Financial Times informa que Spotify, YouTube y otras plataformas digitales de música están inmersas en duras renegociaciones con las grandes discográficas, y en el caso de Spotify, el asunto es complicado. Pese a ser el medio streaming nº1 mundial, la firma pierde millones de dólares cada trimestre, y está planificando una OPV para este año (oferta pública de venta a través del mercado bursátil). La última oferta de Spotify para los sellos discográficos marca una reducción de casi el 14% de los pagos, de acuerdo con el Financial Times. Spotify hizo su última oferta para reducir sus tasas, algo que ha incomodado al menos a uno de los grandes sellos discográficos internacionales con los que trabaja desde hace años. A cambio de la tarifa más baja, los sellos discográficos están considerando múltiples concesiones por parte de Spotify, incluyendo acciones bursátiles, grandes pagos por adelantado y mayores restricciones para los no suscriptores en su opción libre de publicidad.

Spotify es una empresa sueca, que tiene su sede en Estocolmo, y ha firmado acuerdos con las discográficas Universal Music, Sony BMG, EMI Music, Hollywood Records, Interscope Records y Warner Music entre otras. El programa se lanzó el 7 de octubre de 2008 al mercado europeo, mientras que su implantación en otros países se realizó a lo largo de 2009. En junio de 2015 se reveló el extraordinario crecimiento de Spotify, que aumentó en 75 millones de usuarios activos, 20 de los cuales (el doble de usuarios respecto a enero de ese mismo año) son usuarios de pago.