Saturación festivalera dicen unos, burbuja de festivales también hemos leído en muchas ocasiones. La verdad es que los grandes eventos de Rock duro, Metal y Alternativo están de moda, y todas las promotoras quieren atraer al gran público a su festival.

Para el año 2017 existe una competencia inédita en nuestro país, de modo que Download Festival, Rock Fest, Leyendas del Rock, Mad Cool, BBK, e incluso festivales de Portugal y media Europa sacan a pasear las bandas de su cartel e incluso los grandes cabezas del mismo.

Sin embargo, Resurrection Fest, uno de los festivales más importantes de los últimos años en España, mantiene de momento un discreto silencio. El festival anunció sus fechas hace meses, informó de algunas novedades e incluso puso a la venta entradas a precio promocional, pero nada se sabe de bandas hasta ahora (bueno algo se ha filtrado, pero de momento nada oficial). Para 2017, Resurrection no sólo cuenta con un gran festival en la capital que le suponga competencia, sino que tiene dos competidores, y uno de ellos, Mad Cool, en el mismo fin de semana y con bandas que entran en conflicto con los intereses de su público.

Pese a que el festival gallego pudiera parecer hasta ahora el gran damnificado de todo este alboroto, cuenta desde hace tiempo con decenas de bandas firmadas, y está a pocos días de dar un gran puñetazo sobre la mesa que lo diferenciará de la competencia. El golpe de efecto de Resurrection Fest no vendrá únicamente con un gran cabeza de cartel, el cual parece que por fin tiene atado y es principal causa del retraso, sino con un ramillete de artistas que le permitirán presumir de tener el festival mas especializado y diverso en cuanto a estilos de todo el conjunto de festivales, con un total de 100 bandas con lo mejor del Metal Extremo, Hardcore, Stoner, y Rock alternativo de vanguardia.

Únicamente toca esperar a que llegue el 1 de diciembre, a no ser que el community manager de alguna banda se les adelante.

15122871_1505672159449448_4472669326363054483_o