coverage_2016-02-21_abbathbehemoth


Behemoth eran ya un referente en el mundo del metal extremo mucho antes de editar este trabajo. Formados en 1991, han sido junto a Vader, DecapitatedHate líderes de la escena Death/Black polaca desde hace décadas. Su anterior Evangelion se remontaba a 2009, disco de gran éxito y con el que parecía tocaban el techo de popularidad que un género como el suyo les podría permitir. Sin embargo a principios de esta década el foco de atención se puso de manera singular sobre el gran líder y creador en la banda, Adam “Nergal” Darski.

El vocalista y guitarra supera una grave leucemia gracias a un trasplante de médula, tras lo cual, y en lugar de dar gracias a dios, resurge con un insultante y diabólico plan. Nergal atrae más atención que nunca escribiendo libros, dejando frases lapidarias en cada entrevista y salpicando de blasfemia y polémica cada actuación de la banda, siendos censurados y prohibidos en numerosas ocasiones. Todo esta espiral desencadena en la publicación de The Satanist, de la mano de Nuclear Blast y acompañado de una gran expectación, generada gracias al inmenso tirón mediático de Nergal y su séquito. La banda no desaprovecha la oportunidad de envolver con un halo de blasfema maldad y cuidada estética todo lo relativo al lanzamiento, temática, artwork, videoclips, indumentaria, etc.

Musicalmente siempre diré que Behemoth hicieron en este disco lo de siempre, pero estaban en la picota y supieron manejar esa popularidad a la perfección, algo que terminaron de apuntillar con un directo ritual y demoledor. Algo que sí tiene este The Satanist es un especial magnetismo, que a veces te hace pensar si será resultado de un pacto con el diablo. Behemoth haciendo lo de siempre cosechaban un éxito inaudito en un género tan inaccesible como el Blackened Death Metal. En The Satanist hay sitio para el Black melódico y sinfónico, hay sitio para las melodías, hay riffs contundentes que te taladran, y sobre todo es un disco con espíritu, un inquietante halo místico que en otras bandas puede resultar pretencioso y en Behemoth resulta inquietantemente seductor.

Cuando una banda extrema coquetea con el público mainstream se la suele pegar, pero las críticas fueron unánimes. The Satanist era el disco definitivo de Behemoth, que recoge algunas de las piezas más memorables de la dilatada carrera de la siempre atractiva banda polaca.

Hail Nergal, Hail Behemoth.


2016-10-03-13-20-11


Relacionado:

BEHEMOTH Y MGLA ESTARÁN EN OCTUBRE EN NUESTRO PAIS

EN VIVO: Behemoth – Bloodstock 2016