Cuando una canción pasa el control de calidad de dos enanos de 5 y 7 años quiere decir que es un temazo. Mantar en su segundo álbum incluyó este magnético himno para sacudir la cabeza y gritar puño en alto, en un perfecto ejemplo de cómo con muy poco se puede decir mucho, máxima premisa en el dúo alemán.


En Spotify:


Relacionado:

ENTREVISTA A MANTAR