Una de las bandas de death metal más influyentes y reverenciadas de todos los tiempos. Obituary se formaron a mediados de los 80 en las tierras pantanosas del sur de la Florida, pero a diferencia de muchas otras bandas death metal ellos siempre se caracterizaron por incluir, además de velocidad, pasajes lentos y orgánicos que junto a una voz podrida inconfundible marcaron el metal extremo para siempre. Donal Tardy, batería y uno de los compositores principales de la banda, nos atiende en una entrevista que llevábamos tiempo queriendo hacer. Y es que aunque Obituary siempre nos fascinaron, con su actual formación nos tienen totalmente contagiados. ¿Son así por beber agua emponzoñada del pantano? Donald nos cuenta, una semana antes de su visita a Resurrection Fest, cómo son capaces de mantener esa infección después de más de 30 años.


Entrevista por Rafa Diablorock.
Fotos Esther Segarra.


¿Quisisteis mandar algún tipo de mensaje nombrando vuestro nuevo disco simplemente “Obituary”? 

Simplemente pensamos que las canciones y la portada del álbum hablaban por sí mismas. No hay ningún secreto especial en el hecho de nombrarlo de esa manera. Estamos muy entusiasmados con el nuevo lanzamiento y estamos muy contentos de ver los comentarios positivos en prensa y sobre todo los halagos de nuestros fans. Estamos muy orgullosos de traerles lo que creemos que es uno de nuestros mejores álbumes.

Pensé que, aunque todos vuestros discos suenan a Obituary, quizá este último lo es más que ninguno anterior, por estilo o por producción…

Gracias, sí que realmente dimos en el clavo con la composición de las canciones y la producción del nuevo álbum. Parece que todo funciona perfectamente, ese sonido es el justo que queríamos, y estamos muy orgullosos de los temas. Grabamos el álbum en nuestro estudio y luego entregamos las pistas a nuestro ingeniero de sonido Joe Cincotta en los estudios Full Force de Nueva York. Él fue quien realmente trajo este álbum a la vida, y no podríamos estar más satisfechos con el producto final, desde que lo vimos terminado pensamos que a los fans les gustaría tanto como a nosotros.

Ultimamente oigo y leo mucho que estáis en uno de vuestros mejores momentos. La verdad es que encadenáis dos álbumes seguidos muy buenos, hemos visto recientemente grandes shows de la banda… ¿Cómo os sentís al respecto?

Sinceramente, veo que pasan los años y no estamos mostrando signos de desaceleración, y de hecho nos vemos más sólidos que nunca. Tener a Terry y Ken en la banda fue como echar gasolina en el fuego, las llamas son más altas y más calientes que nunca. Es una sensación increíble, tener una familia tan unida, además pienso en el futuro con esta banda como está ahora… y pronostico tiempos muy buenos, un futuro brillante para nosotros y para los fans de Obituary.

Viéndoos en el escenario… creo que vuestra química es mejor que nunca.

Somos muy afortunados de poder estar juntos de este modo, sanos y atravesando un buen momento. En este punto de nuestras carreras sabemos lo afortunados que somos. La vida es corta y todo el mundo necesita disfrutar de ella mientras está en este planeta. La música siempre está ahí para que todos y cada uno se puedan evadir, nosotros como músicos y los fans también, olvidarse de las desgracias, cerrar los ojos y disfrutar cuando sea necesario.

Al fin parece que estáis en un sello (Relapse) en el que estáis confortables, creo que vuestros acuerdos pasados fueron muy malos, sobre todo con Roadrunner. ¿Veremos alguna vez relanzados esos discos?

En realidad no tenemos decisión alguna sobre ninguno de los lanzamientos Roadrunner, y es algo que no sabes cómo me frustra.

Vaya, vuestro debut, un disco nombrado por muchísima gente como un clásico imprescindible, es imposible de comprar… ¿en serio no tienen planes de reeditarlo?

Es lamentable pero nosotros como banda no tenemos esa respuesta. No podría ser más frustrante, saber que pusimos nuestro corazón y nuestra alma en todos esos álbumes, en una edad muy temprana, sólo queríamos pertenecer a un sello, y posiblemente firmamos el peor contrato discográfico del planeta. Eran y son unos ladrones y nunca nos tuvieron en mente, nunca pensaron en nuestro futuro ni en nuestros intereses como artistas.

Volvamos al disco. Mientras que Inked in Blood (2014) fue gestado en varios años, el nuevo disco creo fue muy diferente, que os llevó mucho menos tiempo.

Siempre estamos creando nuevas ideas, riffs y canciones, tenemos la suerte de poseer nuestro propio estudio, así que en el momento que nos encontramos con nuevas ideas lo que hacemos es detenernos para grabarlas rápidamente o de lo contrario se nos olvidan. El nuevo álbum vino muy fácilmente, fue muy espontáneo, casi como una explosión que quedó escrita y grabada. Siempre es un gran desafío escribir buenas canciones, encontrar la magia en tu cabeza y saber plasmarlo sobre una grabación de la manera que realmente quieres. No nos presionamos a nosotros mismos y realmente solo tuvimos que estar atentos a esa explosión y grabarlo todo, dejamos que la música se liberase por sí misma y el tiempo fue realmente corto.

Te sonará a cortesía, pero la verdad es que eres de mis baterías preferidos ¡cuando te veo tocar me dan ganas de romper algo! ¿Que opinas de los nuevos baterías? Técnicos, rápidos, pero con menos feeling ¿no crees? Parece una olimpiada del metal o una especie de concurso de malabarismo…

Sí, estoy de acuerdo. Hay muchos baterías jóvenes por ahí con una técnica que me da mil vueltas, pero yo soy de la vieja escuela, de John Bonham y Vinnie Apice, eso me mostró la luz. Desde el principio creí que no se trata de velocidad, que se trata de percusión sólida y segura. Así que voy a seguir dejando que los niños sean los de toda esa velocidad y sus movidas técnicas, yo sigo feliz con lo mío.

Hablemos de la escena de Florida. Se ha hablado mucho de lo que surgió de allí en los 80. ¿Crees que hubo algo especial o es fruto del azar el que salieran todas aquellas bandas?

Sinceramente no lo tengo claro, creo que la mayoría de lo que pasó fue coincidencia, el que tantas bandas impresionantes explotaran en Florida a finales de los años 80 y principios de los 90 no tuvo una explicación concreta. Con eso dicho, la competición era muy fuerte. La mayoría de la gente quiere escuchar una respuesta a esa pregunta, como si la razón fuera que había algo en el agua que bebíamos del pantano (risas). Y quién sabe, tal vez fuese eso. Pero sé que crecí viendo Savatage y Nasty Savage, realmente eso me hizo querer ser un gran batería. “Executioner” tenía un un montón de influencias alrededor de los barrios de Tampa, y realmente fue un tiempo increíble. Cualquier fin de semana en los primeros 90 podías ir a un club y mirar bandas acojonantes como Death, Deicide, Morbid Angel, Atheist… Tampa era realmente un lugar asombroso para el metal, y pavimentó la manera de hacer música en muchas bandas de todo el planeta.

En general la audiencia de los conciertos de metal a los que asisto es bastante… digamos que pocos bajan de los 30 años. ¿Ves en Obituary alguna nueva base de fans?

Poco a poco, y es bastante sorprendente ver cuántos jóvenes fans descubren la música death metal, y de corazón. Vemos padres trayendo a sus hijos a los shows, y vemos a muchas personas con 20 años, y si lo piensas es una pasada. Iba a conciertos a una edad muy temprana y algunos de mis mejores recuerdos son estar viendo a Iron Maiden, Dio, Ted Nugent, Twisted Sister… cuando tenía sólo 15 o 16 años de edad, ver jóvenes que encuentran música heavy metal es estupendo.

Las guitarras Fender no son muy comunes en el death metal, Trevor Peres tiene uno de los sonidos de guitarra más identificables del género. ¿Utilizar Fender es el secreto para ese sonido?

Todo su equipo lo es, Trevor siempre ha utilizado el mismo equipamiento a lo largo de toda nuestra carrera, y no es ningún secreto. Fender Stratocaster, Marshall JCM 800, pedal pro-co rat… La clave es cómo él consigue esa tonalidad, su configuración es la magia, muchos fans están interesados ​​en venir a vernos para ver cómo lo consigue.

Vuestros últimos videos de animación son divertidísimos… El death metal quizás necesita más sentido del humor.

No podríamos estar más de acuerdo con eso, el death metal necesita más humor, y no tenemos miedo de sonreír y poner sonrisas en las caras de nuestros fans.

El responsable de los vídeos es algún amigo tuyo? ¿Tienes algo que ver con el guión?

Sí y si. El dibujante es un artista húngaro increíble que contactó con nosotros con el video de Violence. Desde entonces nos hemos vuelto muy buenos amigos de él, Balazs, y hemos estado con él creando estos videos. Las ideas parten de nosotros y le permitimos hacer su magia y hacer que los miembros de la banda cobren vida como personajes de animación.

Si pudieras viajar atrás en el tiempo y darte algún consejo cuando empezaste como músico, ¿cuál sería?

Elige un estilo diferente de música porque no hay dinero en el death metal. ¡Monta una banda que suene en las radios! (risas). No cambiaría nada. Estoy muy orgulloso de lo que he hecho, y por lo que he aportado a la comunidad heavy metal. Obituary ha grabado su nombre en la historia del death metal.

¿Qué música escucha Donald Tardy?

Puedo apreciar nuevos estilos de música, canciones locas y técnicas que se están escribiendo en estos tiempos, pero yo mismo soy un producto de la vieja escuela, así que todavía sigo escuchando mis álbumes clásicos de metal. No hay un día de gira que pase sin que escuche Holy Diver cuando estoy calentando para un concierto. Hay muchas bandas asesinas nuevas que me encantan como Dust Bolt, de Alemania, sus dos últimos álbumes son parte de mi mierda favorita, junto con bandas que han acompañado a Obituary en el tiempo, como Corrosion of Conformity, que no paro de escuchar estos días.

¿Cómo ves la escena de metal en este momento?

Creo que la escena de metal está justo donde debe estar, y creo que las bandas tienen una pasión real. Veo músicos con talento que están escribiendo canciones en las que creen y con las que buscan obtener el amor de sus fans. Podría y debería haber millones de ventas de álbumes de heavy metal y death metal, pero los tiempos han cambiado, y aunque hay millones de fans por ahí, las ventas de álbumes han ido a tomar por culo, pero yo no soy de llorar sobre la leche derramada, o la cerveza. Sólo tienes que rodar a base de golpes…

Diríamos que por pedir algo, más ventas, ¿y si tuvieses que erradicar algo?

A veces sobra cerveza, whisky y hierba.

(risas) También sobra algún desalmado… ¿Cuál es la historia detrás del robo de vuestro telón de fondo de escenario? 

Por desgracia hace unos años en un festival de Holanda nuestro telón de fondo, que era prácticamente nuevo, fue robado después de nuestra actuación. La historia divertida, pero triste, es que acabábamos de reemplazar nuestro viejo telón, que habíamos llevado durante 19 años, y el nuevo sólo pudimos usarlo en 19 espectáculos antes de que fuese robado. Cojonudo…

¿No sé si te gusta hablar de política? ¿Alguna opinión hacia Trump?

Ninguna.

Pues para terminar…¿Podrías decirme tus tres discos preferidos de Obituary?

Esa pregunta tiene trampa seguro… (risas)

¡No! 

Pues prefiero dejarle esa respuesta a los fans. Aunque… sí te diré algo, pienso que una banda es tan buena como su último disco. Ahí te lo dejo.


Relacionado:

Disco del mes. Crítica : Obituary – Obituary (2017)