Lamb of God es de esas bandas que nos encantan. En los últimos años se han prodigado poco por España, y en aunque en esta década se lo están tomando con mucha calma a la hora de sacar nuevos discos, en la pasada la banda de Richmond nos caló hasta los huesos.

En pocos días volverán a visitarnos acompañando a Slayer en su gira de despedida, razón por la que nos apetece hacer esta especie de resumen biográfico apoyado en temas de todas sus etapas.


1. Goatfish

La banda comenzó llamándose Burn the Priest remontándonos a finales de los 90. Vemos que el quinteto tenía muy claro el estilo que quería practicar, completamente alejado del sonido de moda de la época, bebiendo del hardcore más ácido y el metal más contundente. La formación que presentaban en este disco de 1999 es la misma que mantienen en nuestros días.


2. Pariah

Ya como Lamb of God un año después lanzan New American Gospel (2000), con el productor Steve Austin. En este trabajo aumenta el peso de la base rítmica y comenzamos a tener un patrón firme a la hora de construir riffs. Pariah es un perfecto ejemplo de el sonido al que se dirigirán en el futuro.


3. 11th hour

En 2003 la banda produce junto a Devin Townsend su primer gran éxito, As the Palaces Burn. Con un sonido mucho más sucio la banda da un paso más moldeando su versátil estilo. Lamb of God era una apisonadora y tenía un sonido que aunaba la contundencia de Pantera con el veneno de Slayer. Las guitarras de la banda destacan de manera notable y el batería Chris Adler empieza a tener un nombre destacado. El riff de la mitad final de 11th hour debería ser patrimonio de la humanidad.


4. Laid to Rest

Con Laid to Rest la banda consigue lo más parecido a un single que habían publicado hasta le fecha. Tema de apertura de su siguiente disco, Ashes of the Wake (2004), con el que junto al productor Machine dan forma al sonido de estudio definitivo que la banda necesitaba. Este trabajo les mete en el circuito de bandas de metal mainstream más interesantes del mundo, convirtiéndose en estandartes del llamado NWOAHM (New Wave of American Heavy Metal). En Laid to Rest tenemos la contundencia destrozacuellos y guitarras trenzadas de siempre, con una batería que termina de sobresalir rompiendo los tiempos.


5. Pathetic

Lamb of God tenían una apuesta ganadora y sabían que lo mejor era terminar de elevarla. Justo lo que hicieron en Sacrament (2006). Con Machine de nuevo a los controles presentaron una colección de temas memorables, como Walk with me in Hell o Blacken the Cursed Sun, pero es Pathetic con sus cambios de tiempo y su poderoso riff el tema que escogemos para representar a los Lamb of God de aquella época, con un Mark Morton convertido en jefazo supremo de las guitarras de la banda.


6. Redneck

Imposible dejar fuera de esta colección la Panteriana “Redneck“, también de Sacrament (2006). La banda “roba” a Dimebag Darrell un riff con el que se postula como una gran banda de metal agresivo a la vez que accesible. El previsible single esconde un aguijón final en el que la velocidad se acelera. Lamb Of God hacen un vídeo mucho más desenfadado que de costumbre para promocionar este tema.


7. Fake Messiah

En 2009 la banda inicia su larga alianza con el productor Josh Wilbur para dar forma a Wrath, un disco con el que vuelven a poner todo el panorama patas arriba en una colección de temas memorables con unos Lamb of God más poderosos que nunca. Fake Messiah es la salvajada que se permiten publicar en el disco; una asonante y enfermiza coplilla en la que rescatan su agresividad primaria junto al musculo adquirido tras todos los años en la carretera.


8. The Undertow

Con Resolution (2012) llega la primera interrupción de su carrera ascendente. Siendo un disco notable, quizá resultó algo por debajo de lo que se esperaba de ellos, y no podemos decir que el sonido de Josh Wilbur fuese el más acertado en esta ocasión. Willie Adler estuvo ausente en la composición de este trabajo debido a serios problemas de alcoholismo. Pese a todo, tenemos algunos temazos lo suficientemente buenos como para que Lamb of God salvaran los muebles holgadamente, como Desolation o la escogida en la selección, The Undertow.


9. Still Echoes

Willie Adler cambia sus hábitos de vida y regresa con la energía de un colegial, algo que sienta genial a la banda. VII: Sturm und Drang (2015) empezaba con Still Echoes, y cuando la escuchamos por vez primera ya sabíamos que teníamos a Lamb of God de regreso en su mejor nivel.


10. Embers

Cerramos capítulo con Embers, incluida también en el último trabajo de la banda de 2015,  y en la que participa Chino Moreno (Deftones). Un tema que junto a algún single posterior de la banda (The Duke) hace pensar que Randy Blythe trata de incluir algo más de melodía en su estilo vocal, hecho que horroriza a muchos fans. Lo cierto es que Embers fue un regalo inesperado, y aquí estamos para celebrarlo.



Relacionado:

Crónica: Slayer + Lamb of God + Anthrax + Obituary (Londres, 03/11/2018)

Horarios de la gira de Slayer, Lamb Of God, Anthrax y Obituary