Es curioso lo diferente que se ven las cosas con el paso de los años. La música de los noventa no deja de sonar en nuestros reproductores, pero a veces cuesta recordar lo dramáticos que eran algunos choques artísticos, y el modo en que el grunge parecía colisionar de manera abiertamente hostil con la música inmediatamente anterior. En estos tiempos Guns N’ Roses salen de gira con Alice in Chains como artistas invitados, y la banda de Axl hace versiones de Soundgarden (Black Hole Sun) de manera natural. Sin embargo, rebobinando a los 90 encontramos momentos de auténtica enemistad.

Tenemos un nuevo ejemplo hoy, ya que Alternative Nation se hacen eco de un fragmento del nuevo libro de Adrian HarteSmall Victories: La verdadera historia de Faith No More“, donde se presenta de nuevo el enfrentamiento “hard rock Vs grunge” en la escena rock de los 90. En el libro, el bajista de Faith No More, Billy Gould, recuerda una charla con Axl Rose en cierto momento en el que el vocalista lamentó las actitudes de las bandas de entonces hacia él. Axl se quejaba así:

Me gustan Nirvana, Jane’s Addiction y un par de bandas más, pero todos vosotros me odiáis. ¿Por qué me odiáis? La cosa es casi al nivel de llegar a casa y ver que vosotros os hubierais follado a mi mujer”.

Axl Rose estaba “molesto pero no enfadado” en ese momento, según Gould, aunque sí que se terminó de cabrear con la banda de Gould tras su concierto en Sevilla de 1992, última vez que ambas bandas compartieron escenario debido al comportamiento perturbado de Patton en el escenario que luego ocuparían Guns N’ Roses, provocando al público y soltando al micrófono todo tipo de ignominias. Axl Rose expulsó a la banda para el resto de la gira.

En realidad Faith No More no pertenecían al movimiento grunge, pero sí a la ola de nuevas bandas alternativas en alza en los 90. El verdadero choque de trenes fue el que se produjo entre Nirvana y Guns N’ Roses. El empresario musical Danny Goldberg retrató el odio entre Axl y Kurt en su libro “Bumping Into Geniuses“, diciendo que Rose era el tipo de personaje de rock “macho” que Kurt detestaba. Ese odio se extendió a sus personas cercanas, como Courtney Love y Stephanie Seymour, generando una guerra de declaraciones cruzadas. El escritor dijo haber presenciado estos encontronazos de primera mano, especialmente cuando Nirvana rechazó la oportunidad de unirse a la lucrativa gira conjunta de Metallica y Guns N Roses llamándolos ‘rock corporativo’, todo debido al odio de Kurt hacia Rose. Después de eso llegó el episodio más famoso de esta enemistad: los MTV Video Music Awards de 1992. Merece la pena recordarlo.

Rose se tomó la negativa de Kurt de la peor manera, respondió llamando a Cobain y a su esposa Courtney Love “adictos a la adicción” en un concierto en Orlando, Florida, declarando: “Si la bebé [la hija recién nacida de Love y Cobain, Frances Bean] termina deformada creo que ambos deberían ir a prisión ”. Con GN’R y Nirvana programados para aparecer en los MTV Video Music Awards solo cinco días después, la escena estaba lista para un enfrentamiento, y es que desde los ensayos las cosas empezaron a ponerse difíciles. Kurt Cobain lo contó así:

Axl apareció con cinco de sus enormes guardaespaldas y una persona con una cámara de cine. Cuando Courtney vio a Axl, ella dijo: “Axl, Axl, ¿quieres ser el padrino de nuestro hijo?” Ella se estaba burlando de él. Todos se rieron. Teníamos algunos amigos a nuestro alrededor, y él simplemente se detuvo y comenzó a gritar… Estas fueron sus palabras: “Calla a tu perra, o te llevaré a la acera”. Así que me dirigí a Courtney y dije: “¡Cállate, perra!” Así que supongo que sí. Lo que él quería es que yo fuese “todo un hombre”. Axl no parecía saber cómo responder, así que se alejó. Más tarde, escuchamos que Duff McKagan quería golpear a Krist.

Krist Novoselic y Duff McKagan llegaron a las manos más tarde, todos se provocaron varias veces, y después de que Nirvana tocara Lithium, Kurt bajó del escenario, donde los pianos de Axl y Elton John estaban montados en un elevador hidráulico en espera de su dúo, y Kurt Cobain lo tuvo claro:

Escupí en el teclado de Axl … era eso o empezar una pelea. Estábamos ahí en esa plataforma que nos elevó hidráulicamente, vi su piano allí y tuve que aprovechar esta oportunidad y escupir a su teclado.

Un desastre, porque en el momento de la actuación y los pianos se juntaron Kurt se percató del error, había escupido en el el piano de Elton John. Al día siguiente en una conferencia de prensa convocada apresuradamente los miembros de Nirvana revelaron su versión de los hechos, mientras que Guns N ‘Roses mantuvo un discreto silencio.

Algunos años más tarde todo se arregló, Slash comentó que no había tomado parte en la pelea y declaró: “No tengo tiempo para esta mierda”. Krist Novoselic y Duff McKagan hicieron una reconciliación pública en 2008 cuando ambos escribían blogs para Seattle Weekly. A principios de este año Doug Goldstein, manager de Guns N’ Roses, habló sobre la reacción final de Rose ante la muerte de Cobain en 1994. Doug comentó:

Él sabía que Kurt era un artista torturado. Axl quedó abatido cuando pasó aquello.