Sello: Steamhammer.
Fecha de lanzamiento: 13 de Abril de 2018.

Crítica por Angel Silva.


Si echo la vista atrás y hago un repaso de aquellos discos que más habré escuchado en mi vida, ahí están los “Illusions”, “…Just Dreaming” y “Awake” de Crematory; banda de culto donde las haya, difícil de ver en directo, esquiva con los medios, más siempre demostrando a lo largo de una extensa carrera un gran talento para la creación musical desde aquellos inicios más intensos  y extremos en los que llegaron a ser un rara avis dentro de la escena Death Metal. Si no triunfaron más con discos como “Transmigration”, barroco y complejo debut, es porque a principios de la década de los 90´s se vieron eclipsados por bandas que practicaban un Death Metal más convencional, las cuales editaron los mejores discos que dicho género haya parido. En todo caso, Crematory no estuvieron dentro de la escena mucho tiempo y la vinculación venía por las voces de ultratumba, los teclados que simulaban un órgano de iglesia y unas letras dónde se relataban las miserias de la vida de una forma bastante seminal. Muy pronto la brutalidad iría dejando paso a una oscuridad contenida con mayor peso de las melodías, y la banda fue pronto metida dentro del saco del Gothic Metal para prácticamente no despegarse de dicha etiqueta hasta la actualidad.

Con “Oblivion” Crematory siguen con la pauta marcada en “Monument”, álbum que supuso una pequeña revolución en el seno de la banda, con la inclusión de savia nueva en la forma del guitarrista y vocalista Tosse Basler y el guitarrista solista Rolf Munkes. En esta nueva entrega se estrena además Jason Matthias en las cuatro cuerdas. Desde los tiempos del “Belive” la banda ha ido compartiendo los guturales de Felix, principal reclamo de esta banda y las singulares melodías de teclado de Katrin Jüllich. Sumamos las denominadas clean voices, un aspecto que han mejorado notablemente con Tosse Basler, un chico desconocido hasta la fecha quien bajo influencias power metaleras le ha dado a la banda un plus adicional de calidad, sin desmerecer en todo caso lo realizado por el viejo Matthias Hechler. Esa continuidad la vemos plasmada en unas composiciones dónde la banda se libera de cualquier tipo de complejidad técnica y se vuelca en los riffs sencillos, contundentes, junto con unos estribillos con mucho gancho, especialmente potenciados cuando los canta Basler. Podríamos decir que Crematory han hardrockerizado su sonido en las dos últimas entregas y si bien dejan un poso a cierto regustillo comercial, siguen  manteniendo ese halo de misterio por el que se convirtieron en una banda de culto.

En líneas generales “Oblivion” se queda algo por debajo de su predecesor, y si nos molestamos en hacer la comparación es porque hay pocas diferencias estilísticas con aquel. Puede que el tiempo ayude a valorar algo mejor los temas aquí contenidos, pero recuerdo que “Monument” había calado más rápido con aquellos hits del tipo “Misunderstood”, “ Before I Die” o “Die So Soon”. La nueva placa da comienzo con la instrumental “Expectation”, que nos muestra ya de primeras que Katrin no entró al estudio para andar de parranda. Le sigue una “Salvation” que es un claro tema puente y la que más nos puede recordar a los cortes antes mencionados del “Monument”. Al menos está al mismo nivel y será de las más recordadas de este disco.

La principal diferencia que podemos señalar es que en “Oblivion” gana todavía más protagonismo Tosse Basler en las voces y por momentos nos olvidamos que es el principal adalid de que el disco contenga unos riffs de guitarra tremendos. Sin duda un gran fichaje para la banda y que esperemos aguante mucho tiempo. Eso sí, los temas por lo general son bastante planos, a los estribillos les falta algo para que lleguen al clímax, provocando que los guturales de Felix y las teclas de Katrin exijan de nuestra atención, la verdadera esencia Crematory, especialmente en cortes como “Ghost Of The Past” (Felix, autor de todas las letras, se ve aquí metafóricamente perseguido por esos errores del pasado) o en “For All Of Us”, acaso el tema más duro y metalero del disco. Y aunque esa pauta a lo Gothic Hard Rock es la tónica dominante, no dejan de lado esas  tendencias electrónicas (recordemos que esta banda siempre ha nombrado como influencias a bandas alejadas del espectro metalero como pueden ser Depeche Mode o Sisters Of Mercy) en cortes interesantes como “Immortal” y “Oblivion”, dónde sin duda juega un papel importante esa sencillez que han abrazado en los últimos años, con una excelente labor en los pequeños detalles y sin desnaturalizar los temas hasta hacerlos sonar maquinales o excesivamente discotequeros. Hubo tiempos en los que Crematory jugaron con fuego con esto de la electrónica, no obstante son germanos y ya sabemos cómo se las gastan por Alemania con esto de la música electrónica, el industrial, etc… No les fue del todo bien comercialmente hablando.

Hecha esta última “broma”, me sirve para enlazar con la más rabiosa actualidad y es que Crematory traen este disco aparejado de polémica. La banda hizo un comunicado de alerta respecto a las plataformas de streaming y la gratuidad de la música, lo que ellos ven una amenaza que podría “acabar con la música”, pidiendo a la vez que los fans se gasten los cuartos como en los viejos tiempos. Muchos de sus seguidores vieron en esta actitud una forma de velada coacción para comprar el nuevo disco y además bajo la amenaza de que podrían poner punto y final a su carrera tras una última gira. Pues miren, permítanme que diga una cosa; no voy a negar que Crematory es una de las niñas de mis ojos en cuanto a Metal se refiere, pero hoy en día hay oferta para dar y tomar. También convendría recordarles que teorías sobre lo que ellos argumentan las hay también para dar y tomar, que no es cosa de genios eso de decir que el CD tiene los días contados. Ya muchos andan hablando de que lo que cambian son los modelos de negocio, etc… Quizá Crematory han llegado tarde a la fiesta y no se han enterado, la música tal como la conocíamos no es que vaya a desaparecer si se sigue consumiendo gratis: la música tal y como la conocíamos ya murió hace tiempo.


1.Expectation
2.Salvation
3.Ghost of the Past
4.Until the Dawn
5.Revenge Is Mine
6.Wrong Side
7.Stay with Me
8.For All of Us
9.Immortal
10.Oblivion
11.Cemetary Stillness
12.Blessed
13.Demon Inside

Line Up:

Felix Stass – Voces
Tosse Basler – Guitarras y Voces
Katrin Jüllich – Teclados
Markus Jüllich – Batería y Programación
Rolf Munkes – Guitarras
Jason Matthias – Bajo