Los integrantes de Guns N’ Roses y Nirvana se enfrascaron en una polémica a principios de los 90 cuando Kurt Cobain y Axl Rose no lograran ponerse de acuerdo para que Nirvana abriera la gira de GNR en 1992 junto a Metallica. En los últimos años, la relación de Dave Grohl y los gunners han sido más que cordial, incluso compartiendo el famoso trono de escenario para “frontmans esfaratados”.

En noviembre de 2017, Grohl tocó con Guns N ‘Roses en Tulsa, y anoche (14 de junio de 2018) las megaestrellas tuvieron otra reunión en el escenario del concierto de Foo Fighters en Florencia, Italia. Ambas bandas estaban en la ciudad para el festival Firenze Rocks. Los tres míticos totems de GNR: Axl Rose, el guitarrista Slash, y el bajista Duff McKagan, se unieron a Grohl y su banda para una actuación sorpresa, tocando “It’s So Easy“. ¡Dentro vídeos!