Sello: Century Media.
Texto por Beto Lagarda.


Estamos de enhorabuena pues una de las bandas más originales y ambiciosas del metal moderno vuelve al ruedo este 2018 con un nuevo trabajo bajo el brazo; el sexto álbum de los israelitas Orphäned Land es una obra de un calibre extraordinario, una auténtica delicia. Casi cinco años hemos tenido que esperar para tener el ansiado sucesor del gran All is One con el que acabaron de ganarse al público que aún no les conocía pese a sus notables trabajos previos.

Para los que aún anden perdidos o descolocados tiramos un poco de hemeroteca; Orphäned Land es la banda más importante de Israel y funden en su música el metal con folklore oriental en lo que ellos mismos denominan Oriental Metal. En sus 26 años de carrera no solo han aportado su peculiar sonido, sino que han basado y usado sus esfuerzos creativos como medio para difundir un mensaje positivo y pacífico hasta el punto de haber logrado tres importantes premios internacionales de la paz, y hace tiempo que circula un movimiento en que se solicita su candidatura para el prestigioso Premio Nobel de la Paz. En el transcurso de sus seis álbumes, conceptualmente muy profundos y musicalmente ingeniosos, la banda ha sido siempre fiel a su palabra, uniendo fans de todo Oriente Medio y más allá independientemente de su nación, raza o fe.

“Tuve una conversación con un fan de Siria. Él me dijo lo importantes que somos, pero le dije: ‘No sé si somos tan importantes, no hemos salvado la vida de un niño en Siria …’, lo cual es cierto”, señala el cantante y compositor principal de la banda Kobi Farhi. “Pero luego dijo ‘Quizás no salvaste la vida de un niño, pero le diste esperanza a mucha gente’. Eso es mucho más que nada y no debemos faltarle el respeto a eso. Sería feliz si Orphäned Land puede simplemente mostrar a la gente que hay otra manera y que podemos salir de la oscuridad e ir hacia la luz “.

En una reciente entrevista, el propio Kobi comentaba: “Estamos atrapados en un sistema que simplemente se volvió más inteligente. Simplemente se parece a la libertad. Los emperadores siguen siendo emperadores, y no importa qué tan lejos haya llegado la humanidad con la tecnología, la ciencia o cualquier otra cosa, cuando se trata de cómo un ser humano trata a otro, todavía estamos en el mismo lugar. Estamos siendo drogados por los medios y los chismes que nos mantienen lejos de las cosas que son realmente importantes. Leemos y sabemos más sobre el trasero de Kim Kardashian que los niños que están muriendo en África, simplemente porque no hay agua limpia para beber, Einstein dijo una vez: El mundo no será destruido por aquellos que hacen el mal, sino por aquellos que ven ellos sin hacer nada, nosotros somos los que tienen miedo a la luz, como los hombres de las cavernas de Platón, como los hijos de Israel que no quisieron dejar su vida de esclavitud en Egipto”.

En Unsung Prophets & Dead Messiahs encontramos una banda plenamente madura, consciente de su estatus y consecuente con su mensaje. Siguen elaborando discos que superan la hora de duración, esta vez repartida en trece temas inspirados en el texto “La Alegoría de la Cueva” de Platón dibujando paralelismos entre la historia y el mundo actual. Abriendo el disco con una composición enérgica e hipnótica despunta la formidable The Cave de más de ocho minutos con la mezcla perfecta de todo tipo de voces, desde guturales a coros femeninos pasando por voces limpias de Kobi, untado con unas guitarras grandiosas. We do not resist con gran fondo metálico canalizando el enfado y la rabia sobre los medios de des-información. In Propaganda tiene unas hermosas melodías orientales a cargo de una orquesta que apoya en todo momento el combo de guitarras de Saz y Bouzouki. All Knowing Eye es un medio tiempo cargado de pasión que muestra la otra cara de una banda capaz de tener temas metaleros seguidos de temas progresivos que podrían estar firmados por Steven Wilson.

Steve Hackett, guitarrista de Genesis, colabora en la larga y progresiva Chains Fall to Gravity, sin duda otro tema a destacar por la energía que desprende, personalmente uno de los mejores temas que ha firmado la banda en toda su carrera. Volvemos al metal esta vez con Like Orpheus donde encontramos otra colaboración, esta vez de Hansi Kürsch, el vocalista de Blind Guardian hace suya la dinámica del tema aproximándola a registros casi Power. Aún hay tiempo para descubrir que Tomas Lindgren, frontman de At the Gates, es el que se marca unos berridos de otro mundo en Only the dead have seen the End of War en uno de los temas más pesados del álbum con un excelente trabajo de bajo y batería. En el cierre encontramos The Manifest, una auténtica joya que remata con un Epílogo firmado por George Orwell: “ Si quieres una imagen del futuro, imagina una bota pisoteando para siempre un rostro humano, la moraleja que se extraerá de esta peligrosa situación de pesadilla es simple, no dejes que suceda

A medida que las oscuras sombras políticas se ciernen sobre el mundo y el sangriento conflicto estalla con una regularidad enervante, la música y el mensaje de Orphäned Land nunca han sido más vitales de lo que son hoy en día. Unsung Prophets & Dead Messiahs promete ser uno de los álbumes más celebrados de 2018, pero esta es una banda que no mide su éxito en ventas de discos. En cambio, el arte perdido de hacer del mundo un lugar mejor sigue siendo su principal preocupación. Parece que la banda no conoce aún su límite y nosotros lo agradecemos, pues un trabajo de esta embergadura e impacto no puede pasar desapercibido.