Icono del sitio DiabloRock

ENTREVISTA A NEIL FALLON DE CLUTCH «BUSCAMOS ESCRIBIR TEMAS QUE HAGAN DISFRUTAR A LA GENTE»


¡Clutch! Tras casi 25 años, estos working men de la música vuelven con «Psychic Warfare» a darnos otro puñetazo en el estomago de pura furia rockera.

Hablamos por teléfono con el frontman de Clutch (primera entrevista de la banda a un medio español este año) para que nos cuente sobre el disco, la banda, su carrera y muchas otras curiosidades.


Diablorockers, con todos vosotros… Mr. Neil Fallon!!

 


 

-Hola Neil ¿Cómo estás?

– Muy bien, comenzando el día. Preparándome para ir al ensayo de la banda.

– Bueno, en nombre de toda la redacción de Diablorock he de decirte que lo habéis vuelto hacer, hemos escuchado Psychic Warfare y nos ha encantado. Es un pedazo de álbum.

– Muchísimas gracias, me alegro de que te haya gustado el disco.

-Después de 11 discos todavía seguís subiendo el nivel, ahora lo habéis puesto realmente alto. Bien, nuestra primera pregunta es obviamente sobre Psychic Warfare, ¿qué significa este disco para vosotros y qué esperáis de él?

– (Pausa) Bueno, es difícil saberlo ahora mismo. Se trata de lo que hacemos: escribimos música que presentamos a la gente para que la disfruten y ellos responden viniendo a nuestros conciertos. Así que supongo que no es tanto una cuestión artística como una cuestión práctica: nos permite seguir haciendo lo que más nos gusta hacer que es, simplemente, tocar en directo para nuestro público.

-Después de más de veinte años de carrera, obtuvisteis vuestro mayor éxito con Earth Rocker. ¿De qué forma afrontasteis la composición y grabación de Psychic Warfare después de aquel éxito?

– Bueno, se me ocurren un par de cosas. Cuando empecé a escribir era como una batalla. Me agobiaba pensando “¿Qué hacemos? ¿Un disco lento o un disco de esta forma? ¿Qué tipo de letras quiero escribir?”, y luego me acordé que no pensé en nada de eso cuando hicimos Earth Rocker. Solamente hicimos un disco, así que me dije “haz otro disco y deja de pensar en esto todo el tiempo”, y a partir de ahí fue mucho más fácil. La principal diferencia entre este disco y Earth Rocker es que hemos ensayado las canciones muchísimo más antes de grabarlas. Con Earth Rocker las ensayamos, pero no tanto como con Psychic Warfare. Creo que le da un aire más vivo al álbum.

– Algo que me llama mucho la atención de vosotros, es que sois una banda muy currante: tenéis muchísimos proyectos paralelos, estáis siempre de gira y, aún así, no pasa demasiado tiempo entre disco y disco. Es realmente impresionante el hecho de que sigáis trabajando tan duro.

-Bueno, tampoco es que estemos cavando zanjas. Es realmente divertido! (risas)

– Sí, se puede sentir que os lo pasáis bien haciendo música. Es algo que también se transmite en el directo. Habéis trabajado otra vez con Machine como productor ¿Qué pensáis que aporta al sonido de Clutch?

– Creo que es muy bueno señalando nuestros puntos fuertes y nuestros puntos débiles. Llevamos veinticinco años con esta banda, y a veces es fácil no ser capaz de escucharnos unos a otros, y él (Machine) puede hablarnos honestamente. Nos dice cosas que viniendo de otras personas nos harían largarnos de la habitación: puede mirarme a la cara y decirme “esa idea es estúpida”, y yo no me voy a enfadar. Creo que es importante tener una relación honesta… brutalmente honesta con el productor porque somos una banda muy democrática y eso hace que el proceso en ocasiones sea muy lento, así que Machine lo acelera todo al mantenernos en el camino correcto.

– Nos ha encantado “Our Lady of the Electric Light”, ¿por qué habéis separado la intro? ¿Cómo pensáis hacerla en directo?

– Escribimos las dos partes por separado. Por una parte “Our Lady of the Electric Light” y por otra un tema instrumental, al encajar las canciones en el disco nos dimos cuenta de que la atmosféricamente funcionaban muy bien juntas. En directo tocamos la intro “Doom Saloon” en “Our Lady of the Electric Light”. En lo que respecta a separar las dos pistas en el album, lo hicimos así para que si alguien quiere pasar directo a la canción, lo pueda hacer sin problema.

-Ambas partes funcionan muy bien juntas, creo que es un gran tema. Otra canción que me ha encantado ha sido “Noble Savage”, la que creo que es la canción más punk rock que habéis hecho jamás. Me suena muchísimo a Motörhead, ¿estáis también influenciados por bandas de punk rock?

– Te voy a contar un secreto: cuando estábamos escribiendo esa canción le pusimos un título provisional – nuestras canciones siempre tienen un título diferente cuando estamos trabajando en ellas – y el título de esa canción era “Motörhead”. Sabíamos exactamente a qué sonaba, pero no dijimos “venga, vamos a hacer una canción como Motörhead”. Alguien tocó el riff, Jean Paul le puso ese ritmo y todos dijimos “joder, esto suena a Motörhead, es divertido!”

-Hablemos de tu voz, suena cada día mejor, ¿la tratas de alguna forma especial? Suena realmente guay en el nuevo disco.

– Muchas gracias. Realmente la trato con mucho más respeto que antes. Cuando empezaba fumaba y bebía Jack Daniel’s como si no hubiera un mañana. Ahora tengo cuarenta y tres años y ya no puedo hacer eso. Me di cuenta de que había recibido el raro don de ser capaz de hacer algo creativo para vivir, así que ahora trato mi voz con muchísimo más respeto: después de los conciertos procuro no hablar demasiado, trato de irme pronto a la cama, caliento antes de los shows – cosa que antes no hacía -, me he dado cuenta de lo frágil que es y que es importante tratarla como tal.

– Bueno, vamos a cambiar un poco de tema. Habéis girado con muchas bandas, pero este verano hicisteis un tour en el que compartíais cabeza de cartel con Mastodon, ¿cómo fue la experiencia de tocar con ellos?

– Fue muy divertido. Nos conocemos desde hace mucho, mucho tiempo. Nos teloneaban en algunas de sus primeras giras y los hemos visto hacerse más y más grandes, yendo en el mismo tren que nosotros y todavía somos muy buenos amigos. Cuando las cosas se ponen aburridas, Brent las hace emocionantes.

-Todavía autoeditais los discos a través de vuestro sello “Weathermaker”, ¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de auto editar vuestros discos? ¿Habéis rechazado alguna oferta de alguna discográfica?

-No, nunca se han ofrecido a comprarnos porque no somos únicamente una banda. Yo creo que seríamos su peor pesadilla, no porque lo seamos para Weathermaker en concreto, pero por lo que representamos: si otras bandas hicieran lo que nosotros hacemos, eso sería el último clavo de su ataúd. Por supuesto que siempre tendrán sus Katie Perrys y One Directions, pero para una banda de hard rock creo que estar en nuestra posición es conseguir el mayor estatus posible. Seguramente no venderemos millones de discos, pero vendemos la cantidad necesaria a la gente suficiente. En cuanto a las desventajas de esta situación sería la curva de aprendizaje, ya que en ocasiones es difícil separar el arte del negocio. Pero creo que cada vez lo hacemos mejor, ser capaces de decir “esto es una reunión de negocios”. Por ejemplo, nuestra parte “artista” quiere que la presentación del disco que sea como un libro desplegable, eso es muy difícil, y la parte de “hombre de negocios” dice “eso va a costar un montón de dinero”. Así que tenemos que alcanzar un equilibrio que contente a ambas partes.

-Siempre habéis sido muy generosos con vuestros fans con las re-ediciones de vuestros discos más antiguos. El año pasado, sin ir más lejos, lanzasteis las ediciones en vinilo de “Robot Hive/Exodus” y “From Beale Street to Oblivion”, la nueva edición de “Earth Rocker” con temas extra y un disco en directo… ¿algún plan para el futuro en este sentido? Algunos de vuestros discos son realmente difíciles de conseguir, como “Elephant Riders” que no encuentro en ningún sitio, ¿tenéis pensado hacer alguna nueva edición?

– Bueno, en lo que respecta al CD lleva fuera de impresión varios años. Pasa lo mismo con todos los discos que hicimos cuando estábamos en discográfica. Pero sí que lo hemos considerado, sacarlo en vinilo, y de momento no han dicho que sí, pero tampoco que no.

-Bueno, por el momento no parecen malas noticias. Otro asunto que queríamos tratar, y es que comenzasteis a principios de los 90’s pero vuestro sonido siempre ha estado muy alejado de los movimientos y la música de aquel momento. ¿Os identificáis con alguna de las bandas o escenas de aquel momento o algún otro en vuestra trayectoria como banda?

– Creo que hay tres elementos que definen a Clutch en sus inicios y que tienen que ver con lo que hacemos ahora. El primero de ellos sería la escena hardcore de DC. Bandas como Minor Threat, Bad Brains y ese tipo de bandas hardcore. Esa sería la primera parte, puede que no los hayas escuchado, pero estaban allí. La segunda parte sería la escena doom de Maryland, donde tenemos bandas como Pentagram, Incest, Wino… Todas esas bandas fueron muy grandes en Alemania y Maryland, pero no tanto en otras muchas partes. Y por último tenemos la escena Go-Go de DC, que influye en la forma de tocar de Jean Paul. Eso era lo que escuchábamos en la época. No escuchábamos Stone Temple Pilots, ni nada de eso… nos gustaban algunas bandas, Soundgarden por ejemplo, pero no queríamos ser como ellos.

– Relacionado con las letras y conceptos de algunas canciones, siempre he pensado que hay un montón de referencias a temas de ciencia ficción y fantasía. El artwork de “Blast Tyrant”, por ejemplo, muestra el “Atlas del Mundo Invisible” que me encanta. ¿De dónde viene la inspiración para esto? ¿Alguna obra o autor que te haya influido al respecto?

-Creo que si hubiese un autor que inspire las letras sería Phillip K. Dick. Ningún libro en concreto, pero su filosofía en general y su preocupación por saber qué es real y qué no lo es, su visión de la locura, el pasado y el futuro chocando psicológicamente en sus personajes. Me puedo identificar con ellos, creo que es muy intrigante y es un tema muy bueno sobre el que escribir. El primer ejemplo que me viene a la cabeza sería en “Burning Beard”, la frase “Pink rays from the ancient satellite” está sacada directamente de un libro de Philip K. Dick. Siempre cojo ideas de aquí y de allí y las reflejo en mis letras.

– Muy bien, preguntas sobre vuestros discos anteriores: tenéis varios discos que consideramos importantes ya sea porque supusieron un cambio en vuestro sonido o en la orientación de la banda. Hemos seleccionado cinco discos, ¿podrías definirlos con una palabra o una frase corta?

– Por supuesto, será un placer.

-Ok, el primero de ellos sería vuestro disco homónimo: Clutch.

-Puede que no sea perfecto, pero fue el album que puso a Clutch en el camino en el que estamos ahora. “Transnational Speedway” es anterior, pero ese disco no es lo que Clutch es hoy en día. En lo que a mí respecta, el disco homónimo fue el principio de Clutch.

Sí, estoy de acuerdo con eso. Pure Rock Fury.

-Para mi ese fue el disco más difícil de hacer. En aquella época estaba emocionalmente y económicamente destrozado y creo que eso es lo que consigues: la frase Pure Rock Fury, por que empecé a estar harto de ello.

– Blast Tyrant.

– Ese disco fue justo lo contrario que Pure Rock Fury. Después de los días oscuros ese disco fue una especie de re-invención, de volver a aprender cómo hacer música. Ese fue el primer disco que hicimos con Machine como productor, con quien luego hicimos Earth Rocker y Psychic Warfare.

-Robot Hive/Exodus.

-(Pausa) Ese… wow (se ríe). Robot Hive/Exodus fue una colección de un montón de ideas que venían de diferentes sitios y tiene un sonido muy particular.

-Y Earth Rocker.

-Earth Rocker fue una sorpresa para nosotros, creo. Sabía que habíamos hecho un gran disco, pero no teníamos ni idea de que iba a ser tan bien recibido como lo fue.

– Bueno, solo nos quedan unos minutos, así que voy a hacer una ronda de preguntas rápidas. ¿Cuál es el último disco que has escuchado?

– Espera que mire mi iTunes. Creo que era Westside Soul de Magic Sam.

– ¿El último concierto al que has ido?

-Dónde fue… (pausa, se queda pensando), bueno el fin de semana pasado tocamos con Primus y después de nuestro show vi el set de Willy Wonka desde el balcón de la sala y es genial.

– Tu mejor concierto con Clutch, del que tienes un mejor recuerdo.

– Podría decirte un par de ellos, pero creo que quieres que te diga solo uno, así que diré que fue este verano cuando Clutch, Mastodon y Graveyard tocamos en Red Rocks, Colorado. Había unas 7,000 personas y fue muy emocionante porque tocamos con una banda con la que solíamos tocar para 200 que conseguíamos reunir entre las dos. Así que teníamos a 7,000 personas en ese anfiteatro legendario y fue una noche alucinante.

-¿Tu banda favorita?

-(se lo piensa…) Creo que voy a decir Pink Floyd.

– ¿Y tu película favorita?

-Creo que mi película favorita, que tiene mucho que ver con Pink Floyd, es “2001. A Space Odyssey”.

– Bueno, un par de preguntas más y acabamos. El año que viene sera el 25 aniversario de la banda, ¿estáis planeando algo especial? ¿Algún tipo de gira especial o algo así?

– Bueno, la verdad es que no hemos pensado demasiado en ello y no sé qué haremos, pero creo que la mejor forma de celebrarlo es haciendo lo que hemos estado haciendo estos últimos 25 años: tocar nuestra música en el escenario de la mejor forma posible.

– Sí, esa es una gran idea. Y por supuesto, tengo que preguntarte esto, ¿tenéis pensado venir a España próximamente? ¿Nos puedes dar algún anuncio en exclusiva sobre alguna próxima visita a España?

– Eso espero. Tenemos un una gira por Europa en Noviembre, pero es muy corta y no vamos a muchos sitios, así que imagino que en primavera volveremos a España. No hemos tocado en España tanto como nos gustaría y la última vez en la gira de Earth Rocker, hicimos algunos de nuestros mejores conciertos. Así que en lo que a mí respecta, volveremos.

-Os vi en Barcelona en aquel tour y fue uno de los conciertos de mi vida.

-Muchísimas gracias.

-Gracias a ti. Gracias por tu tiempo y, sobre todo, gracias por tu música. Buena suerte con Psychic Warfare, creo que la tendréis. Lo he escuchado un par de veces pero no lo quiero volver a hacer hasta que no lo tengaen mis manos.

-Yo también! Gracias. Bye!.


Entrevista conducida por Borja Bienvenido
DIABLOROCK.COM

Salir de la versión móvil