ESCRITO POR PERRY GO ROUND.

 

Def Leppard + Mötley Crüe + Steel Panther (Wembley Arena, Londres, 14 de diciembre de 2011).

 

El pasado miércoles 14 de diciembre, me acerqué hasta el Wembley Arena londinense para asistir a la última fecha de la gira conjunta con la que Def Leppard y Mötley Crüe, con Steel Panther como teloneros de lujo, han recorrido el Reino Unido.

 


Los encargados de abrir la velada fueron los divertidísimos Steel Panther. Se notaba en el ambiente que había ganas de verlos, con mucha gente disfrazada con falsos pelucones rockeros y demás atavíos festivos, y ya durante la espera previa a los conciertos en las primeras filas se cantaban, entre risas, los versos de su gran hit “Comunity Property”.

Como siempre en el UK, salieron a escena a la hora programada y deleitaron durante casi tres cuartos de hora con sus cachondas canciones y divertidas bromas y chanzas durante el show.

Comenzaron con la intro y el primer tema de su nuevo disco “Balls Out”, cuya magnífica portada reinaba en un gigantesco telón por detrás del set de batería, “In the Future – Supersonic Sex Machine”. Tras la cual fueron intercalando temazos tanto del nuevo “Balls Out” como del anterior (y debut bajo el nombre de Steel Panther) y grandes monólogos y chanzas. Entre discusiones sobre si Michael Star es la versión gorda de Bret Michaels(según el guitarrista Satchel) o la versión delgada de Meat Loaf (según el propio Michael), movimientos karatekas y saltos que acabaron en lesiones del vocalista, lecciones a una adolescente sobre la diferencia entre enseñar el sujetador y las tetas para a continuación descubrir que a Satchel no le gustan tan grandes como las de la moza porque se caen a los lados cuando está encima, aunque eso sí agradece que en el Reino Unido sea legal tirarse a chicas de 13 años, explicarnos qué hacen con sus ligues cuando se las follan por detrás, dejarle recuerdos a las madres de algunos de los asistentes o declararse gratamente asombrados por la cantidad de “Asian Hookers” que se encontraron por las calles londinenses, nos dejaron también un gran concierto en lo musical.

Su admiración por los Van Halen clásicos queda patente tanto en el estilo vocal a lo David Lee Roth de Michael Starr como en el virtuosismo de Satchel, cuyo solo recordó mucho al famoso “Eruption”. No se fueron sin antes recordar que para ellos era un sueño compartir escena con dos bandas a las que de hecho, nombran en una de sus canciones, y precisamente con esa acabaron su divertido concierto, “Death to all But Metal”, dejando un gran sabor de boca a todos los presentes, y no precisamente porque nadie se las chupase durante el show.

Set List de Steel Panther:

                  • In The Future
                  • Supersonic Sex Machine
                  • Tomorrow Night
                  • Asian Hooker
                  • Just Like Tiger Woods
                  • Guitar Solo
                  • Gold-Digging Whore
                  • Community Property
                  • 17 Girls In A Row
                  • Death to all but Metal

 

Tras Steel Panther, la cosa se puso más apretada en las primeras filas, se notaba las ganas de ver a los chicos malos de la ciudad de Los Angeles, Mötley Crüe.

Comenzaron sin previo aviso, sin intros ni nada parecido. Las luces del pabellón y la música de fondo se apagaron al mismo tiempo que caía el telón que cubría el escenario y atacaban con “Wild Side”. Sin tiempo para concesiones siguieron con “Saints of Los Angeles” y “Live Wire”.

Los conciertos de Mötley Crüe son siempre algo muy intenso, especialmente cuando se viven en las primeras filas. Tienen un gran número de fieles seguidores (entre los que me encuentro), un repertorio capaz de volar la cabeza al público más frío imaginable, un buen montaje escénico -rematado en esta ocasión por la gran rueda circular en la que llevan montada la batería de Tommy, que le permite incluso tocar boca abajo-, un show espectacular y ya muchas tablas.

Vince Neil, a pesar de seguir saltándose algunas palabras y cambiando algunas entonaciones en ciertos pasajes, como siempre ha hecho (cuando los has visto varias veces en directo, has visto sus DVDs o escuchado su “Live: Entertainment or Death” o alguno de los muchos piratas que existen de todas sus giras, acabas por considerar que la versión en vivo que hace Vince es la auténtica forma de la canción, pero a alguna gente le siguen pillando por sorpresa sus clásicos tics), pero por lo demás está en un estado de forma vocal realmente bueno, llegando a todo. Tommy Lee sigue siendo un batería espectacular, veloz, contundente y habilidoso por igual. Nikki Sixx ejerce de líder, tomando el control de todo, normalmente desde un segundo plano y Mick Marshace unas interpretaciones vibrantes en directo, llenando de nuevos matices los viejos clásicos de la banda y sonando sucio y técnico por igual, dejándonos algunos solos maravillosos, especialmente en “Girls Girls Girls”, cuyo solo final es uno de mis preferidos de todos los tiempos y que borda cada noche.

Sin duda alguna, el momento más espectacular del show fue el solo de Tommy Lee, ejecutado al ritmo de una horrible música tecno (espantosa de verdad, pero parece ser que es lo que le gusta a Tommy desde hace ya mucho tiempo), pero visualmente increíble, con su batería dando vueltas hasta dejarlo boca abajo, mientras la gran rueda y las pantallas del fondo hacían espectaculares juegos de luces. Incluso se atreve a elegir a un fan de las primeras filas y llevarlo con él en su viaje.

Otro gran momento de protagonismo de Tommy Lee es cuando se acerca a las primeras filas para tocar el piano de «Home Sweet Home«, mientras va pidiendo uno a uno a sus compañeros que se le unan al frente, y después de chocar los puños de los 4, dejan a la audiencia cantar las primeras estrofas, antes de que el propio Vince las repita y de que Tommy regrese a la batería para atacar la parte final del tema.

Por contra, el punto más negro de la noche fue la interpretación de “Same Old Situation”, después de que dos cachondas le hiciesen entrega a Vince de su guitarra. Lo que es uno de los grandes clásicos festivos del grupo acabó siendo un absoluto desastre esa noche, uno de los guitarristas (en ese momento Vince se había unido con su guitarra a Mick Mars) se perdió, entró una vuelta tarde, y ni los intentos de Nikki ni los de Tommy de marcarle el punto donde entraba el estribillo sirvieron de nada. Vince no fue capaz de coordinar su parte vocal en el estribillo en el momento correcto, cantando con dos versos de retraso con respecto incluso al público, y aunque en la parte intermedia donde se quedan solamente la batería y la línea vocal parecía que podría arreglarse el asunto, el fade out fue aún peor y tuvieron que pararse de golpe, a medias. Vince se largó del escenario con un cabreo de cojones mientras Nikki se dirigía hacia él entre risas. Pero regresó inmediatamente para seguir con “Primal Scream” y todo siguió ya con normalidad y sin más sobresaltos.

Exceptuando “Same Old Situation” y “Motherfucker of the Year” que, aunque me parece un temazo tremendo, en directo queda un poco deslucida, el resto fue un gran show, una grandiosa fiesta hard rockera, en la que consiguieron meterse al Wembley Arena en el bolsillo, bailando y saltando al ritmo de sus clásicos, y acabando por todo lo alto con las magníficas y festivas “Girls Girls Girls”, “Smoking in the Boys Room” y “Kickstar My Heart”. Para cuando abandonaron el escenario dejaron a una audiencia sudorosa y sonriente, y un listón muy alto paraDef Leppard.

Set List de Mötley Crüe:

  • Wild Side
  • Saints of Los Angeles
  • Live Wire
  • Shout at the Devil
  • Same Ol’ Situation (S.O.S.)
  • Primal Scream
  • Home Sweet Home
  • Looks That Kill
  • Drum Solo
  • Guitar Solo
  • Dr. Feelgood
  • Mutherfucker of the Year
  • Girls, Girls, Girls
  • Smokin’ In The Boys Room (Brownsville Station cover)
  • Kickstart My Heart

Al acabar Mötley Crüe, mucha gente decidió abandonar las primeras filas e irse a por una birras, para recuperar energías y ver a Def Leppard más relajados. Después de una acertada elección musical para acompañar la espera entre bandas, que acabó con la acertadísima elección del clásico de AC/DCFor Those About to Rock” a modo de introducción, a las 9:30 de la noche salieron Def Leppard a ritmo de “Undefeated”.

Si el show y montaje de Mötley Crüe están cuidados al detalle, no lo están menos los de Def Leppard, aunque con un estilo muy diferente. Donde el de los primeros es oscuro y decadente, el de los segundos es luminoso y clásico. Domina todo el montaje un gran juego de pantallas que cubren las espaldas de la banda y por donde se van proyectando diferentes imágenes que acompañan a la temática de cada tema. Por ejemplo, durante “Undefeated” se proyectaban imágenes deportivas, en “Rocket” el despegue de un cohete espacial o en «Photograph» diferentes imágenes de toda la carrera de la banda.

El peso del show recae principalmente en el vocalista Joe Elliot, que aunque tuvo problemas de voz en las partes más agudas, pudo ofrecer una, por lo demás, muy buena actuación vocal, y en el guitarrista Phil Collen, que ofreció una interpretación excelente a lo largo de todo el show. El primero es el encargado de presentar las canciones, interactuar con la audiencia y no para de moverse por todo el ancho y largo del escenario involucrando a la gente en el show, mientras que el segundo hace casi todos los solos y durante los mismos no duda en ejercer un papel protagonista, dando un paso al frente y dejando que los focos se centren en su musculosa figura. Por su parte, Rick Savage también se encarga de ocupar tanto escenario como es posible, mientras que “el chico nuevo desde hace 20 años” Vivan Campbell, que se muestra algo más tímido, y el batería Rick Allen están en un segundo plano durante la mayor parte del show, aunque a éste último el hecho de que le falta un brazo desde que sufrió un accidente a mediados de los ochenta no le impide tener su momento de protagonismo con un solo de batería corto pero efectivo y potente.

El concierto en sí fue un tanto frío por momentos, pero fue creciendo en intensidad según avanzaban las canciones y, a partir de la parte acústica con “Two Steps Behind” y “Bringin’ on the Heartbreak”, que acabaron ya en formato eléctrico, la banda ofreció lo mejor de sí misma y con canciones como “Animal”, “Photograph”, “Pour Some Sugar on Me” o la final “Let’s Get Rocked”, que Joe Elliot presentó tras los agradecimientos a todo el personal que los ha acompañado durante la gira preguntándonos “Do you Wanna Get Rocked?”, consiguieron encandilar al público del Wembley Arena.

En resumen, una gran velada de Hard Rock, con un triple cartel perfecto para todos los amantes de lo mejor del estilo. Preguntaban Steel Panther en «Death to all but Metal«: “Where’s Def Leppard? Where is Mötley Crüe?”, pues por una noche, estuvieron delante de mis narices, y me dejaron con una sonrisa de oreja a oreja.

Set list de Def Leppard:

  • Undefeated
  • Rocket
  • Action (Sweet cover)
  • Let It Go
  • C’mon C’mon
  • When Love and Hate Collide
  • Women
  • Two Steps Behind (Acoustic)
  • Bringin’ on the Heartbreak (Acoustic Intro)
  • Switch 625
  • Hysteria
  • Animal
  • Armageddon It
  • Photograph
  • Pour Some Sugar on Me

Encore:

  • Love Bites
  • Let’s Get Rocked