No somos demasiado amantes de las bandas con orquesta, ni del metal sinfónico, pero Septicflesh son tan insólitamente formidables que no sólo son nuestra excepción, sino que los tomamos como una de las bandas extremas europeas más interesantes de la actualidad. Lo que consiguen los griegos es algo tremendamente complicado, arriesgar con su recargadísima propuesta sin pecar de efectismo ni pretenciosidad. Un sonido a leguas de distancia de cualquier otro que se le intente parecer, fruto de un trabajo detallista hasta lo retorcido, con cada miembro de la banda encargado de un cometido distinto. A pesar de que Sotiris Vayenas apenas sale de gira con ellos, el guitarrista y fundador es el responsable de la lírica de la banda y parte imprescindible de la dirección musical del cuarteto. Hablamos con él justo antes de que comenzase por nuestro país la gira presentación de su último trabajo, el formidable Codex Omega (2017, Season of Mist).

Fotos: Stella Mouzi


“Communion” era agresivo y adornado, “The Great Mass” estuvo muy centrado en la orquestación, y “Titan” resultó ser el equilibrio definitivo. ¿Qué objetivo había con este disco?

En el nuevo álbum, “Codex Omega”, intentamos llevar los riffs y las ideas de guitarra en general un paso más allá, hemos perfilado mucho ese aspecto, y el elemento orquestal siempre estará en equilibrio, siendo una parte integral de la construcción musical. En realidad, lo importante para nosotros es grabar álbumes que provienen del corazón, y llegar al público de un modo emocional profundo.

Disco salido del corazón y de un trabajo duro en el estudio… 

En realidad, tuvimos tres sesiones de grabación diferentes. Grabamos las baterías en los estudios Fascination Street de Suecia, los otros instrumentos “metálicos”, los instrumentos étnicos y el coro en Grecia, en los estudios Zero Gravity, y la orquesta en los estudios Smecky en República Checa. Todo se planeó meses antes y nuestra determinación ayudó a mantener el proceso en un rango de tiempo razonable, siempre que pensaramos que se obtenía el mejor resultado.

Trabajar así es un handicap enorme en términos económicos, vuestras exigencias se deben triplicar respecto a otras bandas.

Por supuesto, sería definitivamente menos costoso no tener una orquesta y tantas personas involucradas en varios países, pero mejor no pararse a pensarlo demasiado… queremos sonar así y no hay otro modo para nosotros.

En vuestro pasado hubo tiempos en los que la composición inicial era como banda, y luego llegaban los arreglos… hasta que se invirtió el proceso en “The Great Mass” ¿Cómo ha sido para “Codex Omega”?

En el último proceso de escritura estuvimos usando dos caminos diferentes, dependiendo de la inspiración. De modo que hay canciones que comenzaron de ideas orquestales sobre las que evolucionamos todo lo demás. También hay canciones que fueron compuestas de la manera normal, comenzando con las guitarras y la batería y luego desarrollamos los elementos orquestales a su alrededor. Vemos la música como un todo y no hacemos discriminaciones dependiendo de los instrumentos que la reproducirán.

Os la jugasteis y os salió bien en vuestro anterior disco al contar con Logan Mader para la producción. Este disco habéis ido sobre seguro, Jens Bogren. ¿Cómo ha sido trabajar con él?

En toda nuestra carrera tuvimos el privilegio de trabajar con productores increíbles. Cada vez que trabajamos con un nuevo productor aprendemos algo más y eso es muy importante. Probar diferentes perspectivas en nuestro sonido también es parte de nuestra experimentación. Esta vez colaboramos con Jens, que tiene un enfoque más orgánico que encaja perfectamente con nuestro estilo. Y nuestra cooperación fue muy fluida. Jens logró rápidamente poner todo en equilibrio, ¡y la verdad es que tiene mérito con la de cientos de diferentes canales grabados que le proporcionamos!

Eres el encargado de todas las letras, ¿De qué trata el tema principal de este disco? 

No es ningún secreto el que no yo no sea amigo de la iglesia… de ningún tipo de iglesia. La canción principal del nuevo álbum gira en torno a la existencia de un tercer y último testamento llamado “Codex Omega”, con la letra omega, que indica finalidad. Es una Biblia que niega todo lo escrito anteriormente, una especie de antimateria espiritual que conduce a cero la materia opuesta. En realidad, estaba de un humor muy sarcástico al escribir esas letras. Para mí las dualidades del tipo Dios/Satanás, Cristo/Anticristo, etc. son los dos lados de una misma moneda, un tándem que tiene como denominador común la mente humana. En pocas palabras, los creamos a ellos y a sus historias, y es por eso que esos personajes tienen tantos elementos humanos. ¿Puedes imaginar un héroe sin la existencia de un villano?

¡Complicado! En cuanto al arte gráfico del disco, impresionante como siempre el trabajo de Spiros. ¿Qué es exactamente la criatura de la portada?

A Spiros le encanta crear imágenes con un fuerte contraste, donde los personajes tienen tanto de “oscuridad” como de “luz”. Este es también el caso con el personaje principal en la portada de “Codex Omega”. Su exterior es bastante intimidante y siniestro, pero si observas los detalles, hay un personaje de aspecto muy inocente en forma de bebé humano en el lugar del cerebro de las criaturas… su significado tiene relación con la dualidad que antes te explicaba.

Son increíbles las ediciones coleccionista que editáis con la parte orquestal separada de los instrumentos “metálicos”. ¿Qué opinión recibís de vuestro trabajo por músicos y melómanos que no conocen el metal?

He escuchado algunos elogios sobre nuestra música de gente que no está metida en el metal, pero sin embargo la mayoría de ellos también han expresado una enorme dificultad para lidiar con las voces rudas y el martilleo de las canciones.

¿Es factible un concierto vuestro con coro y las decenas de instrumentos de acompañamiento de vuestros discos? 

Honestamente, es algo que queremos hacer en algún momento, ya que sería una experiencia increíble. Sin embargo, también es algo que tiene un costo enorme y exige un presupuesto enorme. Si lo intento plantear de un modo ideal, necesitaríamos un escenario realmente grande para todos esos músicos.

Unos que tenían pasta de sobra para hacerlo eran Metallica, con una de las colaboraciones orquestales más conocidas, aquel S&M de Metallica. Me encantan Metallica, pero lo siento…. aquel trabajo me resultó un patinazo. ¿Qué opinas al respecto?

Estoy de acuerdo contigo. En ese disco encuentras a una orquesta que le está dando a las canciones un carácter emocional diferente de la visión original de la banda, por lo que el resultado final pierde puntos en lugar de ganarlos. Es un desacierto, ya que he escuchado interpretaciones clásicas de canciones de Metallica por otros músicos clásicos que son muchísimo mejores, y conservando ese “estado de ánimo de Metallica”, así que creo que ese álbum fue una oportunidad perdida para algo que pudo haber sido realmente grandioso.

Krimh nos parece un batería único, y diríamos que casi sobrehumano, ¡qué suerte haber dado con él! ¿no?

Estamos muy contentos de Krimh como músico y como persona. Tenemos una gran conexión, y aunque vivimos en diferentes países estamos en comunicación constante y obtenemos sus comentarios sobre los asuntos que conciernen a la banda. Practica como un maníaco, por lo que no tenemos dificultades para obtener el resultado que queremos en el estudio y en los shows en vivo.

¿Cómo ha vivido la detención de sus viejos compañeros de Decapitated?

No diferente a lo que nos impactó al resto de la banda. Lo que le sucedió a Decapitated fue una sorpresa para todos, pero afortunadamente todo salió bien, ya que se les liberó de todos los cargos… la agonía terminó.

Siendo de una nación como Grecia, riquísima en historia e identidad… ¿Qué es lo que se escucha de Grecia en Septicflesh?

Mucho, es algo inevitable. Nuestro entorno cultural nos ha influenciado profundamente en muchos niveles, artísticamente, filosóficamente, etc. Amo mi país, además su su rico pasado tenemos la suerte de estar en un paisaje increíble y con excelentes condiciones climáticas. Eso eventualmente afecta de manera positiva el estado de ánimo de las personas, hay calidez emocional y una forma apasionada de vivir. Ahora estamos viviendo en momentos más oscuros, sin embargo seguiremos soñando y luchando por mejores días que están por venir.

Fuisteis récord de preventas del sello Season of Mist, y lleváis ya varios discos con ellos, ¿qué es lo que os hace ser fieles a su forma de trabajo?

Season of Mist nos han tratado con respeto y ha respaldado nuestra visión artística, por completo, y por otro lado nuestros álbumes han tenido una reacción muy positiva en cuanto a ventas. Entonces ambas partes podemos estar satisfechas con los resultados y nuestra cooperación. Es un matrimonio que funciona, por lo que la idea es que continúe.

Hay quien defiende que el rock es algo que no se puede aprender en el conservatorio, que es un estilo de musica “callejero” y que no necesita técnica y escritura musical… sin embargo para el trabajo de Christos Antoniou en vuestro sonido la formación clásica que posee ha sido fundamental, y os hace diferentes a todo.

Tener a alguien con formación clásica en la banda es una gran ventaja. Tenemos una perspectiva mucho más amplia para las composiciones y podemos llevar nuestras ideas a una forma mucho más efectiva, controlando hasta los detalles más pequeños que agregan capas de profundidad a nuestra música. Sobre todo, nos ayuda a organizar nuestros pensamientos y centrarnos en el rendimiento y el elemento humano, ya que la mayoría de los detalles técnicos se han perfeccionado antes de ingresar al estudio. Acerca de mantener una actitud de “música de calle”, generalmente no creo en las restricciones artísticas. Cada banda, ya sea siguiendo formas musicales más simples, ya sea experimentando con elementos más progresivos, lo primero que tiene que hacer es dejarse llevar.

Qué es mejor para un niño que empieza con la música, ¿un profesor de guitarra/batería o matricularse en un conservatorio?

Diría que depende de la personalidad del niño. Lo más importante es captar su interés por un compromiso a largo plazo, y motivarlo para obtener más conocimiento mientras disfruta también del proceso. El compromiso personal es muy importante, y seguro que si un niño se aburre del proceso lo más normal es que tarde o temprano termine por abandonar el gran esfuerzo que requiere este tipo de aprendizaje.

Y por último, ¿qué nos puedes avanzar de la gira en la que pronto os veremos?

El concepto visual de nuestro show en vivo gira alrededor de las imágenes de Codex Omega y, como se puede imaginar, hay bastantes canciones del nuevo álbum en el repertorio, por supuesto junto a otras canciones clásicas de la banda. Además no podemos estar mejor acompañados, estamos de gira por toda Europa con una banda que nos encanta, Inquisition, unas leyendas del black metal con una larga presencia en la escena.



Relacionado:

Crítica: Septicflesh – Codex Omega (2017)