No parece que haya freno en la creciente corriente de acusaciones de mala conducta y acoso sexual en la comunidad artística. Dentro del mundo del rock, tras Twiggy Ramirez (Marilyn Manson) y Eddie Hermida, (Suicide Silence), el icónico Gene Simmons de Kiss se ha visto envuelto en una serie de acusaciones, menos graves, pero de la misma naturaleza… y parece que se le van a ir amontonando.

Todo empezó cuando Simmons fue excluido de Fox News la semana pasada, tras actuar de manera inapropiada con algunas mujeres que trabajaban allí. Según cuenta The Guardian, Simmons ofreció un comportamiento inadecuado tras ser consultado sobre el caso que rodea a Harvey Weinstein, productor acusado por actrices y modelos por abuso y acoso, se quitó su camisa y gritó “hey, chicas, ¡demándenme!”. Después, realizó bromas sobre la pedofilia de Michael Jackson y se burló y agredió a dos empleados de la cadena, provocando que se ordenara la prohibición de su entrada de por vida en las dependencias de la cadena de noticias. Este no es el único episodio que ha protagonizado Simmons en la semana. hace unos días, el New York Post publicó una entrevista donde el músico aseguraba que la mujer no podía equilibrar su rol de trabajadora con lo familiar.

Toda esta polvareda casposa en los últimos días terminó por hacer que la actriz Mary E. McGlynn se decidiese a hacer público su relato de cómo Simmons la acosó sexualmente:

“Fui a darle la mano y él apuntó a su polla y dijo “esta es la máquina de diversión”

Cuando las acusaciones se hicieron virales, otra mujer llamada Tess Fowler respondió a McGlynn con su propia historia de conducta impropia por parte de Simmons:

 

Ahora toca que Gene de su enfoque a estas acusaciones, aunque teniendo en cuenta cómo son las declaraciones de Simmons, no sabemos que será mejor. Desconocemos si Simmons ha iniciado los trámites para patentar su “máquina de diversión”.


Relacionado:

Gene Simmons de Kiss pretende patentar la mano cornuda