Escrito por Candy

Sello: Napalm Records
Fecha de lanzamiento 26 Febrero 2016


A estas alturas de la película,  pocos insensatos siguen aguardando, cual fanática profecía, a esa nueva gran banda de Rock que venga a resucitar la escena. Los que aún nos alimentamos de este sonido, no lo hacemos por moda o capricho,  el Hard Rock crudo y sucio forma parte de nuestra dieta, vitamina nuestro día a día.  Eso es lo que «The New Roses» pretenden,  darnos nuestra maldita ración de «Rock n’ Roll» otro día más. Y nosotros, no podemos más que agradecérselo, pues nada más hincarle el diente a esta sabrosa colección de temas, la mirada se nos pierde, salibamos de forma abundante,  y al tragar, eructamos un grosero:  ¡oh si, adoro esta mierda!.

Y es que estos cuatro alemanes vienen pisando fuerte, ya hicieron bastante ruido al ser incluidos en la banda sonora de la popular serie de moteros «Sons of Anarchy», cosa que los colocó en el mapa, y les hizo ganar un buen puñado de seguidores. Le Siguió de una gira de un centenar de directos, que los ha llevado a telonear a bandas del calibre de  ZZ top, Molly Hatchet o Joe Bonamassa. Tres años después de su excelente debut, «Without A Trace»,  regresan con un nuevo y enérgico larga duración «Dead Man’s Voice»,  repleto de poderosos riffs, ritmo trepidante, y estribillos pegadizos, aliñado todo con la áspera voz de Timmy Rough, un verdadero huracán. El sabor de los once cortes que aquí nos encontraremos, no podía sernos más familiar, auténtica parrilla Americana, con un fino toque Aerosmith, regusto Acedecero y una crujiente textura Skid Row. Todo a su vez, bañado con una picante salsa metallikera, ¿que podría fallar?, pues no falla nada amigos.
THE NEW ROSES 2015 official press 3_2000px-300dpi - copyright Severin Schweiger

Ya desde el primer corte y antes de poder decir «hola que tal», estos malintencionados Cowboys ya han desenfundado sus armas, y disparado con rabia tres auténticos temarrales a bocajarro. «Heads or Tails», «Thirsty» y «Parnet in crime» aún rechinan en nuestra cabeza cuando creemos, ilusos de nosotros, que vendría un instante de tregua. El siseante zigzageo de una mecha precede a una estruendosa «Dead man’s Voice», que acaba convirtiéndose en un festival sónico llamado » I believe», el arma secreta de este álbum. «Ride with me» es la forma más delicada en que se nos permite lamernos las heridas, una electrizante balada. Pero este duelo a muerte prosigue, la voz que nos ruge desde la distancia en «Hurt me Once», nos llega en forma de eco a través de un paisaje desértico, creemos escuchar atónitos a un endemoniado Rob Stewart. Así que decidimos poner los pies en polvorosa, mientras oímos silbar las balas en forma de riffs de «Not from this World», pasando por encima nuestras cabezas. El trío final no hace más que hacernos agachar la cabeza y meter el rabo entre las piernas.

Derrotamos ante semejante reto culinario, esta peligrosa barbacoa a la alemana bajo el ardiente sol de Arizona, nos patea el culo y nos invita, si tenemos agallas, a volver el día siguiente. Nos espera una iracunda digestión a base de Whiskey.

TNR_644_CMYK[1]01.  Heads or Tails
02.  Thirsty
03.  Partner in Crime
04.  Dead Man’s Voice
05.  I Believe
06.  Ride with Me
07.  Hurt Me Once (Love Me Twice)
08.  Not from This World
09.  What If It Was You
10.  Try (And You Know Why)
11.  From Guns & Shovels