Amplifier.

Sala: The 1865.
Southampton (Inglaterra)  9 de marzo de 2018.

El secreto mejor guardado del rock.


Es bastante increíble, que a estas altura de la película, una banda como Amplifier, con una de las discografías más completas de este siglo XXI, apenas tenga repercusión alguna. Autores de excelentísimas obras cómo su homónimo debut allá por el lejano 2003, o más reciente en el tiempo, The Octopus (2011), obra capital de esta década, no hayan logrado catapultarlos ni tan siquiera a la segunda división del prog-rock y derivados en cuanto a repercusión mediática, aunque eso sí, algo tiene que ver el hecho que el propio grupo tampoco quiera ir más allá, manteniéndose en esta situación un tanto cómoda, dando conciertos exclusivamente por el Reino Unido con pequeñas incursiones al viejo continente.

En esta gira se está presentando el nuevo y trepidante LP, Trippin With Dr. Faustus (2017), aunque a la hora de la verdad no deja de ser un tour de greatest hits, ya que realizaron una mega encuesta entre sus fans para seleccionar los temas que conformarían dicho setlist. A tener en cuenta que el bajista Alexander “Magnum” Redhead no está en la banda, siendo sustituido por el bajista/vocalista de los teloneros Awooga, cumpliendo más que dignamente a pesar del poco tiempo que lleva con ellos. Merecen ser destacados los propios Awooga, grupo que está en el sello propiedad de Sel Balamir, Rockosmos, que con su art-rock tooliano dejó boquiabierto al público asistente. Próximamente su primer disco oficial. Tomen nota.

En una sala magnífica pero demasiado grande para las poco más de 150 personas asistentes, tuvimos el privilegio de asistir a un concierto íntimo en todo su esplendor, y es de agradecer infinitamente a la banda la intensidad con la que tocaron durante las dos horas y diez minutos de show. Las sorpresas en cuanto al repertorio no serían muchas, pero sorprende que elijan la delicadísima Matmos para el momento tan crítico y adrenalínico cómo es el inicio de un concierto. Prueba superada. Sel Balamir acapara todas la miradas. No hay duda que Amplifier es, con todos los respetos, prácticamente él. Y si él está a gusto, todos los demás se contagian de esa energía.

Y así sucedió cuando empezaron a desgranar el resto del setlist, que por cierto estaba muy bien estructurado. O Fortuna, Panzer, Rainbow Machine e Interstellar de una tacada. Menuda exhibición de virtuosismo, técnica, habilidad… Muchos quilates en la banda. Ya no tan sólo el señor Sel, sino que emergió un enorme Steve Durose a la otra guitarra y coros. Más bien parecía una batalla de las seis cuerdas. La apoteósis que crearon durante la interpretación de Panzer fue simplemente colosal. Era ya un espectáculo el simple hecho de contemplar cómo ambos casi no daban abasto a la hora de intercambiar de pedal en sus gigantescas pedaleras. Todos los efectos que se escuchan en disco no son gratuitos y deben ser replicados en directo. Nada de grabaciones sampleadas.

Hubo lugar también para los temas más atmosféricos, o space rock, del cuál también ellos son abanderados. Rescataron Open Up del infravalorado Mystoria e incluso Continuum del lejado ep The Astronaut Dismantles HAL. Una constante en la interpretación de este tipo de temas es la explosión final a la que los someten, como una suerte de epic jam, con un resultado más que digno. Tan sólo dos cortes del nuevo disco fueron los elegidos, que sonaron tan bien que se echaron en falta más. Lejos de la robustez o psicodelia de otros hits, la frescura de estas nuevas composiciones enriquecen aún más, si cabe, la versatilidad de la banda.

No se pueden añadir más calificativos al show, pero todavía quedaban los pesos pesados, que en todo show de Amplifier no deben faltar. The wave es todo un clásico, que la endurecen varios escalones más que en su versión oficial. Tam Alí, el nuevo bajista, que a estas alturas ya se empieza soltar y se le nota que está disfrutando del show, mientras que Matt Brobin aporrea sin compasión a la pobre batería. Esta noche se merece una buena ducha. Secundarios de lujo.

Motorhead, Airbone y Ufos…. La esencia de la banda, que es la de Sel Balamir. Lo resumen todo. Todas sus motivaciones tanto musicales como extramusicales están reflejadas, y tener la posibilidad de contemplarlas en vivo es algo único y mágico.

Consejo: No importan los diferentes estilos de música, si quieren ver a una banda especial, como pocas hay en el panorama de rock actual, no desaproveches la oportunidad de asistir a un concierto de Amplifier si se cruza en tu camino.


Setlist:

1. Matmos
2. O Fortuna
3. Panzer
4. Rainbow Machine
5. Interstellar
6. Open Up
7. Continuum
8. Freakzone
9. Kosmos (Grooves of Triumph)
10. The Wave
11. The Octopus
12. Motorhead
13. Airborne
14. UFOs