Por: Kashmir.
Producción: Jim Wirt.
Sello: Diamond Day Records.

En los 50s la básica instrumentación del Delta Blues , con su guitarra acústica y harmónica, se aumentó y amplificó con la guitarra eléctrica, bajo, batería y harmónica. Esto supuso una revolución, el conocido Chicago Blues, con iconos a la cabeza como Muddy Waters, Howlin’ Wolf, Willie Dixon, Bo Diddley, Buddy Guy, Albert Collins o Elmore James. 60 años después aún surgen bandas que recogen el testigo, como es el caso de The Steepwater Band, formados en la propia Chicago, aquella cuna seminal que cambió el devenir de la música.

Jeff Massey y sus huestes han ido derivando de ese poderoso blues eléctrico en formato power trio a un rock más clásico, sin perder ojo a sus raíces blueseras, manteniendo el otro hacia el sur, e incluyendo certeramente a Eric Saylors como segundo guitarra. Y así nos encontramos con su sexto disco titulado “Shake Your Faith”, y quizás el más redondo y completo de una discografía que están construyendo con paso sereno pero firme. A estas alturas ya no van a dar el salto del circuito de salas medianas y pequeñas, pero tienen el culo pelado de pateárselas, haciéndolos cada vez mejor banda. Y ahí entra el veterano Jim Wirt (Fiona Apple, Incubus, Buffalo Killers,..), para dar con la tecla en la producción, cohesionando esos matices que han hecho crecer a la banda, potenciando coros, teclas y otros instrumentos y arreglos.

steepwater-band-foto

El disco lo abre el tema homónimo de manera tan elegante y exquisita, que es muy complicado no sentir un flechazo con esa melodía simple pero abrumadora, donde las guitarras suenan a gloria y tienen momentos para expandirse; pequeños arreglos de teclado, coros y una elaborada sección rítmica de Winters-Bowers redondean uno de los mejores temas de este año, un clásico instantáneo. Tras semejante comienzo nos stonizan con “Mama Got To Ramble”, un fabuloso boogie rock que acaba con la sombra de Dickey Betts. La cada vez mayor versatilidad de la banda la demuestran en varios de los mejores cortes, como la luminosa y beatliana “Be As It May”; “Bring On The Love”, un tema tan excelso que podría estar sin problemas en el “Three Snakes..” de los Crowes; o “Last Second Chance”, un emocionante ejercicio de rock americano a lo Petty. En “Break” Massey castiga la slide y es, como dicen ellos, una samba psicodélica. Una chulesca y desafiante “Jealous Of Your Way” da paso a “I Will Never Know”, donde el espíritu de The Band o los Faces planean como Ícaro, muy alto, hacia la luz, hacia “Walk In The Light”, que nos quema con un infeccioso estribillo y un riff y base rítmica muy stoniana de nuevo. En “Gone Goodbye”parece como si la banda se estuvieran dando un paseo en la Mula de Warren Haynes, espoleándola a base de wha-whas. Y con un exhuberante blues y duelo guitarrero entre Massey y Sailor en “Ain’t Got Love” cierran su disco más consistente hasta la fecha. La edición deluxe contiene otros dos temas que no bajan el nivel en absoluto y nos muestran sus dos caras, la más melódica y con más aristas en “Rhapsody In Red”, y la bluesie y primitiva con “Silver Lining”.

Los de Chicago han ido seguramente perdiendo por el camino crudeza y espontaneidad en pos de unas canciones mejor elaboradas y con más maestría. Y dentro de unos días comprobaremos cómo las llevan al directo, ya que comenzarán un tour europeo haciendo la friolera de veintidós noches en nuestras tierras (pincha aquí). No os los perdáis si pasan cerca de vuestra casa, consejo de amigo.



The-Steepwater-Band-anuncia-nuevo-disco-Shake-your-Faith-y-gira-española
Shake Your Faith
Mama Got To Ramble
Be As it May
Break
Bring On The Love
Jealous Of Your Way
I Will Never Know
Walk In The Light
Gone Goodbye
Last Second Chance
Ain’t Got Love