Por Perry G.R.


El 20 de Octubre de 1977, tal día como hoy hace 40 años, ocurrió una de las mayores desgracias de la historia del rock: el accidente aéreo de Lynyrd Skynyrd. A las 18:42 CST, el avión en que viajaba la banda aquel día, un Convair CV-240, había sido inspeccionado con anterioridad por Zunk Buker y su padre, miembros del equipo de Aerosmith, ya que Steven Tyler y Joe Perry estaban interesados en él, pero finalmente desecharon emplearlo ya que ni el aparato ni la tripulación cumplían con sus requisitos; Buker vió a los pilotos McCreary y Gray deambulando con una botella de Jack Daniel’s mientras inspeccionaban el avión.

El magneto del motor derecho del avión había dado problemas ya antes de su último vuelo; tanto Billy Powell, teclista de Lynyrd Skynyrd, como Ken Peden, técnico de sonido del grupo, declararon haber visto llamas saliendo del motor derecho del avión en el viaje anterior al accidente, entre Miami y Greenville. De hecho, Cassie Gaines tenía tanto miedo de subirse al avión que se ofreció a viajar en el camión del equipo. Cassie no fue la única que tuvo un mal presentimiento, La tercera integrante del coro de Lynyrd Skynyrd, Jojo Billingsley, que estaba cuidando de un familiar enfermo y tenía pensado reincorporarse a la gira el día 23 en Little Rock, soñó con el accidente y llamó a Allen Collins para pedirle que no se subiesen a ese avión. Por desgracia, no se hizo caso de los malos presagios y todo el grupo se subió al aparato el día 20. Tenían que viajar desde Greenville, en Carolina del Sur, donde había tocado el día 19, hasta la Universidad del estado de Luisiana en Baton Rouge, Louisiana, donde tenían una actuación el día 21.

Durante el vuelo, el avión sufrió una serie de problemas mecánicos y, aunque los pilotos intentaron un aterrizaje de emergencia en una pequeña pista, el avión se quedó sin combustible y se estrelló en un bosque cerca de Gillsburg, Mississippi. Es posible que el magneto dañado del motor derecho engañase a los pilotos creando una mezcla de combustible excepcionalmente rica, y ello causase que el Convair se quedase sin fuel. También es posible que los pilotos se asustasen al fallar el motor derecho y tirasen parte del fuel que quedaba de forma accidental. Artimus Pyle sostiene que el indicador del combustible funcionó mal y que los pilotos fallaron al comprobar el nivel de los tanques antes de despegar. A consecuencia del accidente, el vocalista Ronnie Van Zant, el guitarrista Steve Gaines, la corista Cassie Gaines, el asistente Dean Kilpatrick, el piloto Walter McCreary y el copiloto William Gray perdieron la vida.

Allen Collins sufrió la rotura de dos vértebras de su cuello, tanto él como Leon Wilkeson estuvieron a punto de perder sus brazos a consecuencia de las heridas sufridas, Wilkeson sufrió también graves heridas internas como la perforación de un pulmón y perdió la mayor parte de sus dientes. Gary Rossington se rompió las dos piernas, los dos brazos y la pelvis, además de hacerse graves heridas en el estómago y el hígado. El teclista Billy Powell casi se queda sin nariz y sufrió laceraciones tanto en la cara como en su rodilla derecha. Leslie Hawkings se rompió el cuello en tres sitios, sufrió laceraciones en la cara y sufrió una conmoción cerebral que posteriormente le ocasionó problemas oncológicos. El miembro del personal de la gira Steve Lawler sufrió severas laceraciones y contusiones. El mánager de seguridad Gene Odom sufrió quemaduras en un brazo y la cara, y perdió la vista en un ojo a consecuencia de una bengala de emergencia que se activó durante el accidente. Artimus Pyle logró salir de los restos del avión accidentado con varias costillas rotas y se dirigió a través de los pantanos junto con Kenneth Peden Jr. y Marc Frank, miembros del equipo de la banda.

Los tres supervivientes se toparon Johnny Mote, un granjero que se había acercado a investigar lo sucedido, y quien, según la versión de Artimus Pyle, le disparó alcanzándole en el hombro, aunque la versión del granjero es que disparó al aire, al confundirlos con tres prófugos de una penitenciaría cercana. Billy Powell contó que la vocalista Cassie Gaines tenía la garganta cortada de oreja a oreja y se desangró en sus brazos, y también que la cabeza de Ronnie Van Zant estaba aplastada. Sus declaraciones fueron posteriormente desmentidas por Judy Van Zant y Artimus Pyle. En total, viajaban 26 personas en el avión, seis fallecieron, diecinueve fueron hospitalizadas y una tratada y dada de alta. Cuando Jojo Billingsley se enteró del accidente sufrió tal shock que se le cayó parte del cabello.

Tras el accidente, el grupo se disolvío y el disco “Street Survivors”, que había visto la luz sólo 3 días antes, llegó a ser el segundo disco de platino de la banda, alcanzando el número 5 en las listas de discos estadounidenses. El single “What’s your Name” alcanzó el número 13 en las listas de singles más radiados durante el mes de enero de 1978. La compañía de discos de la banda, MCA, cambió la portada del disco, en la que se los veía en medio de unas llamaradas, por otra similar pero sin las llamas, por respeto a los fallecidos. 30 años más tarde se recuperó la portada original.

En 1987, los miembros supervivientes del accidente, Gary Rossington, Billy Powell, Leon Wilkeson y Artimus Pyle, junto al miembro original de la banda Ed King, reformaron el grupo. El hermano pequeño de Ronnie Van Zant, Johnny Van Zant, ocupó el lugar de su hermano como vocalista. Y Allen Collins, quien estaba paralizado tras un accidente de coche en 1986, participó como director musical, escogiendo a Randall Hall, miembro de su banda, como su sustituto. Allen Collins falleció el 23 de enero 1990 a causa de una neumonía. Leon Wilkeson apareció muerto en su habitación de hotel el 27 de Julio de 2001 a causa de una enfermedad de hígado y pulmón.