“Mi voz está mejor ahora que hace 40 años” – Glenn Hughes.

Es uno de nuestros héroes. Ya sea hace más de 40 años con Trapeze o Deep Purple, en solitario, o en pleno 2017 con Black Country Communion, Glenn Hughes nos fascina en cada proyecto que se embarque. Tuvimos el privilegio de descolgar el teléfono y que por él sonara la voz del rock. Charlamos con esta auténtica leyenda acerca del esperado regreso de Black Country Communion, superbanda en la que, junto a Joe Bonamassa, Derek Sherinian y Jason Bonham, nuestro querido gentleman edita su cuarto disco, “BCCIV“.

 


Recordamos el modo en que Black Country Communion acabó hace unos años. El regreso ha sido una gran noticia, ¿ha podido servir este descanso para volver con más impulso?

Totalmente. A veces viene bien coger algo de espacio para recuperar la ilusión. Estamos muy contentos con el nuevo disco, muy orgullosos, creemos que es uno de los mejores trabajos de nuestra carrera.

Habéis grabado un excelente álbum , ¿era ese el único objetivo del regreso, o vais a hacer un tour? Vuestro último concierto fue en 2011…

Haremos una gira, sí. Eso espero. Esa es mi idea. Depende de saber ponernos todos de acuerdo, calendarios… Tengo grandes historias durante las giras, me encanta girar. Pero sí, para mí es importante girar con él, pero hasta que el calendario esté hecho es difícil hablar de ello. En lo que se refiere a este álbum, lo principal era la calidad de la música, y me siento muy afortunado de haber creado este disco.

¿Cuáles son las principales diferencias en la composición y grabación de este disco respecto a los tres anteriores? ¿Cómo se compone en Black Country Communion, ¿tú haces las letras? ,¿componéis todos juntos?…

Joe y yo escribimos la música juntos, y yo escribí todas las letras excepto una canción, “The Last Song For My Resting Place”. Toda la música fue escrita en mi estudio, el pasado octubre. Todos los días Joe y yo escribíamos. Estuvimos muy comprometidos en hacer el mejor trabajo posible. Y estamos muy excitados de poder presentarlo al público.

La canción que has nombrado, que canta Joe, es realmente formidable, ¿puedes decirnos de qué trata?

Sí, esa canción trata sobre el líder de la banda de música del Titanic. Violinista. Obviamente se ahogó. Algo muy único de Joe, es que tiene una canción en cada álbum, que es muy diferente del resto. Es una gran canción.

Es algo así como el tema central del disco, es increíble. ¿En qué os basáis tú y Joe para distribuiros las tareas vocales?

Sabes, Joe quiere que yo sea el cantante exclusivo de este grupo (risas), él realmente quiere ser el guitarrista. Pero sabe que a mí me encanta compartir micrófono con otros cantantes. Y así funciona esta banda.

¿Compones con guitarra o prefieres el bajo?

Prefiero el bajo. En el grupo, Joe y yo componemos y arreglamos todas las partes juntos. Luego vienen Jason y Derek al estudio, muy excitados por cierto (risas), y escuchan las canciones por primera vez para grabarlas.

Es increíble cómo se mantiene tu voz álbum tras álbum. Es difícil compararte con alguien con una carrera tan longeva y manteniendo ese nivel. ¿Cómo te sientes al haber conseguido que muchos te llamen La Voz Del Rock?

Whoa, es un gran honor tener este talento. Me hago mayor y la gente me pregunta cómo lo hago. Mi amigo Ronnie (James Dio) tenía 68 cuando murió y mantuvo una gran voz hasta el final. Tengo amigos con 73 que cantan fantástico… Es algo en lo que soy muy muy afortunado, poder cantar ahora así. Probablemente seas joven y no recuerdes cómo cantaba en los 70, pero creo que sueno mejor ahora 40 años después. Estoy muy agradecido.

Tienes muchos amigos que son grandes músicos, Bonamassa, Iommi, Gary Moore, Blackmore… ¿Cuál crees que es el mejor guitarrista con el que has tocado?

Dios… Joe por ejemplo es muy trabajador. Es joven, tiene muchos conocimientos de blues, un gran sentimiento de rock clásico… Creo que Joe y yo tocamos muy bien juntos, componemos bien juntos, somos muy compatibles. Lo pasamos muy bien juntos. También Tony Iommi es la misma clase de persona, similar a mí. Así que me quedaría con esos dos. Bonamassa y Tony Iommi.

¿Cuál es la canción de la que estás más orgulloso?

¿En toda mi carrera? Tengo tantas, como 500 canciones fácilmente… Dios mío, es muy difícil, hay demasiadas. Por decir alguna, “This Time Around”, de Deep Purple, es una canción muy especial para mí. La escribí hace casi 40 años. Va sobre la resurrección, la reencarnación… es una canción muy especial para mí. Es del disco “Come Taste the Band”, y definitivamente es muy especial.

“Sail Away” es una canción que nunca dejas de tocar en directo en solitario… ¿La tocaréis alguna vez con Black Country Communion? ¿Crees que es fué una canción adelantada a su tiempo? Parece como la semilla de unos Audioslave…

Posiblemente. Sigue siendo una gran canción. Es una de mis favoritas. Nunca se sabe, pero podría entrar en el setlist de Black Country Communion.

Recientemente hemos perdido a Chris Cornell, del que mucha gente dice que tenéis cualidades vocales similares. ¿Lo conocías?

Sí, conocía a Chris. Nos quedamos todos en shock cuando murió. Era amigo mío, era muy sensitivo, un tío muy amable, muy dulce. Su voz tenía un tono único… Es demasiado doloroso pensar que ya no está con nosotros. Es difícil para mí entender por qué pasó. Lo siento mucho por sus niños. Lo siento tanto, tenía una voz tan única…Últimamente me han preguntado mucho por él, y digo que era uno de los grandes cantantes que teníamos, pero también no dejo de pensar en su familia.

¿Puedes contarnos qué pasó con la cancelación del Tour que te iba a traer a España con Living Colour?

Bien, lo programamos con siete meses de antelación, y al sexto mes, decidieron que no lo iban a hacer. Fue una mala situación para mí, porque había un contrato y ellos lo rompieron. Y el promotor no podía continuar el tour sin la experiencia completa con la que se programó. Así que es difícil para mí hablar de ello porque estoy muy disgustado. No tuve oportunidad de promocionar de verdad “Resonate”, mi último disco en solitario, que es en mi opinión mi mejor disco. Así que, fue estúpido, una oportunidad de tocar para mucha gente… no me gusta hablar de ellos, aunque aprecio tu pregunta.

Pasemos con otro asunto delicado, que parece que es ahora tema de actualidad. Ritchie Blackmore ha declarado hace poco que tocaría un último concierto con Deep Purple, ¿qué opinas de eso?

No creo que eso vaya a ocurrir. Creo que han pasado demasiadas cosas. No hay modo de que Ian Gillan toque con Blackmore de nuevo, y no puedo creer que Ritchie quiera tocar con gente como Ian… No sé por qué lo ha dicho, puede que él se sienta culpable.

Para acabar nos gustaría que nos comentaras una curiosidad que te ocurrió en los 70. David Bowie y tú fuisteis compañeros de piso durante un año. ¿Cómo lo recuerdas? ¿Puedes contarnos alguna historia de esa época?

Sí, vivió en mi casa cuando él estaba grabando el disco “Station To Station”, en 1975, y se quedó en mi casa en Beverly Hills. Sólo estábamos nosotros dos, nadie sabía que él estaba allí, él quería permanecer anónimo, salvo por mi asistente. Pasamos mucho tiempo juntos escribiendo, saliendo por ahí, pasándolo bien. Pude ver todas las diferentes formas de David Bowie, y también me ayudó a perfilar mi estilo de vestir, el modo de escribir canciones. Fue muy influyente para mí. Lo echo mucho de menos.