Tras reunirse en 2009 para realizar diversas giras hasta terminar publicando en 2015 su último disco, Sol invictus, Faith No More pusieron punto y aparte a su actividad en agosto de 2016, volviendo a dejar la banda en “receso prolongado”, según palabras del vocalista Mike Patton, que puntualizó el año pasado que “si algo sucede, ocurrirá de forma orgánica y natural. Pero aunque no creo que suceda… ya veremos. Aprendí mi lección de no decir “no”.

Los que anhelamos que la banda vuelva a reactivarse podemos ser optimistas si atendemos a las últimas declaraciones de su teclista, Roddy Bottum, quien afirmó en una reciente entrevista con Chandler Sorrells que ha estado haciendo nueva música con sus compañeros Mike Bordin (batería) y Billy Gould (bajo), el núcleo compositivo de la banda.

Estamos haciendo nueva música. Iré periódicamente a San Francisco y seguiré con ello junto a Mike y Billy. Lo que hacemos es algo realmente especial y único, algo que surge siempre que nos juntamos… Éramos muy jóvenes cuando empezamos a hacer música juntos, cuando teníamos como 18 o 19 años, así que entramos en la sala y tenemos un idioma en el que entendernos bien, alto y claro, al menos nosotros tres. Quiero decir, a dónde va es cuestionable, pero tenemos una especie de lenguaje que es innegable en un sentido familiar. Y creo que todos reconocemos que no es algo a lo que ninguno de nosotros quiera dar la espalda, y es algo divertido de hacer. Así que, con la esperanza de hacer avanzar las cosas y hacer música nueva, continuamos haciéndolo, juntándonos y haciendo nuevos sonidos y simplemente dialogando sobre ideas y canciones, y de hacia dónde nos puede llevar en el futuro.

Bottum , que actualmente está mezclando un nuevo álbum de su proyecto power pop pop Imperial Teen, habló también del modo en que se gestó su último trabajo, Sol Invictus, y el enfoque que podría haber marcado en el futuro de Faith No More:

El último disco fue difícil de hacer, pero nos hizo sentir realmente bien, fue una gran prueba que nos llevó como banda a un estado, tanto interno como creativo, de siguiente nivel. Era un lugar al que necesitábamos llegar para hacer ‘Sol Invictus’. Habíamos pasado mucho tiempo tras la reunión, conociéndonos de nuevo, haciendo música de nuevo y tocando viejas canciones, y llegamos a un punto en el que nos sentíamos un poco mal tal y como estábamos trabajando, ya sabes, simplemente tocando shows a base de viejas canciones. Así que lo llevamos al siguiente nivel haciendo un álbum, y nos hizo sentir genial. Creo que después nos alejamos con perspectivas muy positivas y optimistas.

Junto al guitarrista Jon Hudson (la pieza más fácil de reencajar… y menos relevante, todo sea dicho) falta que Mike Patton quiera abrir la puerta que, esta vez, no dejó del todo cerrada:

Volver a juntarnos sería como ir a una reunión familiar… te llevas bien con tu tío, así que le dices: ‘Oh, hagamos para la próxima una barbacoa. ¿De acuerdo? Pues vale‘. Así es realmente como funciona con nosotros.

Pues… ¡Votamos a favor de esa barbacoa!

 


Relacionado:

Especial 25 aniversario: Faith No More – Angel Dust (1992)

el TEMAZO del día: “Paths of Glory” de Faith No More

CRÓNICA HELLFEST 2015 – “A NEW LEVEL”