Avatar, formados en 2001, con siete discos a sus espaldas, y desde que los vimos en directo andamos colgados por ellos. Este viernes 12 de enero se publica su nuevo disco, Avatar Country, a través del sello Century Media, quienes nos invitaron a entrevistar a su frontman Johannes Eckerströmos. Los suecos volvieron a sorprendernos, con su nuevo disco y con una entrevista en un tono que no esperábamos. La verdad es que es una auténtica locura el mundo que estos cinco chalados han creado. Justo antes de la charla con el vocalista y portavoz del rey de Avatar, nos pusieron en contacto con él a través de una peculiar conferencia telefónica que empezó con este aviso sonoro:

Con semejante despliegue no sabíamos si seguir con la llamada o pasarle el teléfono a Jesús Quintero, él que está más acostumbrado a lidiar con tarados como el Penumbra, Carlos Jesús y este tipo de personajes. Finalmente nos armamos de valor, y aunque sabíamos que la conversación estaba siendo grabada por la agencia de alto secreto de Avatar, tratamos de que Johannes nos contara la grandeza de su nación imaginaria, su rey y todos los detalles del nuevo disco que la banda vendrá pronto a presentar a nuestro país.


¡Gloria a su majestad el rey de Avatar!

¡Gloria a nuestro rey!

Habéis necesitado muy poco espacio de tiempo entre esta nueva publicación y vuestro anterior trabajo. Cuéntanos un poco cómo ocurrió la idea de este disco, su creación y grabación.

La primera razón por la que nos llevó menos tiempo del esperado si lo comparamos con la manera que teníamos de trabajar en el pasado, sería que estábamos desbordados por la inspiración. Una vez que nos dimos cuenta de que era el momento adecuado para contar la historia completa de nuestro gran país y de nuestro rey nos pusimos manos a la obra. Es un álbum que no se puede comparar con proyectos anteriores, y ese enfoque que le dimos además nos permitió grabarlo en solo 14 días, en lugar de los periodos de más de un mes que habitualmente necesitábamos. Hubo una energía especial. Fue un soplo enorme de inspiración, una corriente que nos mostraba el camino a seguir. Inspiración del rey, por supuesto, somos muy afortunados de tocar a su lado.

Hay algún miembro ocupado de lo musical y otro en el concepto y temática?

El rey quiere a su pueblo y lo quiere junto a él, creando con y para él. Y por supuesto nosotros estamos ansiosos por complacerle en ese aspecto. Esto es lo que tradicionalmente sería percibido como un esfuerzo en grupo. Incluso yo, como súbdito, tuve el honor de aportar algunos riffs aquí y allá para el álbum. El rey es nuestro hermano, hijo y padre, así que como una hermandad hemos estado trabajando juntos para grabar el mejor disco que fuese posible, en nombre de nuestro glorioso monarca.

Legend of the King es el tema más largo del disco, un extensísimo corte que parece ser la pieza central o de mayor peso en el álbum, ¿no es así?. ¿Qué nos puedes decir de este tema?

Diría que todo el disco funciona como una unidad, pero es cierto que Legend Of The King sería en cierto modo la canción estrella para arrancar. Considerando que realmente es una continuación del primer corte del disco, Glory To Our King (himno nacional) para empezar con la majestuosidad y el protocolo que se requiere. Pero sí, realmente la primera canción de metal es Legend Of The King y creíamos necesario pronunciarnos de ese modo superlativo para que la gente supiera de qué iba todo, y cuál es el papel de la orquesta de élite del rey de Avatar para esta ocasión. Entendimos que lo mejor era comenzar con una canción larga y rápida, y en la que el rey pudiese dejar clara su omnipresencia, ya que toca siete solos.

Sí, toda una declaración de principios. El siguiente corte, The King Welcomes You to Avatar Country, rezuma rock and roll. Suena muy diferente, muy “americana”…  con un aire AC/DC incluso, adaptado a vuestro sonido. 

Es magnífico que comentes eso, es un tema que tuve el honor de presentar a la corona, las ideas originales de ese tema son mías. Y sí, es un tema de bienvenida, un tema para celebrar que alguien ha llegado a nuestro reino por primera vez. El tono que quisimos darle es festivo, así que procuramos ilustrar la naturaleza única del reino de Avatar, en este tema creo que se puede sentir algo de la psicodelia de los años 60 combinado con… pues sí, es lo que dices, podríamos decir que viene directamente del blues, algo que hace que se sienta tremendamente ese tono de rock n roll. Es un tema con el que quisimos reenfocar el poder de la banda de una manera fresca. Yo personalmente soy un gran fan de Devin Townsend o de Keith Richards, ejemplos de músicos que usan afinaciones abiertas de guitarra, cosa que no habíamos hecho en Avatar antes, así que pensamos que sería buena idea tocar en una afinación que previamente no hubiesemos usado, de modo que nuestra mente tuviese que reconectar con otros parámetros, eliminar patrones, tomar algo de riesgo para no hacer siempre lo mismo. Un tema con el que demostrarnos a nosotros mismos que podíamos reconducirnos a un nuevo y fresco comienzo. En definitiva un humilde intento de pintar un cuadro con el que presentar al todavía desconocido el reino de Avatar.

Vemos que Jonas Jarlsby (guitarrista) es el protagonista del disco, el rey de Avatar, además desde hace años así se hace llamar (Kungen, rey en sueco). ¿Por qué él y no otro de los miembros para este honor? Muchos podrían esperar que el rey de Avatar fuese el frontman del grupo.

La respuesta rápida es: él rey es el rey porque de hecho es el rey (risas). Yo no soy el rey, yo soy un humilde sirviente del rey, lo que se podrá decir un portavoz oficial del rey. Lo cual para mí es un honor tremendo, y estoy más que orgulloso por mi cargo. Si lees todas las letras del disco entenderás toda la historia del rey, todos los aspectos por los que el rey es el rey y yo obviamente no lo soy, a igual que tú tampoco lo eres. Fíjate que no se sabe a ciencia cierta la edad de nuestro monarca, ahora empieza el año 2018 en España o Suecia… pero en China se considera que sería el año del perro, y en Avatar es el año del rey… pero el año anterior también, y el anterior, así que no sabemos la edad de nuestro rey, en nuestras antiguas escrituras sabemos que se alzó en el año del rey… pero no sabemos por lo tanto cuánto hace de eso. Se supone que el rey fue vencido en una batalla junto a sus soldados, pero su caballo galopó a las montañas y regresó con el rey a lomos, por lo que la pregunta sería ¿quién murió entonces en la arena? ¿Un clon? ¿Resucitó? Hay muchos interrogantes en la historia del reino de Avatar… incluso de tipo religioso, con paralelismos con el cristianismo, donde también existe la resurrección. La historia de Jesucristo está inspirada en la de nuestro rey, y de ello sabemos que nuestro rey tiene más de 2,000 años… pero también vemos paralelismos con la cultura egipcia, por lo que llegamos a la conclusión de que el rey tiene más de 4.000 años, pero nada está claro. Lo único seguro es que el rey es él, yo no, tú tampoco, él es el rey por motivos obvios, y es el momento de proclamar su verdad.

Un momento como este, el año del rey, supondrá una gira de Avatar muy especial, ¿no es así?. ¿Qué podremos encontrar en vuestra próxima gira?

Pues estas intervenciones internacionales, entre las que está España, serán consideradas visitas de estado (risas). Ya es hora de que se haga justicia a la grandeza del rey, darle la exposición que merece. Lo que pasará si vas a una visita de Avatar en tu país es que tendrás una rebanada de lo que es la vida en el país de Avatar. Verás al rey de Avatar con su excelente orquesta de élite, y tendrás un circo Freak de artistas invitados. Todos juntos, con el escenario que tenemos preparado, le daremos a la gente una muestra de nuestro país, para que sintáis que habéis traspasado las fronteras de vuestra nación y os adentréis en nuestro reino por un rato. En cuanto vean a nuestro rey se convencerán de que quieren ser ciudadanos de nuestro país.

Vemos que las bandas que destacan son las que aportan fórmulas nuevas. Siendo totalmente sinceros, nos dejasteis sin palabras con vuestro show en Download Festival. Fue la primera vez que os vimos y descubrimos a los verdaderos Avatar que nunca llegamos a entender discográficamente. ¿Nos equivocamos en afirmar que sois una banda de directo al 100%?

Bueno, damos lo mejor tanto en estudio como en directo, pero sí, creo que todas las grandes bandas de metal… en realidad todas las bandas pero especialmente en el metal, crean música para ser tocada en directo. Desde luego que la música de Avatar está hecha para que se convierta en una experiencia en vivo, el metal es música muy física. Nuestra intención es mostrar nuestras habilidades, musicales, técnicas, creativas e intelectuales… y físicamente. La música en directo nos da la oportunidad de mostrar nuestro esfuerzo físico por llegar a las notas más altas, de sonar lo más duros posibles, de que experimentes de la mejor manera lo que sabemos hacer. Lo que sí me gustaría es darte las gracias, encantados de que os gustase el show, a nosotros también, llevábamos tiempo queriendo tocar en un festival así en España, llevábamos tiempo queriendo que nuestra relación con España se consolidase, porque desde la primera visita, cuando nadie nos conocía, la respuesta fue estupenda y la hemos disfrutado mucho. Ojalá ese show sea el inicio de algo más estable.

Si te digo que lo tenéis todo para ser los “reyes” del metal, ¿qué opinas?

Bueno, ya hay quienes se autoproclaman los reyes del metal, Manowar (risas), y son una gran inspiración. Lo cierto es que sería un honor ser considerados así, sería inspirador, pero no estamos esperando recibir ese tipo de etiqueta, de hecho para nosotros es más importante ser servidores del metal que ser los reyes del metal, para reyes ya tenemos al nuestro, el rey de Avatar.

Este disco es realmente singular, de nuevo conceptual y con una temática completamente única. ¿Tenéis sin embargo alguna fuente de inspiración especial? ¿Existe un patrón clásico conceptual de referencia en el que os hayais basado?

No hace falta irse lejos en el tiempo, ahí tienes lo que hizo Steven Wilson en 2015, aunque por supuesto nos encanta The Wall o tantos otros clásicos. Saliendo de lo estrictamente conceptual, lo que para mí está por encima de todo, y mira que me gustan muchas cosas… como Steven Wilson o Devin Townsend, lo más importante para mí es The Beatles y Black Sabbath. Me dieron la filosofía musical que siempre mantuve. En metal el riff es el rey, el groove, y si quieres construir una buena canción necesitas un buen riff. Cuando tienes un riff memorable tienes algo que marca toda la canción, melodías, ritmo, arreglos… el riff es lo esencial; que toda la banda toque al unísono esa idea, ese riff, algo tan simple de explicar como difícil de conseguir, y para ello nadie como Black Sabbath. Y luego tienes a The Beatles… cuando pides que se defina el sonido de una banda puedes hablar de un estrecho margen entre 144 y 156 bpms, en mi menor o la menor… etc, pero con los Beatles es algo excepcional, la mejor banda que ha existido. No hablo de sus inicios, pero desde 1964 hasta su final no podrás escuchar una canción suya igual que otra, y sin embargo todas y cada una suenan a The Beatles. Es la música de cuatro tipos, que son los que le dan personalidad, vayan en la dirección que vayan, por eso tengo seguridad de que cualquier camino musical que tomes, si lo hacen unas personas determinadas sonarán a la música que hacen esas personas. Es una lección que aprendí hace tiempo, cada canción que hagamos sonará a Avatar, porque somos Avatar y no podremos esconder lo que somos. Cada músico tiene su propia voz, no voz literal, aunque sea batería o bajista cada uno suena de un modo, y tocando juntos nace una sóla voz. Sea la música que sea podría ser una influencia, Genesis, The Prodigy, Fear Factory, Blind Guardian… cuando lo tocásemos nosotros sonaría a Avatar.

Es interesante y nos lleva a una pregunta que teníamos para mas adelante, ¿Cuál crees que es la gran virtud de Avatar?

Yo creo que el que nos conozcamos tan bien y desde hace tanto. Perdimos un miembro pero entró uno nuevo al que también conocíamos de hace mucho tiempo, lo conocíamos desde antes de publicar un sólo disco, y el ser personas que salen de un mismo sitio, con edades alrededor de 15 años… Somos una familia que hemos crecido juntos y hemos cometido errores y aprendido juntos, y puedo presumir de que todos hemos mantenido la integridad en términos de compromiso con lo que hacíamos. No nos importaba nada lo que la gente pensara de lo que íbamos a sacar, sólo queriamos grabar la música que queríamos grabar, y a pesar de ello hemos logrado ser honestos con nuestros fans, a los que respetamos y queremos muchísimo por supuesto. Tratamos de pensar que cada disco que editamos es nuestro último trabajo, nos esforzamos y nos pedimos mucho siempre.

Es loable vuestra intencion de traer una propuesta musical tan ricamente adornada en lo extramusical, pero eso a veces en la comunidad metal se ve como “marketing”, y no es la primera vez que vemos a bandas así que son criticadas por algunos fans… Ghost, Slipknot o Rammstein por ejemplo. ¿Qué dirías a alguien que os critique en ese aspecto de no ceñiros a lo estrictamente musical?

Pues que sería una lástima no usar algo así, sólo tienes que fijarte en las tres bandas que has citado, de las cuales soy tan seguidor como el fan número 1. Tienes a Rammstein… mira su imagen ¿no lucen como suenan?, mira a Ghost, ¿no tienen el sonido que imaginas cuando los ves? ¿No pasa lo mismo con Slipknot? Si escuchas esas tres bandas la música funciona perfectamente si tienes la televisión apagada, si solo los escuchas… pero además cuando los ves estás viendo una proyección del sonido que hacen. Cada imagen que proyectan está basada en su música, que es lo principal, ese es el secreto, y nuestra imagen ha sido algo que nuestra música ha pedido. Si alguien quiere ir a un concierto con los ojos cerrados, o ver a una banda en tejanos con camisetas de grupos… me parece bien, pero en nuestro caso sería una lástima quedarnos en eso, porque cada una de nuestras canciones pide lo que ves cuando vienes a uno de nuestros conciertos. Pensamos de manera conceptual, de una manera artística global. No se trata de hacerse las fotos de una manera u otra, el concepto artístico lo llevamos hasta las últimas consecuencias, es la manera en que vemos que funciona.

Hablando tanto de monarquía, en Avatar Country está claro que debe haber un rey… pero no sé qué opinas de las coronas de Suecia o España. Nosotros vemos un anacronismo absoluto que en España todavía haya un cabeza de estado simplemente por herencia.

¡Totalmente! pero eso es lo que hace el reino de Avatar tan especial, porque es una monarquía, pero si se transformara en democracia lo primero que se votaría sería el volver a traer a nuestro rey, sería una pérdida de tiempo porque nuestro rey es aprobado en un 100%. En otras democracias el rey se impone por herencia de sangre, sangre humana por cierto, que sin embargo nuestro rey tiene metal líquido fluyendo por sus venas, por lo que nuestra monarquía no se parece en nada a las demás. Las otras monarquías que tú dices, si me las planteas de un modo filosófico, está claro que es justo preguntarse por qué alguien va a nacer con un trabajo y unos privilegios predestinados, pero hay una parte de la historia de Suecia, por ejemplo, un patrimonio cultural de la monarquía que supone una riqueza para el país, para el turismo… así que no podríamos tratarlo de manera “blanco o negro”, es más complejo y no sabría decirte, no es como el reino de Avatar que tenemos muy claro que son todo ventajas.

Pues muchas gracias, y nos has convencido, queremos ser ciudadanos del país de Avatar.

Genial, era de esperar, y pronto podréis censaros electrónicamente de tal manera, aceptamos doble nacionalidad y podréis ser ciudadanos de España y a la vez del Avatar Country.

Hail to the King!

¡Gloria a nuestro rey!