Aunque finalmente acabó siendo un concierto mágico e histórico, muchos usuarios reclamaron la devolución de su entrada por el cambio de vocalista. El Ayuntamiento de Sevilla sanciona con 15.000 euros a la promotora, Live Nation, con sede en Barcelona. La Agencia Catalana del Consumo decidió no multar.

Según informa FACUA-Consumidores en Acción, organización que inició la denuncia, la promotora del concierto celebrado por AC/DC en Sevilla el pasado mayo ha sido multada por negarse a devolver el dinero de las entradas a numerosos usuarios que lo reclamaron tras la sustitución de su vocalista, Brian Johnson, por Axl Rose, de Guns N’ Roses. Facua informa:

La Dirección General de Economía y Comercio del Ayuntamiento de Sevilla ha impuesto una sanción de 15.000 euros a Live Nation por una infracción grave del Reglamento de Admisión en Espectáculos y Actividades Recreativas de Andalucía. En su artículo 23.1, establece que “los espectadores y asistentes tienen derecho a la devolución de las cantidades satisfechas por la entrada o localidad y, en su caso, a la parte proporcional del abono, cuando el espectáculo público o la actividad recreativa sea suspendido, aplazado o modificado en sus aspectos sustanciales”.

FACUA critica la reducida cuantía de las sanciones establecida en la legislación andaluza de espectáculos públicos y reclama que sea actualizada. En cualquier caso, la asociación advierte de que la multa a la promotora del concierto de AC/DC podría haber sido del doble, ya la normativa establece que las infracciones graves pueden sancionarse con hasta 30.000 euros. Las denuncias de FACUA fueron presentadas ante las autoridades competentes de Andalucía -que derivaron al Ayuntamiento de Sevilla- y Cataluña, ya que Live Nation tiene su sede social en Barcelona. La asociación considera lamentable que la Agencia Catalana del Consumo decidiese no multar a la promotora: la administración catalana dio por válida la respuesta de la empresa, que inventó que había dado 17 días para reclamar la devolución del dinero.

Después de que FACUA advirtiese públicamente de que la sustitución del cantante de AC/DC suponía un cambio sustancial en las condiciones del concierto y una causa justificada por la que reclamar la devolución de sus entradas, Live Nation se puso en contacto con la asociación y aseguró que “devolvería el dinero a quienes lo solicitasen”, sin poner una fecha tope para reclamar.

FACUA dio a conocer el compromiso de la empresa el 26 de abril. Pero, desbordada por las solicitudes, la promotora comunicó a la asociación por correo electrónico el 1 de mayo (domingo y festivo, por lo que el lunes tampoco fue laborable en gran parte del país) que el día 3 cerraba el plazo para tramitar devoluciones.

Una decisión inesperada de la que en un principio no avisó y que provocó que multitud de usuarios, sorprendidos y sin margen de maniobra, se encontrasen desde ese mismo momento con la negativa de Live Nation a atenderles: “Lamentamos comunicarle que hemos dejado de atender las solicitudes de reembolso“, respondió la empresa a algunos fans. Otros, según advirtieron a FACUA, ni siquiera obtuvieron respuesta a sus escritos, pese a haber sido remitidos muchos de ellos incluso antes del 3 de mayo.

FACUA advierte a los usuarios afectados que todavía pueden reclamar la devolución de su dinero. Sólo tienen que presentar una demanda de reclamación de cantidades en los tribunales, para lo cual no es obligatoria la asistencia de abogado ni de procurador. El Código Civil establece un plazo de 5 años para presentar reclamaciones por incumplimientos contractuales.

No entendemos de leyes, y no entendemos los motivos por los que nadie quisiera perderse un concierto como aquel que vivimos en mayo de 2016, pero así se están dando las cosas. Como comentamos en nuestra crónica del concierto:

Finalmente llegó For Those About to Rock (We Salute You), y los cañones apuntaron a los que devolvieron su entrada, pero que no se asusten otra vez, son de fogueo”.

Puedes leer nuestra crónica completa aquí:

CRÓNICA: AC/DC- Sevilla (10/05/2016)