Be Prog! My Friend Festival 2017 – Día 2 (01-07-17).
Crónica: Pablo Martyr.
Fotos oficiales: Antonio Sediles.


Concluido el segundo día de festival, y antes de entrar en detalle en cada una de las actuaciones, toca hacer un breve resumen. La edición 2017 de Be Prog! My Friend Festival es para el que escribe posiblemente lq mejor de las cuatro que he podido atender, tratando de hacer un equilibrio entre todas las actuaciones de cada año. No soy el mejor haciendo recuentos de afluencia de público, y menos desde dentro, pero me pareció que el viernes hubo mucha más gente. Aun a pesar de la dificultad de coincidir con las fechas del Rock Fest, quedó claro que a grandes rasgos son públicos muy distintos. Como última reflexión, apuntar el curioso detalle de la cantidad de asistentes extranjeros, lo que me hace pensar en la diferencia de cultura musical que a día de hoy seguimos teniendo con otros países de Europa.


Jardín de la Croix

Única representación patria este año, llegamos justo cuando empezaban y nos dejaron boquiabiertos. Un poco más atmosféricos que “Animals As Leaders” (inevitable compararlos), sonaron muy bien y dejaron el listón muy alto ya desde tan temprano. No había podido disfrutarlos en estudio, así que más que anotados como punto pendiente. 

Devin Townsend Project

Problemas técnicos hicieron que el concierto de Devin empezara con bastante retraso, aun así, no se amilanó y cuasi como un monologuista del club de la comedia, estuvo un buen rato amenizando la espera. Contó chistes, se rió de los canadienses, preguntó cuántas vaginas y testículos había en el público… genio y figura capeando el temporal. Una vez subsanado el entuerto, dio un buen concierto. He de decir que me pasó lo mismo que hace dos años, no entiendo muy bien qué hace Devin en un festival así, pues no me parece especialmente “prog” lo que hace (y además no conecto demasiado con su música). Aun así, objetivamente no se le pudo poner una pega a su actuación, y sus incondicionales disfrutaron de lo lindo.

Anathema

Desde que Anathema han cambiado tanto, cada vez que los veo en directo siento una mezcla de esperanza y miedo (al final no gana ni la una ni el otro). En mis sueños más húmedos, retoman Alternative 4, Judgement y A Fine Day to Exit… sueño demasiado “Optimist”. En la realidad, ellos están mucho más cómodos en su nueva etapa, y en directo lo disfrutan y lo transmiten. Seis canciones de su nuevo “The Optimist” de un total de 14, en un setlist con nada del “A Fine Day to Exit” para atrás (ni siquiera Fragile Dreams) demuestran el apetito de la banda por su nueva cara. Un directo impecable, con un grupo que se gusta y que gusta. Como nota personal, decir que A Natural Disaster tiene mejores temas que Closer para perpetuarlos en directo, y que me alegra escuchar la (en mi opinión) última gran canción que han compuesto: “The Beginning and the End”.

Jethro Tull.

Llegados a este punto, y siendo la tercera vez que iba a ver a Jethro Tull, uno no sabe que esperarse. Ian está acabado de voz (y sí, uno de los máximos alicientes de Jethro era la voz), de hecho en la gira que pasó por Granada, y con la excusa de que era un musical, llevó voces grabadas a gran pantalla. Quitando ese hecho, quedaba ver qué suponía un greatest hits show como se nos había vendido. Pues bien, para mí la cosa se quedó muy corta. El sonido fue perfecto, como en todo el festival, Ian cantó poco y mal (es lo que hay), no me puedes tocar versiones y dejar a tu guitarra tocando la tocata y fuga de Bach mientras te das una vuelta y luego vuelves y mutilas Aqualung dejándola a la mitad. No me considero un experto en Jethro Tull, pero creo que lo que pudimos ver el sábado dista bastante de ser un “Greatest Hits”. Como consuelo, el poder escuchar “Thick as a Brick”, posiblemente  por última vez en directo, bastante bien ejecutada.

Leprous.

Si en este mundo hay un solo ápice de justicia, el futuro del metal progresivo, y uno de los primeros puestos del metal en general, debería estar abanderado por Leprous. La banda que cierra en el Be Prog solía tener desbandada de público, y la de Leprous ha sido la más pequeña en los cuatro años. Un cierre colosal con un setlist votado por fans en Facebook, que nos dejó pequeñas joyas como “Passing”, de su primer álbum. Es una delicia ver a gente tan joven y con tanto talento que “solo” van a sacar su quinto álbum de estudio. Nos regalaron también el tema “From the Flame”, tocado por primera vez en directo, y que estará incluido en su inminente nuevo disco, Malina. Su bis fue el que más se hizo desear, teniendo en cuenta que tocaron ya fuera de hora, pero resultó el más celebrado sin duda. Una alegría haberlos visto por segunda vez, y con nuevos motivos para subir a Madrid o a Barcelona a verlos ya en su próxima gira.


Puedes viajar a Leyendas del Rock con Divertis. Consulta horarios, todos los conciertos, precios y posibilidades en su su página web