Ayer se publicó un artículo en la revista Rolling Stone en el que Bill Ward, batería original de Black Sabbath, comenta varios de sus discos favoritos. Uno de ellos es October Rust, de Type O Negative, y el músico aprovechó para comentar lo mucho que le gustaba la banda:

Desde la primera vez que escuché Type O Negative me sentí atraído por ellos, de inmediato. Cuando los oí por primera vez, fue casi como,”Oh, me siento como si yo estuviera en esta banda”, como si fuese una banda en la que yo podría tocar perfectamente. No estoy en absoluto menospreciando a Johnny, con el que tengo además una buena amistad. Cuando lo escuché por primera vez, pensé: “Oh, Dios mío, hay algo en esta banda que es absolutamente genial”. En ese momento no sabía que ellos eran grandes fans de Black Sabbath. Lo descubrí más tarde. Tienen algo muy magnético, que te atrapa. Creo que es una de esas bandas en las que te encantan al 120% por ciento. Algo parecido a Black Sabbath, en realidad. Tienen un sonido fuerte, extremadamente poderoso. Tienen muchas cosas similares: se vaciaban en el escenario y se vaciaban cuando grababan. Otro elemento que me encantaba era su sentido del humor, todos en la banda lo tenían, no hay duda de eso. Creo que es algo que se echa de menos, y nosotros también lo tuvimos aunque no fue bien entendido, había mucho doble sentido con humor en Black Sabbath. A veces enfocado sobre nosotros mismos. Cuando Peter Steele murió, en 2010, fue algo que me afectó mucho. Fue inesperado porque el camino en el que Peter estaba en ascenso, dije  ¿Pero qué ha pasado?” Sí, hice una hoguera en recuerdo de Peter, y dije algunas oraciones, básicamente como símbolo que iluminaría su tránsito hacia un nuevo camino. Lo quería mucho. Lo admiraba. No hay nadie en la Tierra como Peter.