El guitarrista británico Eddie Clarke, último músico que quedaba de la formación clásica de Motörhead, ha muerto a los 67 años por una neumonía, según informó hoy la página oficial de Facebook del grupo. Clarke, apodado ‘Fast Eddie’ (‘Eddie el rápido’), formó parte de la banda entre 1976 y 1982, al lado de Lemmy Kilmister, fallecido en diciembre de 2015, y el batería Phil Taylor, que había muerto semanas antes.

“Nos sentimos devastados al informar de la noticia que nosotros mismos acabamos de conocer”, señala un comunicado de los representantes del grupo que detallan que Clarke falleció ayer “en paz” en el hospital. El guitarrista colaboró en los primeros seis álbumes de la banda y decidió abandonar la formación durante una gira por los Estados Unidos. Junto con el bajista Pete Way, que provenía del grupo UFO, formó Fastway, que llegó a publicar siete discos, el último de ellos “Eat Dog Eat“, en 2011.

Phil Campbell afirmó que siempre será recordado “por sus icónicos ‘riffs’, era un verdadero rockero. Descansa en paz, Eddie”. El batería Mikkey Dee, en Scorpions desde 2016, dijo:”Esta es una terrible noticia. El último de los tres amigos. Vi a Eddie hace poco y estaba en plena forma. Esto es una auténtica conmoción”.