ESCRITO POR JOHN CUSTER.

Durante 2008, la editorial de cómics Planeta de Agostini publicó al fin en su formato Universo DC y de modo integro en tres tomos una de las mejores series de Garth Ennis, Hitman.

Ambientada en el Universo DC, en Gotham City concretamente, la serie nos contaba las aventuras del asesino a sueldo Tommy Monaghan, irlandés como su autor. La serie, que desde un principio estaba hecha para tener un final, terminó contando con 60 números más un anual, y estaba dibujada casi en su totalidad por John McCrea (si, lo habeis adivinado, Irlandes también), compinche de Ennis desde sus tiempos en la serie Dicks. El dibujo de éste era bastante feista y con aspecto casi cartoon, pero le venía muy bien a la serie y hoy día es impensable imaginársela dibujada por otro autor mejor.

La serie, cuyo origen lo encontramos en el anual número 2 de Demon (incluido en esta recopilación), nos cuenta como Tommy Monaghan es poseído por un alienígena que pretendía acabar con él, pero que sorprendentemente lo que hace es otorgarle poderes como la visión de Rayos x o la habilidad de leer el pensamiento. Una vez recuperado, Tommy no duda en usar dicho poder para hacer lo que mejor sabe hacer, matar por dinero, solo que ahora se especializa en metahumanos. Su “cuartel general” es el bar Noonans, regentado por su tío, y donde se reúnen los mejores asesinos a sueldo de Gotham para jugar al billar y beber. Por la serie veremos pasar demonios, aliens, pingüinos asesinos, dinosaurios, mafiosos, y si, superhéroes. Batman, Green Lantern (cuando era  Kyle Rainer, no Hal Jordan), Catwoman o Superman pasaran por sus páginas, algunas veces para ensalzarlos, como en el caso de este último, y otras veces para ridiculizarlos, la mayoría de las veces.

Quien conozca a Garth Ennis ya puede ir imaginando lo que se va a encontrar: Buenos personajes, grandes diálogos, irreverencia por todos lados, violencia  (eso si, más censurada de lo normal al estar dentro del Universo DC)…

Personalmente la serie es lo más redondo con diferencia que ha hecho su autor, junto a Predicador. Tiene todas las virtudes que lo caracterizan y pocos de sus defectos, tan presentes en Ennis en los últimos años. No intenta provocar porque si, sino entretener a base de buenas historias. No se hace pesada, es imprevisible en muchos momentos, y es muy divertida, con muchos momentos verdaderamente hilarantes.

Recomendada para todo el que quiera pasar un rato muy divertido, y se puede leer sin tener muchos conocimientos del universo DC, al ser personajes nuevos casi todos menos algunos secundarios famosos.


Crítica realizada por: John Custer

Puntación: 5/6