El guitarrista del Bronx tiene en su en su hoja de servicios el haber sido fundador en dos grupos icónicos de la historia del rock. Por un lado The Dictators, banda de culto que es toda una referencia dentro del sector del punk ‘n’ roll macarra. Y por el otro ser miembro fundador de Manowar. Grupo clave dentro de la escena heavy metal y cuyos primeros álbumes son adorados por los seguidores más integristas del género. Metal puro y duro, sin concesiones, y que, en opinión de muchos, empezó su declive cuando Ross fue expulsado de sus filas. 

Con ellos grabó seis discos, de Battle Hymns (1982) hasta Kings of Metal (1988), y ahora se embarca en una extensa gira tocando un repertorio clásico extraído de esa media docena de trabajos. Junto a sus seis cuerdas figuran Mike LePond en el bajo (Symphony X), Kenny “Rhino” Earl en la batería (Manowar) y la garganta de Marc Lopes (Let Us Prey). Según palabras del propio Ross: “He reunido a tres músicos increíbles, y juntos vamos a ofrecer una experiencia que solo se puede describir como verdadero metal clásico. ¡Vamos a devastar a todas las audiencias, todas las noches, sin piedad! “.

Fechas

16 de marzo, Barcelona (Razzmatazz 3)

17 de marzo, Zaragoza (La Casa Del Loco)

18 de marzo, Erandio, Vizcaya (Sonora)

19 de marzo, Madrid (Lemon)

20 de marzo, Cangas Do Morrazo, Pontevedra (Salason)