Texto por Antonio Aparicio.


A pesar de estar involucrado en un sinfín de grupos y proyectos musicales, hablar de Mike Patton es hablar del grupo que lo hizo famoso: Faith no More. “A Small Victory” es el tercer single del “Angel Dust”(1992), segundo álbum de esta inclasificable banda con Patton de frontman, una elegante y desquiciada mezcla de estilos que van desde el funk hasta el metal con trazas de hip hop.

Mike despliega todo su delirante talento utilizando su voz como otro instrumento más, disociándola de forma coral y como si estuviese estableciendo diálogos con sus con sus otros o múltiples “yoes”. Cuando en cierta ocasión, en una entrevista le preguntaron cuál era el argumento de la canción, contestó: “Es algo como… bueno, mi padre era entrenador de fútbol americano y mientras crecía siempre quise ganar. Con el tiempo descubrí que no se puede ganar a todo… Maldita sea“.

Una (otra) maravilla de este cantante. A disfrutarla.