“Sólo hice con él tres álbumes de estudio con material original, y sin él he hecho trece”.


Tom Morello está actualmente promocionando la publicación del primer LP de su nueva banda, Prophets of Rage, y para ello en las últimas semanas está atendiendo en varias entrevistas a una serie de medios estadounidenses. Una cuestión recurrente por la que Morello fue preguntado por casi todos los medios es la posibilidad de que Rage Against The Machine se reúnan de nuevo, así como su relación actual con el vocalista Zack De La Rocha, único impedimento para dicha reunión ya que Brad Wilk y Tim Commerford permanecen a su lado desde hace años, tanto en Audioslave como en Prophets of Rage.

En Two Doods fue preguntado por el futuro entre él y Zack, a lo que Tom respondió saliendo del paso:

Ahora mismo él está trabajando en un disco en solitario. Lo que hace es espectacular, ya sea lo que hizo conmigo o lo que haga por su cuenta, por ello estoy deseando escuchar lo que sea que se le ocurra.

Palabras diplomáticas de Morello, que también se refirió al mismo asunto en The Guardian:

Mientras que con él sólo hicimos tres álbumes de estudio con material original, fuera de Rage Against the Machine he hecho trece… cada artista tiene su propio ritmo. Para mí era muy importante obtener la aprobación de Zack para llevar a cabo Prophets of Rage, y fue adorable que nos la diese.

Fue sin embargo en Music Feeds donde habló más tajante respecto a la reunión soñada de sus fans. Llega un momento en que Tom hasta se lo toma a guasa… dejando educadamente a Zack de la Rocha con la patata caliente.

No, no hay ningún progreso o conversaciones de una reunión completa que suceda pronto. Quiero decir, ten en cuenta que hemos tenido una amplia oportunidad para que Rage Against the Machine se juntasen muchísimo en el transcurso de los últimos 25 años, y fíjate que simplemente no sucede (risas) Es como… simplemente no sucede. La buena noticia es que con Prophets of Rage honramos el legado de Rage Against the Machine, y ahora también hemos hecho nuestra propia música para 2017, y así poder tener un cóctel muy potente. Nuestros shows completos de ahora son 22 o 23 canciones que son todo grandes singles. Es como una playlist de Paul McCartney (risas)… un temazo detrás de otro.

Parece que, sin tampoco hacer sangre, Morello deja de nuevo toda la responsabilidad de que los cuatro “guilty parties” se reúnan en manos de Zack de La Rocha, con el que al  menos parece que conserva buen entendimiento y comunicación. Nadie cierra la puerta, pero es algo que no va a pasar a corto plazo.


Relacionado:

Crítica: Prophets of Rage – Prophets of Rage (2017)