Sello: ATO Records, Prawn Song Records.
Productor: Les Claypool.

Crítica por Jorge Guede.


Siempre es motivo de alegría tener nuevo material de la banda de San Francisco, y más aún cuando por fin se “reúne” de nuevo la alineación clásica con Tim ‘Herb” Alexander a la batería. La banda se decide por fin grabar un disco de temas propios después de más de 20 años., tras aquel lejano Tales from the punchbowl
(1995)
.
Matizar lo de temas propios, ya que el bueno de Tim ya estuvo en todo el proceso de grabación de la hilarante a la vez exitosa banda sonora de Charlie y la fábrica de Chocolate (2015).

Aclarado esto, las expectativas no pueden ser más que buenas. El privilegiado talento de Les Claypool siempre le ha permitido rendir a un nivel altísimo en todo proyecto o colaboración en que participa. No hace falta descubrir ahora mismo todas sus bondades, porque ya tiene su lugar en la historia. Se trata de una obra conceptual basada en el libro para niños The Rainbow Goblins, escrito por italiano Ul de Rico, que el propio Claypool utilizaba para leerle a sus hijos cuando éstos eran pequeños. La palabra conceptual últimamente se puede tomar muy a la ligera, pero en el caso que nos ocupa ya sabemos que será fiel al pie de la letra. Nunca otra banda ha manejado tan bien el meterse en papeles o historias, más cercanas al mundo teatral. Primus y su universo daría para mucha literatura.

La primera impresión de The Desaturating Seven es de cierta decepción… pero ojo, no os llevéis las manos a la cabeza. Decepción en primer lugar, porque tiene una duración ínfima para catalogarlo como un LP en toda regla. Y como segunda causa, de sus siete cortes varios no dejan de ser mera música experimental y anecdótica, para servir de intros y nexos entre las restantes piezas.

¿Se puede rascar algo?… Por suerte, el material neto restante (cuatro temas), son de gran calidad, Primus en su máxima expresión. La combinación perfecta de unos músicos increíbles con la fina ironía de Claypool cuál perfecto cuentacuentos. A buen seguro encajarán bien en su extraordinario repertorio en vivo. Destacaría The Trek y the Storm, ésta última con ciertas reminiscencias al otrora supergrupo Oysterhead  (Claypool + Stewart Copeland + Trey Anastasio); siendo dos temas largos donde no se andan con rodeos y ponen a trabajar toda su maquinaria.

Y no hay mucho más que decir. Podríamos esperar un disco en toda su extensión, como lo fue el magnífico Green Naugahyde (2010)pero lo importante es que tenemos a Primus más vivos que nunca, sacando discos y girando cada año con unos montajes visuales dignos de elogio. A buen seguro que con este The saturating seven no perderán la ocasión de presentarlo en un tour especial similar al de Charlie y la fábrica de Chocolate, que tan buenos resultados y críticas cosechó.


1. “The Valley”
2. “The Seven”
3. “The Trek”
4. “The Scheme”
5. “The Dream”
6. “The Storm”
7. “The Ends?”