Los cuatro miembros de Decapitated fueron ayer formalmente acusados de violación en el Condado de Spokane (Washington). El vocalista Rafal Piotrowski y el guitarrista Waclaw Kieltyka son acusados de violación en segundo grado. Por otra parte, el batería Michal Lysejko y el bajista Hubert Wiecek han sido acusados de violación en tercer grado.

La banda ha querido volver a pronunciarse en este punto. En un segundo comunicado a través de redes sociales, desde el entorno de la banda se ha querido matizarla lectura que, según ellos, debe hacerse de la situación en la que ahora se encuentra la banda polaca:

Tras la extradición de California a Washington, la banda ha sido acusada, pero nos gustaría enfatizar varios puntos. El Departamento de Policía de Spokane ha presionado cargos como una formalidad procesal, sin hacerlo, se verían obligados a liberar a los cuatro miembros la banda, y esto no es una convicción o cualquier indicio de culpabilidad o inocencia. Una vez más, pedimos a todos que esperen a que se presente el caso y haya una decisión del tribunal.

Dicho esto, mientras se están preparando las pruebas del caso por ambas partes, algunos hechos son indiscutibles en este punto: el oficial original que tomó la acusación declaró: “No tengo una causa probable de que ocurriese una violación”. La banda rechaza firmemente las acusaciones y confía en que una vez que se hayan visto y oído los hechos y las pruebas, sean liberados y puedan volver a casa.

Hacemos un llamamiento a las personas que estuvieron presentes en la noche en cuestión, y a las que tengan alguna información sobre el caso se les pide que contacten con el abogado defensor, Steve Graham, de Spokane, Washington.

A continuación os dejamos con el historial de noticias relativas al caso:

La defensa de Decapitated: “la mujer que acusó a la banda tiene un documentado historial de denuncias falsas”