Escrito por: Ricardo Opazo.

En unos días  se cumplen 30 años de «Master of Puppets«, mi álbum favorito de todos los tiempos. Ahora que lo estoy escuchando recuerdo perfectamente el impacto que me causó este disco la primera vez que lo puse (en cassette) siendo un teenager. Ya seguía a Metallica desde «Ride the Lightning» pero «Master«, con una onda mucho más oscura, pesada y también progresiva, era un sonido nunca visto hasta entonces. «Orion» o «Lepper Messiah» me volaron la cabeza!

A día de hoy lo sigo escuchando y me sigue pareciendo aplastante. Los que tengais más o menos mi edad recordareis que a nuestros ojos, los tíos de Metallica poco tenían que ver con la imagen que proyectan hoy y por la que les conocen los fans nacidos después de 1976 o 77. Eran los tíos más cool del mundo! No tenían nada que ver con Paul Stanley, Dave Lee Roth o Rob Halford. No vestían como los heavies al uso de la época, sino que se inspiraban más en los Ramones o en Motörhead, pero al contrario que los grupos jóvenes de hoy día, proyectaban sencillez y honestidad.

Eran algo NUEVO y ROMPEDOR de verdad. James Hetfield y Cliff Burton eran los tíos más cool del planeta! Es difícil de explicar lo que eran Metallica en el 86 si no lo has vivido. Por eso, a pesar de los millones de $$$ que les cayeron después (lo cierto es que mantuvieron el tipo hasta el 93-94), las malditas clases de canto y la industria que todo lo corrompe, siempre respetaré a estos tipos por esos tres primeros discos. RESPECT!


D93