Sello: Century Media.
Producción: Jason Suecof.

Crítica por Jeiter Bilis.


Deicide aparecen cuando realmente merece la pena, y en 2018 se les ha antojado liberar 38 minutos del death metal asesino que les caracteriza. No existían muchas dudas acerca de la agresividad que los nuevos 12 temas llevarían consigo, pero sí cierta curiosidad por ver qué tenía que ofrecer esta nueva encarnación de la criatura junto a Mark English (Monstrosity) en la guitarra, y Jason Suecof a los controles.

Una vez asestado el primer hachazo, “One with Satan”, se puede entender que cualquier cambio es una mera anécdota cuando la arquitectura del sonido se vertebra en la filosofía de Glen Benton y su inseparable Steve Asheim, por lo que sólo queda intentar que el resto de golpes también nos hagan daño, y los encajemos donde más cosquilla nos hace. Deicide hacen los que más les gusta, himnos a Satanás a quemarropa, sin complejos ni inútiles sofisticaciones. De ese modo, dentro de la amalgama sanguinolenta que siempre supondrá un artefacto así para cualquier advenedizo, encontramos piezas audaces como “Compliments Of Christ”, oscura y potente, que con un falso descanso melódico, aportado por punzantes arreglos de guitarra, podemos considerar tema estrella del álbum. Como siempre, son remarcables las piezas apertura y cierre del álbum, o los asfixiantes cortes centrales, “Anointed In Blood” y “Excommunicated”, heterogéneas y con Benton especialmente feroz en las voces.

Con cierta necesidad de concentración para que ciertos tragos no hagan bola (con mucha vieja escuela, dicho sea de paso), en realidad no queda otra que ver cómo Glen hace otra muesca en su arma tras la publicación de este nuevo (y a la vez viejo) trabajo, el cual es merecedor de los sobados adjetivos que siempre se yuxtaponen a los piropos que Deicide reciben de sus devotos. Y atento si eres nostálgico, se puede decir sin temor que Overtures of Blasphemy reúne la mejor colección de canciones que la banda ha escrito en este siglo, en el cual te recuerdo vas a morir.