da de comer.

¿Cuales son vuestros grupos de cabecera, esos que llenaban las paredes de vuestros cuartos cuando erais críos?

Iñi: Pues lo resumiré en S.A. Nofx, Bad Religion, Pantera, Metallica, Gojira, Berri Txarrak, AC/DC, Lamb of God… somos de diferentes generaciones jajaja, se nota.

¿Tenéis esperanzas de poder vivir únicamente de la música algún día?

Iñi: Hombre, la esperanza es algo que no debe perderse, pero somos conscientes de que es casi imposible. Ahora mismo es un sobresueldo el que nos llevamos, ya que todos tenemos la suerte de tener trabajos que no odiamos, aunque desde luego vivir de gira por ahí sería un logro que no rechazamos, claro. Es un hobby que nos está llevando lejos, pero lo de pagar hipotecas gritando lo veo más jodido (risas).

¿Ha habido algún momento en la carrera de la banda, en la que os hayáis dicho a vosotros mismos “Esto no merece la pena, tenemos que dejarlo”, o siempre habéis sido capaces de ver el vaso medio lleno?

Iñi: El secreto radica en saber que esto es un hobby y un vehículo para cumplir pequeños sueños. Mientras te lo tomes así rara vez quieres dejarlo. Yo tengo mi curro y estoy encantado, pero luego tengo mi hobby que me lo complementa como vehículo de lo siempre soñado. Es un complemento perfecto. Que sea un hobby no implica no tener ambición, pero si se traduce en no tener una presión constante por pegar el pelotazo… porque si no no vives . El truco es tener un colchón y utilizar esto como escape, y poco a poco ir creciendo sin ansiedad. En esos términos rara vez te cansas, ya que eres consciente de que lo haces porque realmente te gusta, no por necesidad.

¿Cuantos tattoos tienes en el cuerpo? ¿Te consideras un adicto a la tinta?

Iñi: Creo que un par (risas). La verdad es que he perdido la cuenta, pero tendré unos 20. Aún me quedan huecos, así que adicto no sé, pero aficionado-fan sí, desde luego.

¿Me podrías decir cuál es tu tatuaje favorito y porque motivo?

Iñi: Probablemente el ave fénix de mi espalda. Es un homenaje a toda mi gente que ya no está, lo diseñe yo, y mi hermano Iker lo tiene también tatuado en el brazo. Es el que más simbolismo tiene, y el más grande, media espalda. Cómo dolió. Uf.

A la hora de girar por Europa ¿preferirías estar tocando cada noche en salas pequeñas siendo cabezas de cartel, o abriendo las fechas de una banda importante, con vuestro repertorio y posibilidades limitadas?

Iñi: La verdad es que las dos opciones son atractivas y válidas, pero si me apuras prefiero la de salas pequeñas con nosotros de cabezas. Ir con monstruos tiene mucha visibilidad y es un marketing muy válido, pero la condiciones suelen ser bastante limitadas… como músico prefiero la opción A, si fuera empresario supongo que la B.

Dime una sola letra de canción, que siempre te haya gustado y que te hubiera gustado escribir. Solo una.

Iñi: Imagine, de Lennon. Grandeza y simpleza a partes iguales. Pocos rivales en cuanto a efectividad y mensaje.

Por último, ¿cuáles son los planes futuros para Childrain?

Iñi: Ahora mismo estamos preparando una sorpresa que se desvelará en los próximos días, y una vez terminemos la segunda parte de la gira de “Matheria” nos meteremos al estudio a grabar lo que será nuestro próximo disco, cuya salida se espera bien entrado el año 2018. ¡Estad atentos a las redes sociales ya que en próximas semanas soltaremos un bombazo!