Es de sobra conocido el caso Decapitated, por el que los cuatro miembros de la banda polaca se enfrentaban a cargos de secuestro en primer grado y violación en tercer grado. Hoy se conoce a través de la fuente habitual, el diario local de Spokane, The Spokesman Review, que la fiscalía ha retirado todos los cargos que había sobre la banda.

Los fiscales han decidido suspender los cargos de violación y secuestro contra los cuatro miembros de la banda asegurando su eventual regreso a su país de origen, Polonia, después de meses de detención en los Estados Unidos. Waclaw Kieltyka, de 35 años, Michal Lysejko, de 27, Rafal Piotrowski, de 31, y Hubert Wiecek, de 30, debían comenzar el juicio a finales de este mes en el Tribunal Superior del Condado de Spokane, por la presunta violación en grupo de una mujer que asistió a su concierto en Spokane el 31 de agosto.

Pero hoy viernes, 11 días antes de la fecha del juicio del 16 de enero, la fiscal del condado de Spokane, Kelly Fitzgerald, presentó una moción eliminando todos los cargos de violación y secuestro; sin perjuicio, lo que significa que los cuatro hombres podrían ser procesados ​​en el futuro. La moción cita “el bienestar de la víctima” y “en interés de la justicia” como razones para el despido.

Los abogados de la banda dijeron que esta noticia es surrealista, pero esperada. Steve Graham, en representación de Kieltyka, dijo que, si bien sólo puede hablar en nombre de su cliente, “todos están aliviados y esperan regresar a sus hogares”.

Hace dos semanas, Graham dijo tener una “nueva evidencia” que “ponía seriamente en duda” la credibilidad de la acusación. Graham dijo también que los agentes de la policía de Spokane podrían haber sido mal informados sobre lo que sucede en los espectáculos de metal, algo que podría explicar los hematomas de la mujer.

“Citamos a la lista de asistentes del concierto y encontramos a muchas personas que dicen que ella estaba en la primera fila del moshpit siendo empujada, tanto como cualquier otra persona allí”, dijo. “No hay duda, desde nuestra perspectiva, de que el caso contra estos cuatro tipos se estaba derrumbando”.

Si hubieran ido a juicio por estos cargos, los abogados de la defensa también habían planeado arrojar dudas sobre la mujer que hizo la acusación, a quien consideraban no fiable en base a un encuentro previo con la policía, en 2014, admitiendo en ese entonces haber mentido a la policía sobre lesiones que sufrió durante un asalto. Los miembros de la banda han estado en libertad desde finales del año pasado, cuando fueron liberados sin fianza.

Un tema delicado para hacer juicios de valor. Esos son los datos y que cada uno saque sus conclusiones.

Aprovechamos la ocasión para recordar nuestra mayor repulsa a cualquier tipo de violencia machista.


A continuación os dejamos con el historial de noticias relativas al caso:

Decapitated liberados sin pagar fianza, a espera de juicio

Decapitated llevan 80 días detenidos, y (casi) nadie los apoya