Perplejo me quedé cuando ví, hará un par de años, a unos formidables Foscor como banda acompañante de Vallenfyre en su paso por Málaga. Descubrir tarde una banda tiene algo positivo: carecer de prejuicios de ningún tipo. Si Foscor (en catalán oscuridad) llevan en la brecha desde 1997, el que escribe no se había enterado, y sea de quien fuera la culpa, puse remedio. Al verlos por vez primera aquel día encontré una banda con un engrase envidiable, sacudiendo la infinidad de variopintas armas que se pueden encontrar en su último trabajo.

Ello me llevó a querer descubrirlos discograficamente, por lo que me hice con este «Those Horrors Wither» (2014 Alone Records), álbum que marcó un punto crucial en la carrera de la banda, evolucionando de un modo acusado y sin temor a los reproches del público más tradicional del género. Como comentaba, el hecho de no esperar absolutamente nada de una banda te libera de prejuicios y expectativas, y el no esperar que se respetaran los límites de etiqueta alguna me permitió descubrir la enorme ambición y altura de miras con los que Foscor trajeron al mundo este disco. La banda catalana dio rienda suelta a múltiples recursos, siempre bajo una única premisa: la oscuridad. «Those Horrors Wither» es un lúgubre compendio de Metal en el que, con el Black Metal como punto de partida, Foscor consigue atraparnos gracias a una rica lírica junto a intrincadas creaciones instrumentales.

Despojados de cánones y patrones, la apuesta musical de este disco pasa por la alternancia de pasajes y la diversidad de cromatismos, en un ejercicio de equilibrada versatilidad en la que la agresividad y la melodía se dan la mano con absoluta naturalidad. Those Horrrors Wither, Graceful Pandora o Whirl of Dread podrían señalarse como como temas destacados, aunque en realidad hablamos de una obra que funciona excepcionalmente como unidad.

En definitiva, un gran disco del que difícilmente te puedes cansar; complejo, profundo e impregnado de buena parte de los sonidos metálicos de vanguardia, que Foscor aciertan en hacer suyos sin verse despojados de identidad. Un trabajo donde las guitarras son protagonistas, cautivandonos tanto cuando se retuercen contundentes como cuando se relajan. Foscor optaron por arriesgar y acertaron de lleno. «Those Horrors Wither» resultó un hito con el que la banda se ganó carta blanca en cuanto a propuesta para sus próximos trabajos, que esperemos no se demoren demasiado.


 

2016-10-25-12-58-57