Hace unos meses publicamos un artículo en el que decíamos que Decapitated estaban en prisión por una acusación gravísima y en una situación de casi total soledad. La banda polaca apenas tuvo voces de apoyo, algo razonable cuando alguien es acusado de violación, pero teniendo en cuenta los detalles del caso sí que resultaba raro que nadie les apoyase claramente. En dicho artículo, nombramos un par de músicos que sí se mojaron al respecto, uno de ellos era Nergal, líder de Behemoth, que además de decir que conocía a la banda muy bien como para creer que eran culpables aseguraba ver lagunas en los detalles del caso. Tras conocerse la reciente puesta en libertad y retirada de todos los cargos, con la consiguiente vuelta de la banda a su país, Nergal ha realizado el siguiente comunicado a través de redes sociales:

Hace 4 meses Decapitated fueron acusados ​​de secuestro y violación en grupo. Posteriormente los metieron en una prisión del condado y luego en una cárcel local. Recuerdo el caso similar de mis amigos de Satyricon y Keep of Kalessin, que pasaron 2 meses en una prisión canadiense porque alguien los acusó de violación. Se necesitaron dos  meses de burocracia legal y la ayuda del gobierno noruego para sacarlos. La acusación finalmente se retractó de las testificaciones, alegando que fue un error. Nunca recibieron compensación por pérdidas financieras o trauma emocional, sólo una breve disculpa y un documento para demostrar su inocencia (que siempre deben llevar consigo). De alguna manera, desde el principio mi intuición me dijo que mis amigos de Decapitated estarían bien. Ahora, no pretendo ser un profeta, pero soy optimista y un buen conocedor de personas, conozco a estos tipos y sé que no dañarían a una mosca. Ahora están en libertad y se les han retirado los cargos. Obviamente es un gran alivio para sus familias y amigos, incluyéndome a mí. Pero… ¿qué pasará en su carrera después de una difamación tan severa? ¿Qué hay de su buen nombre? ¿Qué hay de sus familias? ¡Espero que reciban su justicia y se responda pronto! ¿Justicia para todos? Bueno… no del todo. Pero ver volver a casa a personas inocentes… sí joder! Lo último, amigos: manteneos racionales y razonables, y pensad detenidamente antes de hablar… Bienvenidos a casa, hermanos.

Hemos de decir que estamos de acuerdo con lo que dice. Ante un caso de violación, por norma general, en prácticamente el 100% de los casos, la versión de la víctima ha de ser tomada como fidedigna, y digo por norma general porque a veces (¿una vez entre un millón?) aparecen casos en particular como este, en los que era muy absurdo no vislumbrar un mínimo de dudas sobre los enormes condicionantes de la acusación y todo lo que rodeaba el caso según los datos que íbamos conociendo.

Diablorock ha aprendido muchas cosas con este asunto, y hemos perdido más que ganado al posicionarnos a favor de la “inocencia de la banda mientras no se demuestre lo contrario”, pero al menos podemos decir que dijimos lo que pensábamos en el momento más dificil. Por favor no os toméis este caso como un ejemplo, los casos de violación y las acusaciones por parte de las víctimas están llenas de presión, y muchas veces temen denunciar este tipo de hechos por miedo. Este caso es una raya en el agua, pero no por ello íbamos a callar lo que, en este caso concreto, eran dudas más que razonables.